La esposa de Torra, la (ahora ex) primera dama de Cataluña que se mantuvo al margen
  1. Famosos
Más de 3 décadas unidos

La esposa de Torra, la (ahora ex) primera dama de Cataluña que se mantuvo al margen

La confirmación de la sentencia que le condena para el desempeño de funciones de gobierno se ha hecho efectiva. Entre todos los apoyos, destaca el de su mujer, Carola Miró i Bedós

Foto: La esposa de Torra, la (ahora ex) primera dama de Cataluña que se mantuvo al margen
La esposa de Torra, la (ahora ex) primera dama de Cataluña que se mantuvo al margen

Menos de 24 horas han pasado desde que la última pesadilla de Quim Torra comenzase. Tras confirmar ayer el Tribunal Supremo la sentencia del TSJ de Cataluña, Quim Torra ha tenido que dejar su cargo como presidente de la Generalitat. En un momento especialmente complicado para todas las comunidades, al continuar las diferentes alertas sanitarias a causa del coronavirus, la confirmación de la sentencia que condena al ahora expresidente a un año y medio de inhabilitación para el ejercicio de cargos públicos electivos y para el desempeño de funciones de gobierno, así como a pagar una multa de 30.000, se ha hecho efectiva y, como no podía ser de otra manera, multitud de reacciones, tanto de apoyo como de indignación, llevan sucediéndose desde entonces. Sin embargo, hay un apoyo con el que siempre contará, el de su esposa, Carola Miró i Bedós.

[Leer más: Marcela Topor, la ex primera dama que ejerce]

El ya expresidente de la Generalitat, Quim Torra, suma esta nueva situación a las muchas dificultades a las que se ha tenido que enfrentar en los casi 9 meses que llevamos de este (parece interminable) 2020. En el mes de febrero, el entonces presidente no participaba en la reunión del Consejo Ejecutivo del Govern por motivos personales. Su mujer era operada de un tumor y el president liberaba su agenda durante dos días, tal y como avanzaba entonces el diario 'ABC'.

El matrimonio se conoció hace décadas, en 1987, año en el que se fraguó un amor que las amigas diagnosticaron que sería "para siempre". Un amigo de Quim Torra fue quien los presentó. Se conocían de pequeños, del colegio del nuevo presidente de la Generalitat, los Jesuitas de Sarriá, una de las escuelas barcelonesas de las que más figuras mediáticas han salido (allí estudiaron los Godó, De Sagarra, Fernández Díaz, Bultó...).

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, besa a su esposa, Carola Miró. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, besa a su esposa, Carola Miró. (EFE)

Caro, como la llaman los amigos, tiene una excedencia como profesora de la escuela concertada Thau, un colegio de la zona alta muy cercano al catalanismo independentista. Como su marido, la nueva primera dama de Cataluña es devota de la literatura y de la religión.

En los juzgados

Poco sabemos de esta profesora, que siempre ha preferido mantenerse en segundo plano. La hemos visto en algunos actos con su marido, en especial cuando ha tenido que ir a declarar a los juzgados. Entonces Miró decidió ser su apoyo incluso ante el público.

Pocas veces más ha aparecido la primera dama catalana, una mujer muy querida por los suyos. Este verano cumplía 55 años, aunque seguro siempre guardará un gran recuerdo de hace cinco años cuando, con motivo de su 50 aniversario, su familia y amigos le crearon una página web en la que todos escribían bonitos recuerdos. El principal, el de su marido, la define muy bien: "Nunca te he oído quejarte por nada, ni dar un no a nadie por respuesta. Al contrario, siempre una sonrisa a punto para cualquiera que lo necesitara. Huyendo de cualquier protagonismo, trabajadora inagotable, pero disfrutando de los pequeños momentos fabulosos de la vida: regar un geranio, coser un botón, hojear un libro, tomar el sol en una tumbona, darles un beso a los hijos".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acompañado por su mujer, Carola Miró. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acompañado por su mujer, Carola Miró. (EFE)

Y sigue: "Tenerte a mi lado, sentir tu sencillez y bondad hacen que la vida tenga otro sentido cada día. Carola, Guillem, Elena y tú rellenáis mi vida". "Tienes la suerte de ser querida por todos. Pero a menudo no te decimos todo lo que te queremos", concluía.

Veranos en el Maresme

El matrimonio, que suele pasar los veranos en Cabrils, en la comarca del Maresme, disfruta con la calma y la paz del campo y el mar. Muy familiares, suelen ir a misa cada domingo, una tradición que mantienen desde su juventud. Miró está muy unida a Suiza, a donde enviaron a su marido cuando trabajaba en Winterthur Seguros como senior management talent pool member. Entonces, la maestra pidió una excedencia para dedicarse a la familia, un descanso profesional que todavía conserva. Suiza se convirtió en lugar de peregrinaje de familia y amigos, que veían cómo los tres hijos de la pareja crecían lejos de casa (Carola, Guillem y Helena).

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, con su mujer e hijos, llega al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. (EFE)
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, con su mujer e hijos, llega al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. (EFE)

Lo recuerda un amigo en su blog: "Hemos visto llegar y marchar gente, celebrado triunfos y padecido desgracias, viajado, reído, sufrido, pero ante todo hemos pasado grandes momentos que al final son los que quedan y retenemos en nuestra memoria: Berchmans, el curso de filosofía política en Santander, el Lagutrop 87 (donde se fraguó tu noviazgo con Quim, el hombre de tu vida y mi gran amigo de los jesuitas de Sarriá), vuestra boda (en la que fui el padrino), el nacimiento de la Caroleta, y luego el del Guillem y al final el de la Elena (de la que tengo la alegría de ser su padrino junto a mi querida Elena Montobbio), las múltiples escapadas a Cabrils y a Santa Coloma (las vendimias), los Calella-S’Agaró-Palamós, vuestras familias, la mía (...), nuestra visita a Suiza, las vuestras a Washington y a Madrid".

Patchwork y punto de cruz

La que hasta hora era la primera dama de Cataluña es muy aficionada al patchwork y suele coser también en punto de cruz. Los trabajos que realiza ya tienen nombre entre los suyos: 'caroladas', y suele regalarlos a los amigos, que los guardan con un cariño muy especial. Porque es muy querida entre los suyos, algo que hasta sus suegros destacan con empeño. "Cómo me place su serena mirada, tu clara sonrisa. Caro, ¡no cambies nunca!", le escribió su suegro para el 50 cumpleaños.

Los hijos del matrimonio, todos mayores de edad, han crecido con el ideario catalanista e independentista de sus padres, en especial de Torra. Suelen aparecer juntos en las redes sociales y siempre se muestran muy unidos. Como suponemos que están estos días, cuando toca apoyar al padre de la familia.

Cataluña Tribunal Supremo