La verdad sobre el caso Verdasco-Garros, explicado por su padre: “Es una faena”
  1. Famosos
Ha participado 17 veces

La verdad sobre el caso Verdasco-Garros, explicado por su padre: “Es una faena”

El tenista ha quedado excluido del torneo de tenis al dar falso positivo. Pero se han hecho excepciones con otros tenistas que pasaron por una situación similar

Foto: Fernando Verdasco. (EFE)
Fernando Verdasco. (EFE)

Fernando Verdasco decidió el viernes pasado contar en su cuenta de Instagram la razón por la que este año no jugaba el Roland Garros después de haber participado en 17 ocasiones. El deportista tiene un enfado monumental con la organización al haber dado un falso positivo por covid-19 en la PCR, que es la prueba que se hace y no la de la sangre. El campeonato comenzó el 21 de septiembre y días antes todos los participantes debían someterse obligatoriamente a dicha prueba, tal y como figura en el protocolo que todos deben firmar. En este documento se especificaba que si cualquier tenista daba positivo, no podría jugar.

Aparentemente no habría discusión ante esta medida sanitaria que se utiliza en todos los campeonatos. De hecho, Verdasco había participado antes de su llegada a París en un encuentro en Roma donde dio negativo y, por lo tanto, pudo jugar. La explicación pública que ha dado el tenista era que, efectivamente, en agosto había pasado el coronavirus de una manera asintomática. De hecho, ni Isabel Preysler ni Mario Vargas Llosa ni Ana ni Tamara, que comparten casa familiar desde que comenzó la pandemia, lo han padecido. Todos ellos se hacen pruebas a menudo. En el caso de la ganadora de 'MasterChef' más aún, porque es la que tiene más vida social y laboral. En la presentación de productos de la firma Sisley, de la que es imagen, todos los periodistas que acudieron a la rueda de prensa se sometieron a la prueba rápida ante de comenzar las entrevistas. “Hay un cuidado extremo porque Mario (Vargas Llosa) forma parte del grupo de riesgo y Ana está embarazada. Así que más cuidado que tiene Fernando no lo tiene nadie. Lo que ha sucedido con él es muy injusto”, aseguran desde el entorno familiar.

placeholder Isabel Preysler y Vargas Llosa, con mascarilla. (EFE)
Isabel Preysler y Vargas Llosa, con mascarilla. (EFE)

Efectivamente, la historia del falso positivo del tenista tiene una doble interpretación, como explica José Verdasco (padre del tenista) a Vanitatis: “Fernando llegó a París y la organización metió a todos en un hotel donde les practican la prueba y no dejan salir de la habitación hasta que tienes el resultado del test. La semana anterior había jugado en Roma y dio negativo. Cuando regresa a Madrid se la vuelve a hacer. Se somete a los test cada cuatro días y lo hace precisamente por responsabilidad hacia la familia. En todo momento da negativo. Y lo repite un día antes de viajar a París”. En este punto, todo el equipo también se lo hace no vaya a ser que uno dé positivo y los echen a todos. Salvo Verdasco, el resto pasaba el test de la covid-19 impuesto.

Un lío organizativo

A partir de ese momento comienza el desbarajuste entre las informaciones médicas que obraban en su poder y la prueba positiva parisina. “Fernando les explica que puede ser que, al haber pasado el coronavirus en agosto, sea un falso positivo. Estuvo confinado los quince días que marcaba Sanidad y a los ocho días ya el resultado fue que lo había pasado y no lo tenía. Les contó que había jugado en Roma sin problemas”, explica el padre del tenista.

Ante ese resultado, el deportista pide a la organización que además del PCR le hagan la analítica de la sangre. “Y le dicen que no, que el Gobierno francés había prohibido hacerlo y que lo que valía era esa prueba. Que era su problema. Fernando volvió a Madrid y así quedó la cosa. Como hubo muchos positivos falsos tomaron la decisión de hacer una nueva prueba, que era la que habían negado a Fernando. Este cambio ha salvado a muchos jugadores y no a mi hijo porque cuando la pidió, la normativa era otra. El caso es que le dejaron fuera del cuadro porque ya habían hecho el sorteo. Una faena”.

Verdasco podría haber reclamado pero ha preferido dar su versión de los hechos en sus redes sociales. La Federación Española o el Consejo Superior de Deportes, que eran las instituciones que tenían que haber salido a defender al deportista, no lo han hecho. Ha querido con sus manifestaciones en Instagram dejar clara su posición: “Quiero comunicar mi total frustración e indignación con Roland Garros por quitarme el derecho a participar sin darme siquiera la oportunidad de hacerme otro test”. Termina su alegato mostrando su monumental enfado al haber cambiado la norma: “Me dicen que no hay ninguna solución para mí, se me excluye sin más”.

Fernando Verdasco
El redactor recomienda