Muere Javier Escobar, el gran relaciones públicas que revolucionó Madrid y Barcelona
  1. Famosos
LA VIDA LOCA

Muere Javier Escobar, el gran relaciones públicas que revolucionó Madrid y Barcelona

Ha fallecido en su casa de la Ciudad Condal a los 66 años. Fue uno de los grandes artífices de las noches en los años 90, pero últimamente llevaba una vida más relajada

Foto: Javier Escobar y Claudia Schiffer. (IG)
Javier Escobar y Claudia Schiffer. (IG)

Javier Escobar ha fallecido a los 66 años en su casa de Barcelona. Vivía solo y, después de varias entradas y salidas de Proyecto Hombre, consiguió encontrar la paz interior. Estaba contento por haber superado sus adicciones, que durante un tiempo le hicieron permanecer en el lado oscuro. En estos últimos años consiguió encontrar estabilidad. Según su entorno, “estaba tranquilo”. Su amiga Cristina Macaya fue la que le obligó a retomar la vida diurna y dejar la nocturna.

Una de las últimas cosas que organizó fue en Mallorca, en casa de los magnates Völkers (propietarios de la agencia inmobiliaria Engels & Völkers), a la que acudieron las grandes fortunas internacionales. Otros de sus retos fue montar varias de las escenas sociales de la película de Robert Altman 'Prêt-à Porter' y presentar en Madrid el libro de memorias de Ivana Trump. La puso firme cuando quiso cambiar la agenda que, previamente, estaba pactada con su agente porque quería irse de compras. Se había licenciado en Derecho, carrera que no ejerció, aunque sí le servía para cuando algunos de los personajes pretendían saltarse a la torera los acuerdos.

Foto: Ivana Trump. (Reuters)

Fue el gran relaciones publicas que cambió la forma de organizar los actos lúdicos y los desfiles de moda desde su agencia Buque. Se definía como un escenógrafo social que organizaba las mejores puestas en escena. No había reto que se le resistiera y tenía la mejor agenda nacional e internacional. Por sus manos pasaba la Copa del Rey de Vela, la pasarela Gaudí de Barcelona y la de Cibeles en Madrid, torneos de tenis... Era capaz de traer en un avión a top model de los 90 como Claudia Schiffer, Naomi Campbell o Cindy Crawford, que por entonces compartían pasarela con Judit Mascó o Elena Barquilla mientras triunfaban en París y en Milán.

Estaba en todo y si hacía falta coser un bajo o colocar un imperdible, lo hacía. Era un hombre con un físico importante que le sirvió para que Armani le eligiera para sus campañas antes de dedicarse por completo a las relaciones públicas. Vivió la locura de Studio 54, las noches de vino y rosas del hotel Crillon en París y los excesos de los años locos de donde, como otros muchos, pensaba que podría salir. Era un hombre muy atractivo y Armani se fijó en el. Se hicieron muy amigos y lo mismo pasó con Versace y Tom Ford.

Hablan sus amigos

Paco Caro, director de la agencia Equipo Singular, lo recuerda como una persona muy cariñosa: “Era todo amor, generoso y muy eficaz. Un corazón de oro, un poeta que eligió, en un momento dado, un camino feo. Hacía todos los desfiles de España. Todo pasaba por su manos. Él ejercía la parte de relaciones públicas y su socio, Egidio Ghezzi, las producciones y montajes. Formaban un gran equipo”.

Josemi Rodríguez Sieiro coincide con Caro: “Tuve una relación enorme con Javier. De amistad y de cariño. Lo pasamos muy bien durante todos los acontecimientos que se celebraron en Barcelona con la Olimpiada. Recuerdo las noches del Up&Down, los trofeos Conde de Godó, la apertura de cualquier inauguración importante. Coincidí también con él en Ibiza y la verdad es que lo siento mucho. Era muy extrovertido, directo y muy cariñoso”.

Algo muy similar a lo que opina Carlos Martorell: “Fue mi competencia y, a pesar de eso, nos llevábamos muy bien. Era una gran persona”.

Noticias de Famosos
El redactor recomienda