El día en que Mario Conde visitó su despacho convertido en suite de lujo
  1. Famosos
HOTELES

El día en que Mario Conde visitó su despacho convertido en suite de lujo

Los promotores del flamante Four Seasons de Madrid invitaron al banquero días antes de la apertura para que viera cómo había quedado el antiguo Banco Español de Crédito

Foto: El día en que Mario Conde visitó su despacho convertido en suite de lujo
El día en que Mario Conde visitó su despacho convertido en suite de lujo

Diciembre de 1987. El Consejo de Administración del Banco Español de Crédito, en la sesión celebrada por la mañana, nombra a Mario Conde Conde nuevo presidente de la entidad. El nombramiento se produce por unanimidad y a propuesta del hasta entonces presidente, Pablo Garnica Mansi, que abandonará el cargo el 16 de diciembre. La de Conde es una carrera meteórica. Cuando llega a la cúspide del poder financiero del país no tiene todavía 40 años y es el símbolo del éxito. La Complutense le nombra doctor honoris causa poco tiempo después. La vida le sonríe.

En los años que transcurrieron desde entonces a 1993, cuando el Banco de España intervino Banesto, Conde vio la vida pasar desde su despacho en la sede de Banesto, en pleno corazón de Madrid. Ese edificio y su despacho se han convertido hoy en la franquicia madrileña del mítico Four Seasons, el nuevo hotel que se integra en el Centro Canalejas, una de las intervenciones arquitectónicas más ambiciosas que se han llevado a cabo en Madrid.

Foto: ¿Quién es Adriana Torres Silva, la nueva novia de Mario Conde?

Tras una inversión de 525 millones de euros, este proyecto que combina uso hotelero, residencial, comercial y aparcamientos, se levanta sobre siete edificios contiguos junto a la céntrica Puerta del Sol de Madrid. Todo un reto para los arquitectos que estas semanas ha comenzado ya a funcionar plenamente. La expectación en torno a este nuevo hotel era tan alta que, según fuentes del establecimiento, dos de sus residencias más exclusivas se vendieron "sobre plano y a diez millones de euros cada una".

Una imagen de la suite real del Four Seasons.
Una imagen de la suite real del Four Seasons.

La suite real cuenta con 400 metros cuadrados, su salón ocupa el espacio que albergó el despacho Mario Conde en la década de los 80. La estancia, con vistas a la calle de Alcalá, ha conservado algunos de los elementos de esta antigua estancia como la puerta de entrada al despacho o los techos de escayola. Esta suite, además de contar con todos los servicios del hotel, dispone de sala de ejercicio y un despacho propios. "Vestíbulo formal; gran sala de estar con dos zonas para sentarse y una mesa de comedor para ocho comensales; cocina completa; estudio privado; sala de ejercicio; vestidor con espejos", se lee en la información de reserva del hotel. Para poder disfrutar de ella será necesario desembolsar una cantidad de 12.000 euros la noche.

Ver esta publicación en Instagram

Cuadro de Adriana Torres. Abrazo de almas. En septiembre de 2018 —qué lejos, por Dios— al comentar el cuadro de Adriana Torres que hoy vuele a este lugar, escribí: “En los barbechos de la seriedad florecen los sentimientos perennes; en los de la frivolidad y falsa alegría, los caducos”. En aquellos días conocía la obra artística pero no la persona física, por lo que en esos instantes, la frase, con contener una verdad profunda, se convertía en una suerte de admonición de futuro. Y así ha sido. Lo perenne se ha impuesto porque sobre lo perenne se edifica futuro. Y es que en los momentos de tribulación la tendencia a refugiarse en el pasado es notoria. Pero quizás no para comprenderlo sino para construirlo artificialmente de modo que nos permita eliminar lo que no nos place. Así son las personas de la “historia alternativa”: no se gustan en su pasado así que deciden construir una explicación ajena a los hechos para que sus “culpas” sean por otros asumidas y ellos disfruten de la artificialidad de un invento mental. Ya lo dijo Ortega: nada gusta más a ciertos españoles que encontrar un culpable de sus actos. Grave error: quién no se reconoce en su pasado tendrá al pasado como futuro. Pero esto sí: cuando contemplas trozos de vida, opiniones, actuaciones, conductas del pasado, la artificialidad del tiempo provoca que no siempre somos capaces de situar todo ello, opiniones, actuaciones, conductas, en el contexto en el que se produjeron, sino que tendemos a analizarlas como si fueran productos del hoy. Y eso es grave porque la circunstancia es esencial para el análisis de la sustancia intelectual o moral del instante en el que nacieron. No olvidemos que el futuro se construye con los ladrillos del pasado, así que entender que nuestros actos solo responden ante el llamado “ahora” es ciertamente fantástico cuando no llega el futuro; pero si éste, el futuro, arriba en nuestras vidas, será tributario del pasado. Si de ello fuéramos conscientes seríamos seguramente mucho mas cuidadosos con el instante para evitar en lo posible el vértigo de un pasado al que no se puede volver, pero tampoco fagocitar por completo.Así que, buenos días, futuro.

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el

Mario Conde tuvo la oportunidad de ver cómo había quedado su despacho días antes de que el hotel abriera al público. Así lo han revelado fuentes del hotel a Vanitatis, que explican que invitaron al banquero tres días antes de la inauguración para que pudiera pasear de forma íntima por el lugar que tanto marcó su vida. Conde pudo deambular por la estancia que fue símbolo de sus mejores años en la vida pública española, y además lo hizo acompañado con un miembro del equipo encargado del proyecto. Pudo ver quizá por última vez la falsa chimenea original con reja donde se han conservado las siglas BEC, Banco Español de Crédito, las puertas originales o los techos dorados.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy, día 13 se cumplen 13 años desde que, en aquella mañana limpia y fría del año 2007, Lourdes Arroyo, envuelta en una serenidad que estremecía, con su rostro rebosante de calma interior, abandonaba esta encarnadura para ascender a otro plano de vibración. De su vida, repleta de grandeza, destacaría en el mundo espiritual el amor que sintió por todos nosotros y de modo muy singular por mi, hasta el extremo de que, conocedora de su próxima muerte, su voz me transmitía sin trémula alguna su pensamiento: “No tengo ganas de morir pero he vivido feliz una vida entera contigo porque me has hecho una mujer completa; por eso te pido que cuando yo no esté, quiero que seas feliz, que no estés solo pensando en mi, tienes mucho que dar”. Han pasado los años…En mi último encierro en Soto del Real experimenté no sé si un viaje astral o un sueño, pero visualicé el espíritu de Lourdes y…no estaba contenta conmigo. El pasado domingo asistí a una misa en Torrijos (Sevilla) , la Hacienda que trae causa de Casa Mendaro, en la que se descubrió un Cristo, al que llaman del Milagro, muy venerado en la zona, y sobre el que pesa una historia que tiene componentes míticos. Pues bien, en la capilla, profusamente adornada con claveles rojos que depositaban con amor los muchos fieles que asistieron a visitar la imagen venerada, se alza en el retablo del XVII el Cristo milagroso. Estaba yo acompañado cuando lo miré fijamente. Me dio en ese instante la sensación de que quería transmitirme un mensaje. Se produjo en mi interior el mismo sentimiento que en la prisión y percibí que el mensaje era de parte de Lourdes. Decía: “ahora sí; ahora estoy feliz”. Lo entendí. Dije un día que los seres amados no mueren porque siempre viven en nuestros corazones; es el caso de Lourdes, asi que debió de darse un paseo por las dependencias de mi corazón, contempló el paisaje, percibió el sentimiento, y por ello mismo dijo: “ahora sí; ahora sí estoy feliz contigo”. Frente a estas vivencias solo cabe una expresión: gracias a Dios por tanto.

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el

Según estas fuentes, Conde quedó encantado con el resultado. La labor del arquitecto en esta zona ha devuelto la estancia al uso original que tenía antes de que el exdirector de Banesto lo convirtiera en su despacho. Lo que le mostraban era, pues, la destrucción del símbolo de su poder.

El exbanquero hoy ha pasado página de todo aquello, vive una nueva etapa sentimental junto a Adriana Torres Silva, como desveló la revista 'Vanity Fair'. Esta semana la revista '¡Hola!' publica unas imágenes que certifican esa nueva felicidad en la que vive Conde con la marquesa de Casa Mendaro. Lejos queda ya la época en que miraba a la calle de Alcalá desde su despacho en Banesto.

Mario Conde