Antonio Orozco: tres pérdidas traumáticas, una bancarrota y un corazón solidario
  1. Famosos
ESTA ES SU VOZ

Antonio Orozco: tres pérdidas traumáticas, una bancarrota y un corazón solidario

El cantante, que triunfa como coach en 'La Voz' y ha arrasado con su nuevo tema 'Entre sombras y sombras me faltas', ha pasado por más de un momento delicado en su vida

Foto: Antonio Orozco: tres pérdidas traumáticas, una bancarrota y un corazón solidario
Antonio Orozco: tres pérdidas traumáticas, una bancarrota y un corazón solidario

Hace unos días, Antonio Orozco actuaba por sorpresa en el tejado del hospital de Bellvitge de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) para recaudar fondos contra el covid-19. “Hay personas que hacen magia y tú hoy lo has conseguido...”, escribía una usuaria de Twitter en esta red social mientras agradecía al cantante el 'granito de arena' aportado para hacer más llevadera esta pandemia que estamos viviendo, a nivel anímico pero también a nivel económico. La actuación formaba parte de la edición del programa 'La marató', un telemaratón anual con fines benéficos organizado por TV3 que este año recauda fondos para luchar contra el coronavirus.

Además, el artista está de enhorabuena: el videoclip de su tema 'Entre sombras y sombras me faltas', el nuevo adelanto de su próximo disco, 'Aviónica', ha acumulado en una semana más de dos millones de visualizaciones. Sin embargo, casi al mismo tiempo que el cantante celebraba esa buena noticia con sus seguidores en sus redes sociales, era precisamente en su cuenta de Instagram donde notificaba una mala noticia: la muerte a los 63 años de Vicente Castro, Parrita, el rey de la balada gitana.

Tres momentos difíciles

Los dramas personales le han acompañado estos últimos años y ha tenido que enfrentarse a la pérdida de varios seres queridos. Cuando tenía 21 años y se encontraba de promoción de su disco 'Destino', su padre falleció mientras trabajaba en una obra, con solo 43 años. “No me vio triunfar. Inmediatamente tuve que meterme a trabajar para ayudar a mi madre en casa”, relataba en una entrevista para 'El País'.

[LEER MÁS. Las notas de los coaches de 'La Voz': Paulina Rubio suspende, Antonio Orozco arrasa]

En 2016 pasó por uno de los “peores momentos” de su vida, como confesaba él mismo, al fallecer Xavi Pérez, un amigo íntimo que fue muy importante en su carrera profesional al ser el encargado de la producción de su grandes éxitos y favorecerle de cara a conseguir los mejores contratos posibles.

Un año después recibía un nuevo y duro golpe cuando, tras una larga lucha, fallecía Susana Prat, su expareja y madre de su único hijo, Jan. "Hoy que tu cuerpo ha dicho 'hasta aquí he llegado', pero hoy te siento como nunca... veo esa mirada que tanto me taladraba el alma en cada sitio a donde miro.. escucho tu sonrisa, huelo tu aroma, siento tu abrazo, estás aquí...”, escribía a modo de emotiva despedida el cantante en su Instagram tras su muerte.

Por culpa de un amigo

Aunque ahora la vida y la fama le sonríen, no ha sido siempre un camino de rosas para el artista. De hecho llegó a perderlo todo. “En 2007 lo perdí absolutamente todo y fue gracias a quien decía que era mi mejor amigo”, confesaba a Bertín Osborne en el programa 'Mi casa es la tuya'. "De esto nunca he hablado y puede que mi familia se esté enterando ahora", añadía el artista, antes de asegurar que “lo volvería a perder, lo volvería a hacer. No tengo mucho de nada, pero tengo todo lo que necesito”.

Futbolero –es del Barça–, padrazo y solidario, este músico que iba para informático tiene otro rasgo muy distintivo: la gran cantidad de tatuajes que adornan su cuerpo. El primero se lo hizo a los 20 años, pero ahora mismo ha perdido la cuenta de todos los que tiene. “Leí el libro ‘Into the Wild’, del que Sean Penn hizo una película, 'Hacia rutas salvajes', donde el protagonista graba su vida en un cinturón”, decía en una entrevista. “Me marcó, me hizo pensar en la mía y en quién era, y empecé a pintar en mi cuerpo las historias importantes de las que no me acuerdo nunca, como llamar a mi madre por teléfono”.

Antonio Orozco
El redactor recomienda