En busca de la misteriosa mujer de Salvador Illa: "Es curiosísimo, casi nadie la conoce"
  1. Famosos
ELECCIONES EN CATALUÑA

En busca de la misteriosa mujer de Salvador Illa: "Es curiosísimo, casi nadie la conoce"

El blindaje en torno a Marta Estruch, la segunda esposa del exministro, es total. Ni siquiera algunos dirgentes del partido consultados por Vanitatis saben qué cara tiene

Foto: El socialista Salvador Illa. (EFE)
El socialista Salvador Illa. (EFE)

En un partido como el PSC-PSOE, en el que las parejas de sus líderes muchas veces se han mostrado reticentes a aparecer en público, el caso de Salvador Illa y su misteriosa mujer sigue sorprendiendo. Y eso que tuvieron que lidiar con Sonsoles Espinosa, la escurridiza mujer del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Pues si la comparamos con la pareja del exministro Illa, Espinosa podría ser una Kardashian (por su exposición publica, ojo). Marta Estruch Macías es una especie de holograma.

Nadie la conoce, nadie la ha visto casi nunca y nadie sabe a ciencia cierta a qué se dedica ni qué cara tiene. Casi nadie: desde Vanitatis hemos logrado hablar con su hermana, Susana, una artista afincada en La Bisbal, que amablemente ha declinado darnos detalles pero que al menos confirma que sí, que Marta Estruch Macías es la mujer de Illa. Poco más. "Preguntadle a Salva", nos dice.

“Que aproveche ahora que puede mantenerse en el anonimato, que si su marido gana las elecciones podría llegar a ser la primera dama de Cataluña y entonces no se libra”, exclama su hermana entre bromas. “El de la mujer de Illa es un caso insólito, algo curiosísimo, casi nadie la conoce”, comenta una fuente de la dirección socialista catalana, que añade con sorpresa, casi como dándose cuenta mientras lo afirma: “¡Yo solo la he visto una vez, hace mil años! Ni viene al partido, ni siquiera va a los mítines, nada de nada”.

Él en Moncloa, ella en La Roca

Desde el PSC nos relatan, eso sí, que cuando los padres de Illa enfermaron de covid, quien se encargó de cuidarlos fue su nuera. El entonces ministro pasó todo el confinamiento en Madrid, sin poder visitar a su familia. Y cuando las cosas parecían relajarse, llegaban las sucesivas olas e Illa seguía en su residencia, un apartamento habilitado en el recinto de Moncloa porque no tuvo siquiera tiempo de encontrar una casa en la capital.

Cuando se acercaban las Navidades, Illa hizo una concesión y expresó tener ganas de estar con su mujer y su hija durante las fiestas. Ha sido una de las contadas veces que ha hablado de su familia. En La Roca del Vallés, donde fue alcalde y donde es muy querido, los Illa Estruch viven en una casa con jardín no muy alejada del centro, una bonita propiedad con un colmado cerca. Llamamos a Ca La Rosa varios días seguidos pero no responden; quizás el covid haya acabado con el negocio.

placeholder La nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, y su predecesor, Salvador Illa. (EFE)
La nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, y su predecesor, Salvador Illa. (EFE)

Buscamos pues el nombre de la misteriosa esposa en internet. Parece que solo existe una Marta Estruch Macías, que vive en La Roca del Vallés con un señor llamado Salvador Illa y una joven adolescente. Marta Estruch, según informa internet, trabaja en el departamento de marketing en Nestlé.

Hablamos con la multinacional y nos recalcan que no comentan nada de la vida privada de sus trabajadores, y que ni siquiera van a confirmar que una persona de su empresa se llame de tal forma. Vemos, eso sí, que en el porfolio de la agencia de publicidad DobleYou, encargada de unos anuncios de Kit Kat, aparece Marta Estruch como enlace de Nestlé. Nos confirman quer son la agencia de Kit Kat y Marta Estruch trabaja en Nestlé, pero no saben decir si esa Marta es la mujer de Illa.

Bueno. Hace ya años, en 2008, Marta Estruch Macías escribió un artículo sobre alimentación para gatos. Hemos llamado a la editorial que lo publicó, pero no se acuerdan porque hace mucho tiempo. Ah, el artículo tiene explicación. Nestlé fabrica también Purina, pienso para animales.

Vacaciones con el arzobispo

Con estos precedentes, saber qué cara tiene la posible futura primera dama de Cataluña es casi imposible. Nadie en el partido sabría identificarla. Este pasado verano, en unos días de asueto, el exministro se fue a Aragón, a Teruel, al pueblo natal de su amigo Juan José Omella, arzobispo de Barcelona. Y allí unos fotógrafos improvisados sacaron unas fotografías en las que también aparecía Estruch. Media melena, vestido largo y cómodo blanco con rayas azules, un capazo y unas gafas. Poco más. Podría ser cualquiera.

Con la curiosidad intacta ante la falta de concreción, hemos preguntado también si este próximo domingo acudirá con su marido a votar y ni siquiera ese pequeño detalle hemos podido solventar. Si Illa llegara a la presidencia de la Generalitat, algo que parece poco probable pero no imposible según las encuestas, su mujer tendrá que salir del caparazón. Mientras, aprovecha ese blindaje, esa invisibilidad de la que habla su hermana.

Cataluña PSC
El redactor recomienda