Nuevo capítulo en la guerra de los Palazuelo, padres de la futura duquesa de Alba
  1. Famosos
TRIBUNALES

Nuevo capítulo en la guerra de los Palazuelo, padres de la futura duquesa de Alba

La 'pelota' judicial está ahora en el tejado de la Audiencia de Palma, que debe decidir si manda el caso a la Audiencia Nacional o si lo debe juzgar un tribunal mallorquín

placeholder Foto: Sofía Palazuelo. (Getty)
Sofía Palazuelo. (Getty)

Se avecina boda en la familia de la duquesa de Huéscar, Sofía Palazuelo, y con la preparación llegan de nuevo las dudas. ¿Acudirá el padre de los Palazuelo a la ceremonia de su hijo Jaime? No lo hizo cuando su hija pequeña se casó con Fernando Fitz-James Stuart. Porque las desavenencias de Fernando Palazuelo con su familia son profundas y van más allá de lo formal. El padre de la futura duquesa de Alba y la madre, Sofía Barroso, están enzarzados en una guerra judicial en la que los hijos la han apoyado a ella. Una guerra que acaba de registrar un nuevo capítulo.

La madre de Palazuelo denunció a su exmarido y padre de sus hijos por estafa en una causa criminal en la que se querelló también contra la pareja de su exmarido, Luciana Soldi, y su abogada, ambas peruanas. Barroso y Palazuelo crearon juntos una empresa de rehabilitación de edificios y de arte que tuvo mucho éxito. Pero con la crisis financiera las cosas cambiaron y todo empeoró. Y según la madre de Sofía Palazuelo, su exmarido, que había trasladado parte de las empresas a Perú, le estafó hasta casi 50 millones de euros desde allí. En este caso, que lleva años judicializado, hay un nuevo episodio: la Audiencia de Palma debe decidir si el caso lo juzga la Audiencia Nacional o si lo hace un juzgado mallorquín.

placeholder Sofía Palazuelo y su madre, Sofía Barroso, el día de su boda. (Getty)
Sofía Palazuelo y su madre, Sofía Barroso, el día de su boda. (Getty)

El matrimonio se separó pero mantuvo sus relaciones empresariales hasta que, según Barroso, descubrió que su ex la engañaba y se quedaba con el dinero de la empresa. Esta batalla legal ha provocado una ruptura familiar que parece irrenconciliable en estos momentos. Provocó que el padre de la duquesa de Huéscar no fuera siquiera invitado a la boda de su hija. En la actualidad, la causa sigue su curso en los juzgados y, según ha podido saber Vanitatis, está pendiente de ser enviado o no a juicio. Todo depende de cuestiones formales. Veamos.

Un embrollo judicial

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha exculpado a las dos extranjeras y se ha declarado no competente para juzgar el caso que atañe a Palazuelo. Así, ha decidido mandarlo a la Audiencia Nacional porque considera que es el tribunal competente al ser el encausado un español residente en el extranjero. La fiscal, por su parte, ha escrito un informe de ocho folios en el que considera que solo existe delito de apropiacion y considera que no debería juzgarse en Palma. Fernando Palazuelo ha usado este informe y la absolución de las otras dos acusadas para pedir el archivo de su caso. Su recurso ha paralizado el traslado de la causa a Madrid.

Foto:  Sofía Palazuelo. (Getty)

Con la petición de Palazuelo la pelota ha pasado, pues, a la Audiencia de Palma de Mallorca. Este tribunal tiene que decidir si manda el caso a la Audiencia Nacional, como pide el juzgado que ha instruido el caso, o si lo manda de nuevo a instrucción, donde no se terminó el auto de fin de diligencias y tampoco se abrieron acusaciones. Sobre la decisión de la jueza pesa otro recurso, en este caso de Sofía Barroso, que no está de acuerdo con la absolución de las dos otras acusadas y pide que se juzgue a los tres demandados. Todo parece indicar, según fuentes judiciales, que sea como sea habrá juicio.

La historia

Todo empezó hace muchos años, a finales de los 90, cuando los Palazuelo Barroso parecían un matrimonio feliz de la alta sociedad de Palma de Mallorca, donde se instalaron para criar a sus cuatro hijos (Fernando, Jaime, Beltrán y Sofía). Allí montaron Arte Express, una empresa que compraba edificios antiguos y los rehabilitaba, una empresa que lograron crear en parte gracias al dinero de la familia de Barroso. Además, ella es especialista en arte, con lo que las reformas y rehabiltaciones tenían un plus por su trasfondo artístico. La empresa fue un éxito.

placeholder Fernando Palazuelo, en la revista 'Poder'.
Fernando Palazuelo, en la revista 'Poder'.

A partir de aquí, todo depende de las distintas versiones. En 2005, Sofía Barroso se fue a Madrid a vivir con sus cuatro hijos, mientras Palazuelo comenzaba una nueva vida con la arquitecta peruana Luciana Soldi a medio camino entre Palma y Lima. Finalmente se mudaron a Perú, al tiempo que la familia española lidiaba con la crisis económica. El matrimonio se divorció en 2012, pero Barroso asegura que siempre confió en el buen hacer empresarial de su exmarido. Hasta que llegaron las sospechas.

Presunto desvío de fondos

Según Barroso, Fernando Palazuelo, que se ha convertido en un personaje muy conocido por haber logrado recuperar edificios del casco histórico de Lima, estuvo durante años desviando presuntamente fondos de las sociedades españolas a las peruanas. Mientras las arcas de las empresas peruanas se llenaban, las de las españolas contraían deudas, incluso con Hacienda, algo que sucedió a espaldas de ella, siempre según su versión. La madre de Sofía Palazuelo emprendió una batalla legal por un perjuicio que estima en 50 millones de euros. Muy amablemente, Barroso ha preferido no responder a las preguntas de Vanitatis, y las otras partes no han contestado a nuestra petición.

placeholder Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar. (Lagencia Grosby)
Sofía Palazuelo y el duque de Huéscar. (Lagencia Grosby)

A lo largo de estos años los hijos del exmatrimonio se han visto involucrados en la guerra de sus padres y han tenido incluso que intervenir. En el proceso de instrucción han declarado tanto Barroso como dos de sus hijos. Jaime y Fernando se sentaron ante la jueza en 2019 después de haber vivido con su padre en Perú de 2012 a 2015. Ambos afirmaron que estuvieron un tiempo trabajando en el país andino y que se dieron cuenta, siempre según ellos, de que su padre se la había jugado a su madre.

Los hijos, con la madre

En su declaración judicial, los hijos afirmaron que la madre invirtió parte de su herencia en la empresa y que el padre gestionaba los fondos y la informaba después a ella verbalmente de sus gestiones. Según esta versión, no probada aún, el padre mentía a la madre y la engañaba para quedarse con el dinero. Porque, siempre según el relato facilitado ante el juez, las empresas peruanas se habían desvinculado de las españolas, con lo que todo el dinero invertido en Perú no iba a revertir en España, en contra de lo que la madre esperaba.

placeholder Fernando Palazuelo, en la boda de su hermana Sofía con el duque de Huéscar. (EFE)
Fernando Palazuelo, en la boda de su hermana Sofía con el duque de Huéscar. (EFE)

La parte española de la empresa tuvo que declarar el concurso de acreedores, mientras el dinero viajaba incluso a sociedades radicadas en paraísos fiscales, siempre según la denuncia, con la intermediación, por cierto, del famoso bufete Mossack Fonseca, conocido por ser el epicentro de los llamados Papeles de Panamá.

Los cuatro hijos apoyan a la madre sin fisuras y no mantienen ya contacto con su padre. Por eso, el día de la boda de Fernando Fitz-James Stuart con Sofía Palazuelo, fue uno de sus hermanos, Fernando, el mayor, quien la llevó al altar. El padre ni siquiera fue invitado. No sabemos si ahora, con una nueva boda a la vista, Fernando Palazuelo acudirá a celebrar el momento con sus hijos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Duquesa de Alba Sofía Palazuelo Fernando Fitz James Exclusiva
El redactor recomienda