El enfado del exmánager de Ella Baila Sola: "Estoy barajando emprender acciones legales"
  1. Famosos
polémicas declaraciones

El enfado del exmánager de Ella Baila Sola: "Estoy barajando emprender acciones legales"

Tras una entrevista en la que hablaba de la rivalidad que acabó con el dúo, Gonzalo Benavides declara a Vanitatis su disconformidad con un regreso en el que no le han tenido en cuenta

placeholder Foto: Cartel promocional del concierto de Ella Baila Sola en Starlite. (Cortesía)
Cartel promocional del concierto de Ella Baila Sola en Starlite. (Cortesía)

Marilia Casares y Marta Botía vuelven a la carga. Las componentes de Ella Baila Sola, mítico dúo de la canción de autor femenina de los 90, han anunciado estos días un regreso (al parecer fugaz) que incluirá una serie de conciertos. La reunión de ambas se produce dos décadas después de una separación que fue muy comentada por sus fans y por los medios de comunicación.

Gonzalo Benavides, productor, exmánager y descubridor del dúo, registró junto a ellas, en su momento, el nombre de Ella Baila Sola, que se le ocurrió a su novia de entonces. De ahí su sorpresa, tal y como declaraba al periodista Juan Sanguino en 'Vanity Fair', al no recibir ni una llamada que le avisase del regreso de ambas a los escenarios. En la entrevista del citado medio, Benavides también asegura que Marilia fue la causante principal de la ruptura y que el ego y ciertas escenas de celos fueron los que acabaron con el grupo. Vanitatis se ha puesto en contacto con Benavides, que ratifica lo dicho y admite estar hablando con un abogado para barajar las posibilidades de demandar.

Foto: Marilia Casares, componente de Ella Baila Sola. (EFE)

Pregunta: Parece que su enfado proviene de no haber contado con usted para volver a lanzar el dúo. ¿Está pensando en emprender acciones legales?

Respuesta: Estoy hablando con un abogado y no sé si lo acabaré haciendo. La verdad es que yo las quiero mucho y no me gustaría hacerlo. Sería mejor que me hubiesen llamado y me hubiesen avisado de que volvían.

P: ¿Cómo se enteró de que regresaban a los escenarios?

R: El mánager de Marta me llamó hace dos semanas para decirme que estaba intentando juntarlas. Después no supe más. Luego, me he vuelto a enterar por otra persona de que iban a aparecer en ‘El hormiguero’. A mí, que soy también propietario del nombre del dúo, no me han dicho ni hola.

P: ¿En qué circunstancias se registró el nombre en aquella época?

R: Yo registré Ella Baila Sola a nombre de los tres. Es lo que hacía entonces con mis grupos aunque algunos, como Guaraná, ya venían con su nombre. Marta y Marilia se llamaban entonces The Just. El de Ella Baila Sola se le ocurrió a mi pareja de entonces para hacer una canción. Había una de Sting que se llamaba así y no tenía sentido hacer algo igual, pero se me ocurrió que podría funcionar para el grupo. Entonces fui con Marilia a la oficina de patentes y marcas y registramos el nombre. Yo he seguido renovándolo todos estos años.

placeholder El cartel promocional del concierto de Ella Baila Sola en Starlite. (Cortesía)
El cartel promocional del concierto de Ella Baila Sola en Starlite. (Cortesía)

Tras quedar quinto en el Festival de la OTI de 1986 gracias a la canción 'Estoy pensando en ti', Gonzalo Benavides inició una nueva etapa como productor musical y lanzó a Javier Álvarez, al que descubrió tocando en el Retiro. Fue poco después cuando también se cruzó en su camino, de una forma parecida, Marta Botía. Ella y Marilia se habían conocido estudiando COU y cantaban ya en un bar de Malasaña siendo apenas unas adolescentes. En 1992 pasó a ser productor y mánager de ambas e impulsó una formación vocal a cargo de Edith Salazar, movió sus maquetas y, finalmente, logró la grabación de su primer sencillo, 'Lo echamos a suertes', en 1996. A partir de ese momento, comenzó el boom Ella Baila Sola. Las dos jóvenes volvieron a colocar en las listas de éxitos la canción de autor femenina que parecía haber muerto desde los tiempos de Cecilia, Mari Trini o María Ostiz.

P: Usted fue uno de los grandes impulsores del dúo, ¿cómo lo vivió?

R: Desde que empezamos a trabajar con ellas, cuando tenían 17 años, fueron muchos años de trabajo, de actuaciones por Malasaña, de ir conformando el estilo folk que nos gustó a los tres con varios músicos que iban y venían. Construimos incluso el estilo de ropa que llevaban... No fue aquello de que suena la flauta y ya está. Hubo mucho trabajo detrás. Ellas eran muy pequeñitas. Yo venía de producir a Javier Álvarez y quería hacer folk. En esos años sale también The Corrs, y parece que, pese a la distancia, nos habíamos puesto de acuerdo para estar todos en esa misma onda.

placeholder Marilia, en una imagen de 2017. (EFE)
Marilia, en una imagen de 2017. (EFE)

P: ¿Quizá por eso le duele más que no hayan contado con usted a la hora de reactivar el dúo?

R: El caso es que construimos una casa llamada Ella Baila Sola y yo me he quedado fuera de esa casa.

P: En una entrevista ha citado varios ejemplos de la rivalidad y los celos que acabaron separando a Marta y Marilia. ¿Cómo empezó todo aquello?

R: Yo recuerdo que estábamos en una actuación en el teatro Fernando Fernán Gómez. Llevábamos vendidos treinta y tantos mil discos en apenas dos meses, porque el disco había salido en septiembre y esto era antes de Navidad. Hicimos dos actuaciones en ese teatro y en la primera se llenó de gente. Al día siguiente salió la crítica y hablaban de Marilia bastante bien, pero de Marta apenas comentaban nada. Le dije: "¿Has visto la crítica? No puede ser que ella sude la camiseta y sea la líder. No puede ser que tú te quedes ahí en plan seta". A Marilia aquello le sentó mal, dijo que Marta tenía otra forma de ser, que cada una era como era y que ella era más temperamental. Marta se dio cuenta de que tenía que espabilar y ahí empezó el distanciamiento, sobre todo, entre Marilia y yo.

P: Usted ha dicho que durante la grabación del tercer disco ni siquiera interactuaban la una con la otra y que cada una iba con su propio arreglista o se negaban a hacer algunas fotos promocionales juntas. ¿Recuerda alguna anécdota de aquella rivalidad?

R: Por ejemplo, cuando íbamos a las televisiones. Marta tiene una cara muy angelical, Marilia por ejemplo sudaba más y, por esa razón, los realizadores enfocaban más a Marta que a ella. Yo tenía que pedir en todas las televisiones a los realizadores que enfocaran a las dos por igual, pero claro no iban a hacer siempre lo que yo les dijera. Eran bobadas. Yo les decía la verdad: "Tú cantas mejor y tú compones mejor", y les sentaba fatal.

placeholder Marta Botía, en 2015. (EFE)
Marta Botía, en 2015. (EFE)

P: ¿Cree que fueron solamente aquellos conflictos los que acabaron con Ella Baila Sola?

R: También tuvieron que ver siete años de mucho estrés, de mucho cansancio. Te cansas de tu compañera, el mánager que era perfecto ya no lo es tanto... Aunque también te digo que para mí aquellos siete años también fueron un diez.

P: Durante todo este tiempo ha tenido más contacto con Marta...

R: Sí. Ella vive en Nueva York y ha seguido manteniendo el espíritu y el nombre de Ella Baila Sola, siguió utilizándolo sin Marilia. Tanto una como la otra cuando se juntan creo que hay química y funciona, como el oxígeno y el hidrógeno. Tienen unas voces muy armónicas y suenan muy bien.

P: ¿Cree que funcionará este regreso a los escenarios?

R: Yo quiero que les vaya muy bien. Espero que tengan mucho éxito porque su éxito es mi éxito. Desde el nombre hasta el estilo, todo tiene que ver algo conmigo.

P: ¿No ha obtenido ninguna reacción de ellas tras sus declaraciones? ¿Cree que se enfadarán tras haber revelado esos episodios de cierta rivalidad?

R: No, no he obtenido ninguna respuesta, ni siquiera sabía que había aparecido el artículo (el de 'Vanity Fair'). Yo he guardado silencio hasta ahora porque me quedaba la esperanza de que volviésemos a trabajar. Pero llegados a este punto, en el que Marilia no quiere saber nada de mí, pues mejor hablar. No soy un santo y si me rascan, hablo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Música
El redactor recomienda