Gerard Butler conquista al público en Madrid
  1. Noticias
NOTICIAS

Gerard Butler conquista al público en Madrid

Cada vez que una estrella de Hollywood viene a España el panorama mediático se revoluciona. Y si vienen de dos en dos, no es de extrañar

Foto: Gerard Butler conquista al público en Madrid
Gerard Butler conquista al público en Madrid

Cada vez que una estrella de Hollywood viene a España el panorama mediático se revoluciona. Y si vienen de dos en dos, no es de extrañar que el martes por la noche a las puertas del madrileño cine de Callao se apostasen decenas de personas, ávidas por ver a Jennifer Aniston y Gerard Butler, aunque muchos ni tan siquiera sabían quiénes venían a presentar la película.

Los actores no defraudaron, aunque los famosos nacionales habían huido ya para comenzar su vacaciones de Semana Santa. En el estreno estuvieron los chicos de ‘Sé lo que hicisteis’, Paula Prendes trabajando y Berta Collado y Micky Nadal como invitados estelares. También Genoveva Casanova acompañada de una amiga y, por supuesto, Joaquín Prat Junior, que ejerció como presentador.

Quienes tuvieron la suerte de entrar en la sala y disfrutar de la película tuvieron que esperar algo más de una hora para ver entrar por la puerta a los dos protagonistas. Primero hubo un amago. Una de las puertas de emergencia, situadas en el lateral derecho de la sala se abría para servir de entrada a los actores y a los ocho guardaespaldas que les acompañaban.

El más sorprendido de este improvisado acceso fue Butler, que emitió un ‘Hola’ y saludó con la mano a toda la sala, que inmediatamente comenzó a aplaudir, mientras el actor salía para ponerse ante las cámaras que le esperaban en la puerta principal del cine.

Mientras él, Aniston y Andy Tennant, el director de la película se enfrentaban a los flashes, a las preguntas de la prensa y a las miradas de escrutinio que intentaban averiguar a golpe de vista si había algo más entre ellos que una relación laboral, la sala quedaba cerrada a cal y canto con todos sus ocupantes como parte de un mobiliario preparado para la entrada de las dos únicas personas con derecho a moverse. Un Bienvenido Mister Marshall en versión siglo XXI y en un cine, pero con un mismo argumento: dar la bienvenida a los americanos y recibirlos con alegría.

Entrada triunfal

Incluso Santiago Segura se vio envuelto en esta especie de escenario de interacción en que el show para el público eran los actores y para los actores, el público. La vejiga o el móvil del director español no aguantaron el tiempo de espera y unos minutos antes de que entraran los actores en la sala y tras una conversación la azafata le dejó salir. “Era Santiago Segura, ¿qué iba a hacer?”, comentaba la chica cuando le pedían explicaciones.

Finalmente el director de Torrente consiguió entrar antes que Aniston y Butler y los actores hicieron su entrada triunfal hasta el escenario, donde departieron con Joaquín Prat Jr. De su supuesta relación nada de nada. Aniston, correcta, aseguraba que le encantaba Madrid, aunque no había tenido tiempo de ver demasiado.

El simpático del grupo fue Butler que, tras distraer al público de las palabras de Aniston haciendo sombras chinas sobre la pantalla y provocando la risa de todo el público, comentaba que ha estado un par de veces en España, una de ellas en Puerto Banús. Allí, contaba, había visto una chica muy guapa y se había acercado a decirle en castellano “Hola, ¿cómo estás?” a lo que ella le respondió en inglés “Tú eres de Glasgow, ¿no?”.

Tras la carcajada generalizada comentaba que había sido un placer rodar esta película por su papel. El actor escocés interpreta a un cazarrecompensas que tiene que meter entre rejas a su ex mujer. “Todo el mundo debería hacerlo alguna vez”, comentaba con sorna el intérprete de Leónidas en 300, que añadía: “Todas mis ex novias están en la cárcel”. Ante esta afirmación, Prat le preguntaba si llevaban mucho tiempo allí y él respondía: “La primera novia la tuve con cinco años, así que imagínate… Yo creo que ya ha salido”.

No es la primera vez en los últimos días que el actor tiene un comportamiento hilarante. Durante la premiere en Paris, algunos fotógrafos tomaron una instantánea del actor durante un photocall en la que le tocaba a Aniston el trasero sin que ésta pudiera hacer nada y dejando que los rumores que les sitúan como pareja vuelvan a crecer. 'El truco del manco', lo llamó la revista Cuore.  

Bromas aparte, una vez presentada la película, los actores se despidieron y, como suele ser habitual en estos eventos, huyeron sin ver la proyección hacia el centro de la capital. Antes de volver al Villamagna, el hotel donde se hospedaban, pasaron por el tablao Corral de la Morería -donde también estuvieron Jude LawGuy Ritchie, entre otros- y de ahí rumbo a sus habitaciones a descansar. Y eso que había organizada una fiesta para celebrar el estreno en el restaurante Ramsés. Algunos vips estaban allí esperando entablar conversación con ellos pero se quedaron con las ganas. La próxima vez será.