Isabel Sartorius da plantón a su 'madrastra', la princesa Nora de Liechtenstein
  1. Noticias
NOTICIAS

Isabel Sartorius da plantón a su 'madrastra', la princesa Nora de Liechtenstein

Nora de Liechtenstein no es una princesa al uso. Sus títulos nobiliarios de condesa de Rietberg o marquesa viuda de Mariño no han sido nunca inconvenientes

placeholder Foto: Isabel Sartorius da plantón a su 'madrastra', la princesa Nora de Liechtenstein
Isabel Sartorius da plantón a su 'madrastra', la princesa Nora de Liechtenstein

Nora de Liechtenstein no es una princesa al uso. Sus títulos nobiliarios de condesa de Rietberg o marquesa viuda de Mariño no han sido nunca inconvenientes para que siempre se muestre más accesible que cualquier actor de nueva hornada, a pesar de que no es mujer de entrevistas ni road shows televisivos. Tan sólo hay una condición previa al acercarse a ella: no hablar de Isabel Sartorius, su ‘hijastra’.

Viuda de Vicente Sartorius desde 2002, la princesa Nora, como es conocida en los círculos de la aristocracia, se dedica en cuerpo y alma a la Fundación Educación Activa, que trata a niños con hiperactividad. Esta semana, la ex novia del príncipe Felipe, con la que guarda una fluida relación, iba a convertirse en rostro visible de la convocatoria benéfica que había organizado en la capital para recaudar fondos. Pero no acudió.

Todo el mundo se quedó esperando a Isabel Sartorius, que sin quererlo se convirtió en la cabeza de cartel del acto. Primos, tíos directos, fotógrafos, periodistas, amigas… La práctica totalidad de los asistentes se preguntaban cuál era su paradero y, sobre todo, la razón de peso para dar plantón a su ‘madrastra’. Al parecer, la excusa fue que se encontraba de viaje y que, por tanto, llegaba muy cansada.

Pero, en la misma situación se encontraba Paloma Segrelles, que no ha parado de viajar durante estas semanas, y que no dudó en ir, “aunque sean cinco minutos” para aportar su granito de arena al proyecto que lidera la princesa Nora. Su marido, el empresario Emilio Álvarez, también estuvo allí, al igual que Fiona Ferrer, María Escario, Silvia Casas y Lola Herrera, relaciones públicas del Ramón y Cajal, que llevaba un vestido de Juana Martín que causó sensación. Pero ni rastro de la amiga de la princesa de Asturias, que no pudo sacar tiempo para apoyar la labor filantrópica de la Fundación.

Cambio profesional

Tras los sonados varapalos profesionales de los últimos años, Isabel Sartorius había encontrado por fin su norte laboral. Su trabajo en Espejo Público le había hecho olvidar sus fracasos empresariales y sus apariciones en televisión no se limitaban tan sólo a ofrecer declaraciones sobre su amistad con Letizia Ortiz ni acerca de su extinta relación sentimental con el heredero, que es una de las cuestiones que más interés despierta en los medios, ya sean o no del colorín. La responsable de esta etapa, además de sus activos personales, ha sido su representante Mamen Díaz, novia de Enrique Cornejo, que ya no trabajará más con ella.

Sartorius ha decidido que sea mejor su hermano Luis, que sale con Bárbara, la exmujer de Emiliano Suárez, el que la represente a pesar de su inexperiencia en temas artísticos. Mamen Díaz, además de los temas contractuales, se ha ocupado durante todo este tiempo de cuidar su imagen, de elegir el mejor vestuario y de otras cuestiones que más pronto o más tarde han contribuido a cambiar la imagen de 'chica malograda y con poca suerte', de la que finalmente ha podido desquitarse. Tal y como contaba la periodista Blanca Cano, la relación profesional entre ambas se estableció gracias a la viuda del padre de Sartorius, y termina ahora, tras varios años de colaboración directa. ¿Tendrá algo que ver este cambio tan brusco con su comentada ausencia la pasada noche en Madrid?

Noticias relacionadas

- Isabel Sartorius decide aparcar sus memorias para no incomodar al Príncipe

- Isabel Sartorius está como loca con el realismo mágico

Isabel Preysler Isabel Sartorius Cambio climático