Logo El Confidencial
forma parte de los homenajes de 'a quién le importa'

Sara Montiel vuelve a la Gran Vía de Madrid a través de un musical

Hace 8 meses murió Sara Montiel. Si embargo, Saritisima aún guardaba un as en la manga a modo de participación en el musical 'A quién le importa'

Foto: La estrella, en una de sus últimas fotografías (I. C)
La estrella, en una de sus últimas fotografías (I. C)

Hace 8 meses murió Sara Montiel. La manchega más universal dejaba a España huérfana de exceso y brillo de forma repentina y abrupta, como sólo lo pueden hacer las grandes. Si embargo, Saritisima aún guardaba un as en la manga, un último golpe de efecto, a modo de último acto y testamento. El próximo 4 de diciembre, Sara Montiel volverá a la Gran Vía de la mano de la movida madrileña, reencarnado en el musical de Jorge Berlanga A quien le importa. Tras su paso por el Teatro Arlequín, este gran musical de pequeño formato habitará los primeros jueves de cada mes en los míticos Callao City Lights de la plaza de Callao. El espectáculo, que esta nominado a 7 premios BroadwaySpain, tiene como gran baza los hits compuestos por Carlos Berlanga e Ignacio Canut y popularizados por la voz de Alaska en su etapa de Pegamoides y Dinarama.

Repleto de colaboraciones especiales, la de Sara es quizá la más estelar de todas. La actriz, pionera en cruzar el charco y hacerse un hueco en Hollywood, interpreta a una lasciva monja, que con su sensualidad y mucho humor cautivará a muchos espectadores a través de los vídeos que aparecen en este musical interactivo. Francis Montesinos en el papel de Dalí o Rafael Amargo emulando a un desgarrado Lorca, son otras colaboraciones que hacen de este musical, algo diferente.

El destino quiso que el último trabajo de Sara fuera su aportación al musical A quien le importa. La movida nunca le fue ajena. Aunque ya le pilló lejos del relumbrón de otros tiempos, su espíritu posmoderno la hacia participe de todo ese universo musical y estético. Gran amiga de Carlos Berlanga y de toda su familia, resurgió en los años 80 con una canción compuesta por el propio Carlos, llamada Super Sara. Y es que la Montiel era mucho, y si no que se lo pregunten al director Eduardo Bazo. Tras grabar su colaboración en el musical, pocos meses antes de morir, le espetó con el hábito religioso aún puesto: "¿A esta monja la quieres aun más puta?"  Sara fue genio y figura hasta la sepultura.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios