Logo El Confidencial
AÑADE UN TERCER DELITO, EL DE EMBRIAGUEZ

La Audiencia de Sevilla ratifica la condena de dos años y medio a Ortega Cano

La Audiencia Provincial de Sevilla ha ratificado este viernes la condena de dos, seis meses y un día de cárcel a Ortega Cano por homicidio imprudente

Foto: Ortega Cano el pasado mes de marzo en los Juzgados de Sevilla (I.C.)
Ortega Cano el pasado mes de marzo en los Juzgados de Sevilla (I.C.)

La Audiencia Provincial de Sevilla ha ratificado este viernes la condena de dos años, seis meses y un día de cárcel a Ortega Cano por homicidio imprudente y conducción temeraria por el accidente de tráfico en el que se vio envuelto el 28 de mayo de 2011 y en el que perdió la vida Carlos Parra tras colisionar con su coche al invadir el carril contrario de una carretera secundaria de Burguillo (Sevilla) por la que Ortega Cano conducía a 125 Km/h cuando el límite estaba en 90.

A pesar de que el abogado de Ortega Cano, Enrique Trebolle, recurriera el fallo emitido el pasado mes de abril, y en el que se le obligaba al pago de casi 170.000 euros, finalmente la Audiencia Provincial ha emitido una sentencia firme y confirma la pena de cárcel, por lo que el extorero entrará en prisión si no utiliza su última baza: recurrir al Tribunal Constitucional.

Se le imputa un nuevo delito de conducción bajo los efectos del alcohol. Los magistrados dan por válida la prueba de alcoholemia que fue rechaza el pasado mes de febreroLa Sección Primera no sólo ha estimado los recursos presentados por la Fiscalía y la acusación particular, sino que le imputa además un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, del que fue absuelto el pasado mes de febrero por el Juzgado de lo Penal número 8. Ahora, los magistrados dan por válida la prueba de alcoholemia que le fue realizada en el hospital el día del accidente afirmando que no hay ruptura de la cadena de custodia. En este punto, el abogado de Ortega Cano rechaza esta última acusación basándose en que el análisis de sangre no fue debidamente custodiado, tesis en la que continúa insitiendo a pesar de que éste determinó una tasa de alcohol en sangre de 1,26 gramos, el triple de la autoriza. 

Ante los medios de comunicación, Enrique Trebolle ha asegurado que interpondrá un recurso de amparo en el Tribunal Constitucional. "Esta sentencia crea un predecente en la jurisprucencia", ha dicho minutos después de que se hiciera público el fallo. 

El torero, que ha recibido la información a través de una llamada telefónica de su abogado, se encuentra muy afectado y tiene intención de pedir el indulto. 

"Llevaba una cogorza como un mulo" 

El jueves 14 de marzo de 2013 era un día importante para la familia de Carlos Parra. Durante la tercera sesión por el jucio del accidente que acabó cion su vida, el testigo Juan José L.J., camarero que en la noche del 28 de mayo de 2011 estaba en un bar de Burguillos (Sevilla), declaró ante el juez que vio a Ortega Cano minutos antes de la colisión "tambaleándose, incapaz de mantenerse en pie" y sin ser capaz de abrir la puerta de su coche. 

Ortega Cano: Por mi salud no debo beber y no bebí ese día. (...) Sólo tomé dos refrescos y me mojé los labios con una copa de cavaEl testigo también afirmó que nunca sirvió sólo Coca-Cola al torero, en contra de su declaración, sino siempre acompañada de whisky."Por la mañana el maestro pedía vino y manzanilla, y por la tarde copas". Precisó, incluso, que al día siguiente oyó al gerente del bar contar que aquella noche notó al torero "como nunca lo había visto", hasta el punto de que su esposa le ofreció una cama para acostarse.

Otra de las declaraciones clave, y quizá la más demoledora, fue la de María del Pilar R. R.que al hablar con el dueño del hotel Boulevard, donde Ortega también estuvo antes del accidente, sobre el estado del diestro, éste le comentó que “llevaba una cogorza como un mulo”.

Sólo cinco después, Ortega Cano hizo uso de su derecho a la última palabra afirmando, rotundo, que no bebió la noche del accidente: "Por mi salud no debo beber y no bebí ese día. (...) Sólo tomé dos refrescos y me mojé los labios con una copa de cava".

Las malas noticias se acumulan 

La ratificación de la condena de dos y medio llega en uno de los peores momentos para la familia del exdiestro. Su hijo José Fernando continúa en prisión desde el pasado 14 de noviembre acusado de robo de un vehículo, robo por violencia, daños y un delito contra la seguridad vial.

Apenas una semana después, la defensa pidió la libertad de José Fernando, que fue rechazada por la jueza de instrucción número 5 de Sevilla por la "brutalidad" y "gravedad" de la agresión y robo de los que está acusado y el "abuso de superioridad" que utilizó.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios