Logo El Confidencial
HEREDARÁ EL TÍTULO TRAS LA MUERTE DE SUÁREZ

Alejandra Romero, la abogada de 24 años que se convertirá en duquesa de Suárez

Tiene 24 años y un currículum solvente para su edad. Los que la conocen la definen como una joven encantadora, divertida, con el hechizo de su abuelo

Tiene 24 años y un currículum bastante solvente para su edad. Poco después de concluir sus estudios de Derecho, encontró trabajo en un despacho donde ejerce actualmente como abogada en el área inmobiliaria. Los que la conocen la definen como una joven encantadora, divertida, con el hechizo de su abuelo y muy seria en su vida laboral. Ahora está pendiente de incorporarse al Club de la Boina, un grupo de amigos y familiares que se reúnen una vez al mes para pasarlo bien en el transcurso de unas jornadas gastronómicas y ‘coronar’ a algún personaje de la vida social con dicha prenda. Alejandra Romero Suárez es hoy muchas cosas, pero en breve será además duquesa.

Alejandra Romero Suárez en la Zarzuela (I.C.)
Alejandra Romero Suárez en la Zarzuela (I.C.)

La hija mayor de Mariam Suárez, primogénita del expresidente Adolfo Suárez, y de Fernando Romero será la próxima duquesa de Suárez, título otorgado por el Rey Juan Carlos a su abuelo el 25 de febrero de 1981 con carácter perpetuo para sus hijos y sucesores legítimos. Según rezaba el documento del decreto, el motivo era premiar "la abnegación, tacto y prudencia, al servicio de la reconciliación de todos los españoles como presidente de Gobierno”. En aquel momento, el heredero directo era su hijo Adolfo Suárez Illana, porque no primaba la primogenitura, sino que los títulos nobiliarios los heredaba el primer hijo varón. Así se establecía hasta que se aprobó en 2006 la Ley de Igualdad para la Sucesión de Títulos Nobiliarios, y por derecho le correspondía a Mariam, la mayor de los hijos, que falleció en marzo de 2004 víctima de un cáncer, por lo que Alejandra se convirtió en ese momento en la heredera legítima.

Hubo un intento por parte de Adolfo Suárez Illana de recuperar el título y con ese objetivo le envío al Rey la documentación precisa que sustentaba su pretensión. Todo esto sucedió en el año 2009, idea que el hijo del expresidente abandonó al saber que no había ninguna posibilidad y sobre todo que su sobrina no tenía intención alguna de ceder un título que por derecho le correspondía.

“Con la muerte de Adolfo Suárez el ducado pasa directamente a Alejandra y no hay discusión posible”, aseguran desde el entorno directo de la familia. “No hay ninguna bronca ni enfrentamiento y todos los que han estado en el hospital y después en el Congreso han visto que la relación entre tío y sobrina es normal. Todos están muy unidos y Adolfo ejerce de jefe del clan", sostienen las mismas fuentes, para negar los rumores de desapego.

Una joven duquesa

Alejandra Romero es la mayor de los nietos que tuvo el presidente Suárez y la que más tiempo lo trató antes de que perdiera la memoria víctima del alzhéimer. Cuando Mariam murió tenía 14 años y había vivido una adolescencia marcada inexorablemente por la enfermedad de su madre y de su abuela, Amparo, que también murió de cáncer. Ausencias permanentes por los viajes a Nueva York de Mariam para seguir tratamientos que alargaron su vida, pero que no consiguieron su cometido, que en definitiva era su curación. Años que se iban ganando y así se transmitió a los hijos, para que comprendieran dichas ausencias.

Alejandra junto al Príncipe en una recepción en Zarzuela (I.C.)
Alejandra junto al Príncipe en una recepción en Zarzuela (I.C.)

"Todo este drama podía haber influido negativamente en el carácter de Alejandra y fue todo lo contrario. Es una chica alegre, estupenda y con el arranque y la fuerza de los Suárez. Desde el primer momento estuvo muy volcada con la enfermedad de su abuelo y, aun siendo tan joven, se ha interesado siempre por el periodo histórico que le tocó vivir a su abuelo como presidente de la Transición", apuntan familiares.

Alejandra eligió la carrera de Derecho siguiendo los pasos marcados por el abuelo, el tío y su propia madre, que trabajó durante años en el bufete que montó su padre Adolfo Suárez en la calle Antonio Maura. A sus 24 años, pertenece al comité ejecutivo de la Asociación para la Defensa de la Transición, de la que es vocal, como Cristina Alberdi, entre otros. Y el 2 de marzo pasado dio junto a su hermano Fernando el pregón de las fiestas de Cebreros, localidad natal de Adolfo Suárez.

"Del tema del ducado Alejandra apenas habla, pero desde luego no hay ningún problema con su tío. Ella sabe que le corresponde y lo llevará con total dignidad. A su abuelo lo veneraba. Y desde luego ahora no es el momento para ningún tipo de desencuentro. Son una familia unidísima, se adoran y tienen un sentido de clan verdaderamente increíble", aseguran a Vanitatis fuentes del entorno. Habrá que esperar a cumplir los trámites burocráticos, pero el ducado de Suárez será para esta joven de 24 años, abogada y comprometida con las ‘cosa’ política. Una heredera en todos los sentidos.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios