El juez Enrique López ya planea su boda para septiembre
  1. Noticias
será en zamora, ciudad natal de la novia

El juez Enrique López ya planea su boda para septiembre

Según fuentes de su entorno, el ex de Silvia Jato y su novia, Belén Prieto, se darán el 'sí quiero' en Zamora. Juntos acudieron a otro enlace hace una semana

Foto: Enrique López (Tribunal Constitucional)
Enrique López (Tribunal Constitucional)

Larelación entre el juez Enrique Lópezy su nueva conquista, Belén GarcíaPrieto, va viento en popa, tal y como adelantaba Vanitatis hace unos días. Tanto es así que, según han confirmado a este portal fuentes cercanas a su entorno, la pareja ya tiene planes de boda y piensadarse el ‘sí quiero’ en una ceremonia civil el próximo mes de septiembre en Zamora, la ciudad natal de la novia.

Precisamente en Zamora hace apenas algo más de una semana el exmagistrado y su chica acudieron al enlace de una de las hermanas deella. Si de una boda suele surgirotra, esta vez no ha sido una excepción.

Para Enrique López, quien fuera pareja de Silvia Jato, este verano será recordado de manera agridulce. A nivel sentimental el juez atraviesa uno de sus mejores momentos, pero en lo profesional ha cerrado un ciclo, quizá el más importante de su carrera. Tras ser denunciado el pasado 1 de junio por la Policía Municipal por cuadriplicar la tasa de alcoholemia, saltarse un semáforo en rojo y conducir su moto sin casco, López tuvo que atajar la situación marchándose por la puerta de atrás, presentando su dimisión como magistrado y dejando su imagen maltrecha.

Pero ya con este episodio formando parte de su pasado, el rebautizado como el George Clooney de la judicaturaha decidido centrarse en la parte de su vida que más le sonríe, la personal, y entregarse por completo a su pareja Belén.

La novia de Enrique López, de 42 años, está separada y tiene una hija adolescente. Quienes la conocen la definen como unaniña biende Zamora, cuya familia tiene importantes conexiones en el mundo de los negocios y las finanzas. Toda su labor profesional la ha desarrollado en el mundo inmobiliario, primero como empleada en una de las empresas de mayor prestigio dentro del sector, dedicada a la compra venta de inmuebles de lujo en la zona norte de Madrid, y posteriormente montando su propia empresa. Belén aprovechó toda la experiencia y los contactos adquiridos durante años para montar un negocio que maneja a la perfección.

Cumplidos los veinte años, Beléncontrajo matrimonio con el dueño de varias empresas de ocio y restauración ubicadas en la Costa del Sol.De aquella relación que duró varios años, nació la única hija que tiene. Tras su ruptura, tal y como ha podido confirmarVanitatisde fuentes de su entorno, Belen mantuvo alguna breve relación, pero ninguna tan sería como la que en la actualidad estaría viviendo con el ex de Silvia Jato, con quien ya planea casarse.

Un juicio sin luz ni taquígrafos

Enrique Lópezha solucionado su episodio de alcoholemia de manera discreta y por la puerta de atrás. En el momento de la denuncia era magistrado delTribunal Constitucionaly precisamente se cumple ahora un año desde que fue nombrado con el apoyo del Partido Popular. Después de asumir lo sucedido, atajó el asunto de la manera más rápida posible para evitar tanto el desgaste del TC como de su propio nombre.

Al día siguiente de los hechos,presentó su dimisión al presidente del órgano, Francisco Pérez de los Cobos. Desde ese mismo momento ya no era magistrado del tribunal que defiende la Carta Magna y, por tanto,perdía el pleno aforamiento ante el Tribunal Supremo. Además, López tuvo un golpe de suerte cuando al día siguiente de la denuncia, y con toda la opinión pública conocedora del asunto, elrey Juan Carlosanunció su abdicación, pasando su asunto judicial a un plano secundario, lo que evitó ser blanco de todas las críticas.

Cuando un juez es nombrado magistrado del TC, se marcha en servicios especiales y abandona ‘de facto’ la carrera judicial. Es cuando pide su reingreso cuando comienza a tener efectos económicos y administrativos.

López cumplió los diez días que le concede la Ley Orgánica del Poder Judicial, en su artículo 355, para pedir su reingreso como magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Una vez que ya lo había pedido al Consejo General del Poder Judicial,se celebró el juicio rápido por un delito contra la seguridad vial. Si no hubiera dimitido del TC, habría tenido que sentarse en el banquillo de los acusados del Supremo, en un proceso judicial más lento y con luz y taquígrafos, tal y como revela El Confidencial.

Sin embargo, su salida del tribunal le ha permitido que en trece días un juzgado madrileño de Plaza de Castilla celebre juicio rápido y dicte sentencia verbal en el momento. Incluso obtuvo una conformidad con el fiscal y el titular del Juzgado de Instrucción número 31, Antonio Serrano-Arnal, fijóocho meses de retirada del carné de conducir y una multa de cuatro meses a doce euros diarios, lo que supone 1.440 euros.

Fue un juicio rápido, celebrado el sábado 14 de junio, y sin ninguna publicidad. En la sentencia, se fija que López arrojó un resultado de 1,20 y 0,99 en la primera y segunda comprobación con el etilómetro, negándose a realizar la prueba de extracción de sangre. “Con síntomas, el acusado presentaba fuerte olor a alcohol en el aliento, ojos rojos y vidriosos, habla repetitiva, rostro congestionado, deambular titubeante y dificultad para mantener la verticalidad”, recoge la resolución.

Enrique López Silvia Jato
El redactor recomienda