El yate de Steve Jobs atraca en Barcelona
  1. Noticias
permanece en la ciudad condal desde el domingo

El yate de Steve Jobs atraca en Barcelona

La embarcación descansa en el Moll d'Espanya desde el domingo y de ella llama la atención su particular diseño y la bandera de las Islas Caimán que ondea

Foto: El yate de Steve Jobs (EFE)
El yate de Steve Jobs (EFE)

Amarrado en el Moll d’Espanya de Barcelona descansa desde el pasado domingo uno de los yates más famosos del mundo. Se trata del Venus, la embarcación que mandó construir Steve Jobs en 2007 pero de la que jamás llegó a disfrutar. Jobs murió en octubre de 2011, un año antes de la botadura del yate en aguas holandesas, y sólo su viuda y sus tres hijos disfrutan de la que fue una de las ilusiones del magnate en vida.

Con 80 metros de eslora, 12 de manga y valorado en 100 millones de euros, el Venus no alcanza las cifras para ser una de las embarcaciones más lujosas del mundo, pero sí puede presumir de su diseño. Jobs se encargó de que Philippe Stark, el arquitecto responsable de su creación, reflejase en su obra las líneas minimalistas que caracterizan los productos de Apple, el imperio que había cofundado el informático, supervisando cada detalle. En él destaca el casco de aluminio ultraligero, sus superficies lisas con ventanales de hasta 14 metros y una cabina de mandos capitaneado por siete iMac de 27 pulgadas. No son los únicos productos Apple de la embarcación ya que cuenta además con ordenadores, tabletas y teléfonos móviles disponibles para los navegantes y los 15 miembros de la tripulación.

En la Ciudad Condal, dentro de Marina Port Vell, son muchos los turistas que pueden ver el famoso yate. En él no pasa desapercibida la bandera de las IslasCaimán que ondea y que indica que la embarcación se beneficia de la baja fiscalidad con la que cuenta este territorio británico.

Aficionado a la costa española

Pero no es la primera vez que este yate se avista en las costas españolas. En junio de 2013 no pudo pasar desapercibido en el Club de Mar del paseo marítimo de Palma de Mallorca. Aunque por esas fechas las grandes embarcaciones son habituales en las Baleares, su particular diseño delató que se trataba del yate de Jobs y fueron muchos los que se inquietaron al pensar que en la isla podrían cruzarse con la familia del millonario.

También nuestro otro archipiélago tuvo la oportunidad de ver la controvertida embarcación unos meses antes, en enero de 2013. Aprovechando el microclima que se respira en las Islas Canarias durante todo el año, el yate de Jobs permaneció amarrado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife durante al menos cinco días para provisionarse de todo lo necesario antes de surcar el Atlántico para llegar a Palm Beach, Florida. La familia del fundador de Apple acababa de estrenarlo y partía desde Holanda.

Steve Jobs Tenerife Marina Port Vell
El redactor recomienda