Logo El Confidencial
fiona ferrer y lola herrera, entre los asistentes

Pantoja y la duquesa, los temas recurrentes en la nueva edición del Rastrillo

El Rastrillo de Nuevo Futuro abrió este año con un homenaje a la duquesa de Alba, una de las impulsoras de esta almoneda solidaria en Sevilla

Foto: Carmen Polo y Cuqui Fierro (Gtres)
Carmen Polo y Cuqui Fierro (Gtres)

El Rastrillo de Nuevo Futuro abrió este año con un homenaje a la duquesa de Alba, una de las impulsoras de esta almoneda solidaria en Sevilla. Hubo aplausos y baile en su honor con las canciones de Las Mellis, las rubias flamencas que animan a mediodía y por la noche el lugar.  Además de cantar y presentar su disco Contra la corriente, fueron también protagonistas colaterales al ser amigas de Isabel Pantoja. A ellas les han ofrecido mucho dinero por contar intimidades pero lo tienen claro: “si vamos a un programa de televisión será para presentar nuestro trabajo pero no para hablar de ella porque nunca lo hemos hecho. Isabel es nuestra amiga y a los amigos hay que apoyarlos y quererlos en los buenos momentos pero sobre todo en los malos”. Y ahí terminó  la explicación. También actuaron Los Alpresa, recién llegados de México, donde estuvieron cantando en la casa de un millonario del lugar. Una  fiesta en la que participaron Cayetano Rivera y Eva González, espléndida como nueva chica Swaroski en la portada de Elle, Francisco y Lourdes Montes. Allí se enteraron de la muerte de la duquesa de Alba y adelantaron el regreso.

La embajadora consorte de Jordania, Lucy Domínguez, y unas diplomáticas (P. Barrientos)
La embajadora consorte de Jordania, Lucy Domínguez, y unas diplomáticas (P. Barrientos)

El rastrillo de Nuevo Futuro va tan unido a la Navidad como la lotería o los anuncios del turrón y el cava. Un clásico que, año tras año, sirve para financiar esta iniciativa que fundó hace cinco décadas Menchu Herrero y que permite que niños sin horizonte tengan una familia y puedan desarrollar una vida feliz. Todo el dinero que se recauda va a parar a la financiación de la compra de unos hogares de acogida que funcionan dentro y fuera de España. Uno de los datos más significativos es que, desde 1968, fecha en la que se abrió la primera casa, la mayoría de esos niños no solo pudieron tener una vida digna sino estudios y desarrollo profesional.   “Muchos de ellos siguen ayudando y vienen con los hijos y nietos a echar una mano”, explica el periodista Oscar Cavero que, desde hace años, forma parte del grupo de voluntarios del  “palacio de Vista Alegre”, uno de los puestos donde cada día un restaurante de postín sirve  almuerzos y cenas a precios de menú de bar de carretera. 

La discreción de Pilar de Borbón

Doña Pilar de Borbón, durante el Rastrillo (Gtres)
Doña Pilar de Borbón, durante el Rastrillo (Gtres)

Este año, además de la novedad del cambio de edificio del pabellón La Pipa al de Cristal en el recinto de la Casa de Campo, no hubo titular de la infanta Pilar. La tía del Rey siempre ha dado grandes noticias sin pretenderlo. Algunas forman parte del historial periodístico, como oficializar el noviazgo de la infanta Cristina con Urdangarín, explotar con la prensa y acusarla de los males que padecía la monarquía o amenazar con convertirse en okupa cuando la alcaldesa Ana Botella, con una improvisación absoluta, negó la apertura del Rastrillo por problemas de seguridad. En aquella ocasión, doña Pilar no tuvo necesidad de “encadenarse” pero dio un paso adelante ante un problema que debía haberse solucionado mucho antes.

La duquesa de Badajoz es una de las voluntarias más activas junto con la princesa Nora de Liechtenstein, Margarita Vargas, Maribel Freire, Machus Berzosa, Patro Soto, Lola Gasset, Lucy Domínguez, la embajadora de Jordania, presidenta de la asociación de Damas Diplomáticas, Pilar Vienert y Pilar Vega de Anzo. En su puesto de las Xanas arrasa el modisto Eduardo Ladrón de Guevara, que ha llevado a la almoneda sus creaciones de alta costura que se venden a precio low cost.

Eduardo Ladrón de Guevara (P. Barrientos)
Eduardo Ladrón de Guevara (P. Barrientos)

Muy cerca estaba la duquesa de Franco que, como el retrato de Dorian Gray, en cada edición aparece más joven. Contaba a los asistentes lo bonita que había sido la fiesta del décimo aniversario de boda de su nieto Luis Alfonso y Margarita: “es un regalo de Dios verlos tan felices”, decía mientras daba la vuelta a una clienta que había comprado una juego de café de La Cartuja por menos de lo que cuesta una vajilla en Carrefour.

Silvia Casas, Lola Herrera y Fiona Ferrer (P. Barrientos)
Silvia Casas, Lola Herrera y Fiona Ferrer (P. Barrientos)

En otro puesto se encontraban Fiona Ferrer, Silvia Casas, periodista y mujer de Manu Tenorio, y Lola Herrera, la cara amable y efectiva del hospital Ramón y Cajal de una manera totalmente altruista. Las tres informaban acerca del funcionamiento de la Fundación Educación Activa. Una iniciativa que se creó para ayudar a las familias que tienen niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. “La fundación ha puesto en marcha una escuela educativa www.educacionactiva.com  a través de internet y ahí los padres pueden recibir ayuda profesional totalmente gratuita”, explicaba la empresaria Fiona Ferrer, que está a punto de presentar un nuevo proyecto que dará mucho que hablar.   

Rosa Villacastín también participa en esta edición del Rastrillo firmando ejemplares de su libro La princesa Paca, la historia de amor de Rubén Darío y la abuela de la periodista. Otro éxito será el libro de David Enguita Manual para convertirte en pequeño Nicolás que, según el autor, es el regalo perfecto para el típico caradura que intenta colarse en todas las fiestas y para esos familiares que siempre dan la lata en las reuniones familiares.

El miércoles que viene está previsto que la reina Sofía visite el Rastrillo. La incógnita, por ahora, es saber si acudirá también la reina titular con mando en plaza: doña Letizia.  

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios