Monedero (Podemos) comparte roscón con la 'high class' en casa de Carmen Lomana
  1. Noticias
TRAS UNA POLÉMICA EN TWITTER

Monedero (Podemos) comparte roscón con la 'high class' en casa de Carmen Lomana

El politólogo se convirtió en el invitado especial de la merienda que todos los años organiza la 'socialite' en su casa. Reunión a la que van sus selectas amistades

Foto: Juan Carlos Monedero y Carmen Lomana, en un montaje fotográfico (Vanitatis)
Juan Carlos Monedero y Carmen Lomana, en un montaje fotográfico (Vanitatis)
placeholder Carmen Lomana, en una imagen de archivo en Marbella (Gtres)

Juan Carlos Monedero, secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos y profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid, se convirtió en el invitado especial (y secreto) de la merienda que todos los años organiza la socialite Carmen Lomana en su casa el día de Reyes. Una reunión festiva a la que acuden amistades adineradas que poco tienen que ver en forma de vida y manera de pensar con el partido de Pablo Iglesias y su segundo, Monedero. De ahí la sorpresa de todos los invitados, que desconocían este golpe de efecto por parte de la anfitriona, quien no había comunicado esta presencia tan insólita en la ‘rosconada’ del 6 de enero, que comenzó a las siete de la tarde y acabó a medianoche.

Monedero, como Cenicienta, se marchó antes de que dieran las doce y dejó un buen sabor de boca, además de convertir su programa y su presencia en tema de debate. Una especie de tertulia televisiva con turnos de palabra y moderadores que iban cambiando. Todoacompañado de gin-tonics, champán y chocolate en taza de porcelana. Hubo hasta momentos divertidos donde la ironía de los invitados se convirtió en el plato fuerte de la reunión tras la despedida del líder: “Que sepas, Carmen, que Monedero estaba calculando cuántas familias pueden vivir en cada habitación de tu casa si ellos ganan. Y además todas vosotras os quedaríais sin joyas”.

Monedero dio para mucho. Algunas de las damas presentes destacaban su “buena educación” y comentaban con sorna que “el chico no tiene mala pinta y no va vestido de perroflauta”. La sudadera que vestía, de hecho, era de Massimo Dutti. A estas señoras, otras las acusaban de padecer el 'síndrome de Estocolmo'mientras los camareros servían la merienda. Los demás invitados diseccionaban la conversación del politólogo, que nunca fue excesiva. No era el lugar ni el día para soflamas reivindicativas y menos en un escenario donde encontrar un posible votante era tarea complicada.

La visita de Juan Carlos Monedero al domicilio de Carmen Lomana encuentra su explicación en los iniciales desencuentros en Twitter entre la dama pija y el profesor de Ciencia Política. Una vez que se entendieron, y tras un primer encuentro en el barrio de Malasañay unos cuantos piropos de ida y vuelta, Lomana le invitó a la merienda de Reyes pensando que no aceptaría la propuesta. La sorpresa fue cuando dijo que sí, que se pasaría a tomar el roscón con la beautiful people de la capital, rodeado de tacitas de porcelana, sin preocuparle lo más mínimo si eso podría pasar factura pública a la imagen de su partido. Eso sí, no quiso hacerse fotos.

Juan Carlos Monedero
El redactor recomienda