SE CASARON EN LA IGLESIA DE VILLAVICIOSA DE ODÓN

La boda secreta de Jaime Ostos y María Ángeles Grajal

El torero y la doctora se han casado por sorpresa, sin anunciarlo y con la presencia de su hijo y de los padres de ella como únicos testigos

Jaime Ostos y la doctora Grajal ya son a los ojos de la iglesia marido y mujer. “Sí, nos casamos en julio en una celebración muy íntima a la que solo acudieron mis padres y nuestro hijo. Fue en la iglesia de Villaviciosa de Odón, cerca de nuestra casa, y después nos fuimos a comer a un restaurante. Quisimos que fuera así porque cada vez que poníamos una fecha había que cancelar porque ocurrían situaciones personales complicadas como la enfermedad de Jaime, la de familiares directos. Mi madre nos aconsejó que nos casáramos calladitos, sin anunciar, y así lo hicimos. Fue una boda para nosotros”, explica a Vanitatis la doctora Grajal en la fiesta taurina organizada por el restaurante La Pesquera, donde se premió a su ya marido y a otros personajes relacionados con el mundo del toro.

“Tampoco quisimos dar importancia mediática a este acto. Nos hemos casado dos veces por lo civil. Lo hemos celebrado por A, por B, por C…. y, por lo tanto, si cada vez que lo anunciábamos había un impedimento importante, pensamos que lo teníamos que hacer como lo hicimos”. La neumóloga estrenó para la ocasión “un vestido beis muy mono”.

Ostos y Grajal anunciaron hace dos años su boda religiosa tras conseguir el torero la anulación de su primer matrimonio. Fueron posponiendo la ceremonia hasta que la decisión se diluyó en el tiempo. La pareja tiene en su histórico sentimental un matrimonio civil, una separación y de nuevo un reencuentro.

María Ángeles Grajal y Jaime Ostos, en una imagen de archivo (Gtres)
María Ángeles Grajal y Jaime Ostos, en una imagen de archivo (Gtres)

Tuvieron que anular la boda de Yerbabuena

Y como dice el refrán que no hay dos sin tres, quisieron sellar las tres décadas de relación afectiva con una boda rociera que nunca se llevó a cabo, a pesar de tener fecha, lugar, hora y los invitados convocados. Uno de los lugares elegidos era la finca Yerbabuena y la fecha, el 22 de junio del 2013. No pudo ser, entre otras cosas, porque Ortega Cano, gran amigo de la pareja, vendió la finca y después llegó el juicio y la posterior sentencia condenatoria.

En aquel momento, Ostos explicaba a Vanitatis que “el motivo de la cancelación es exclusivamente burocrático. Necesitamos un documento para celebrar la ceremonia religiosa y no nos ha llegado”. Como la fecha del acontecimiento se iba acercando, la pareja no quería arriesgarse y avisó a sus amistades vía WhatsApp que no habría boda. Eso sí, dejando claro en todo momento que se trata de un mero retraso y no una cancelación.

La doctora quería una celebración por todo lo alto y había comunicado a los invitadas que fueran vestidas con trajes flamencos o, en su defecto, de largo. Para María Ángeles Grajal era su primera boda religiosa. Con Ostos se casó en una ceremonia civil el 6 de marzo de 1987 en El Escorial. Tuvieron una etapa de desencuentros que terminó en separación física, aunque no legal, la cual les sirvió para darse cuenta de que no podían vivir el uno sin el otro.

El torero, por su parte, contrajo matrimonio el 21 de octubre de 1960 en Sevilla con Consuelo Alcalá, con quien tuvo dos hijos: Jaime y Consuelo. Su primogénito está actualmente casado con Yolanda Cereceda, hija del empresario fallecido y creador de la elitista urbanización La Finca, Luis García Cereceda.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios