Logo El Confidencial
parecidos razonables

Albert Rivera y sus dos mujeres: encuentre las 7 diferencias

La semana pasada pusimos cara a Beatriz Tajuelo, pero no nos habíamos dado cuenta de que es casi un clon de su exmujer. 'Vanitatis' bucea en las similitudes de las primeras damas de Ciudadanos

Foto: Albert Rivera en un fotomontaje junto a Beatriz Tajuelo y Mariona Saperas
Albert Rivera en un fotomontaje junto a Beatriz Tajuelo y Mariona Saperas

Aunque les parezca mentira las dos fotos que encabezan este reportaje son imágenes de dos personas distintas. Encontrar las siete diferencias entre Beatriz Tajuelo, la actual novia de Albert Rivera (Barcelona, 1979), y su exmujer, Mariona Saperas, no es fácil. Saperas, consorte del líder de Ciudadanos durante 20 años y madre de su única hija, Daniela, es la de la mirada azul y la dentadura perfecta, y la nueva pareja es la que posa sexy con un palabra de honor y que luce una cautivadora sonrisa con una pequeña imperfección dental. Misma frente, mismos pómulos, misma nariz, mismo pelo y cuerpos atléticos. Rivera sigue apostando por las mujeres guapas, pero dentro de una misma línea.

Albert Rivera y Beatriz Tajuelo a su llegada a los Premios Princesa de Asturias (Gtres)
Albert Rivera y Beatriz Tajuelo a su llegada a los Premios Princesa de Asturias (Gtres)

Aunque en la vida real hay mucha más diferencias. Tajuelo, a la que pusimos cara oficialmente en los pasados Premios Planeta y este viernes la vimos acompañando al líder de C's en los Premios Princesa de Asturias, es azafata. Mariona es psicóloga especialista en menores y adicciones en la Fundación Sanitaria Mollet del Vallés. Rivera comparte con ambas sus aficiones: las motos, el deporte (Rivera fue campeón en Cataluña de natación), los conciertos de Estopa y viajar, algo que se le pone a tiro con una pareja azafata. No obstante, tener ocio es algo que de un tiempo a esta parte no abunda en la agenda de Rivera, comprometido con la política desde los 26 años.

“Avisad a Bea que llego tarde”

Dicen que Beatriz es mucho más espontánea y se siente más cómoda con las cámaras que Mariona, habituada desde su adolescencia al papel líder de su chico. Con ambas la filosofía oficial de Ciudadanos es la misma: discreción, discreción y discreción. Rivera está preparando su hoja de ruta de aquí a cuatro años para liderar un país y en esta carrera no irá solo; por tanto, ella debe cuidar al máximo todos los detalles. Y en un partido con tanto ‘disseny’, lo saben.

Rivera y su ex, Mariona Saperas, con José Manuel Muñoz Calvo, de Estopa (Facebook)
Rivera y su ex, Mariona Saperas, con José Manuel Muñoz Calvo, de Estopa (Facebook)

No es un secreto que que el divorcio de Mariona fue muy duro para Rivera. Que su hija Daniela es su mayor tesoro y busca siempre hacerla un hueco entre tanto éxtasis de liderazgo. “Mi hija es lo primero”, ha declarado más de una vez este político que guarda para ella una tarde a la semana y al menos dos fines de semana al mes. Lo que está claro es que Rivera sabe que con su pareja no puede volver a repetir los errores del pasado. Por eso es habitual oirle decir a los colaboradores de su equipo cuando las reuniones se eternizan eso de: “Avisad a Bea que hoy llego tarde”.

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios