Logo El Confidencial
PIDE RESPETO A LOS MEDIOS POR SU HIJO

La reivindicativa carta de Mette-Marit a su hijo Marius: pide respeto a la prensa

La princesa noruega está dolida por el trato que se le ha dado a su hijo en la prensa noruega, por lo que pide respeto ahora que Marius cumple 20 años y se marcha a EEUU a estudiar y vivir una vida alejada de la constante exposición mediática

Foto: La princesa Mette-Marit junto a su hijo Marius en una imagen de archivo (Gtres)
La princesa Mette-Marit junto a su hijo Marius en una imagen de archivo (Gtres)

La princesa Mette-Marit no está especialmente contenta con la atención mediática que ha recibido su hijo Marius Borg en los últimos dos años, desde que accediese a la mayoría de edad y se pudiese hablar libremente sobre su figura. El pequeño, que cumple 20 años, prefiere mantenerse alejado de toda esta vorágine que se cierne sobre su familia desde que su madre se convirtiese en princesa tras contraer matrimonio con el príncipe Haakon de Noruega, cuando Marius tenía tan solo 5 años. Por este motivo, y aprovechando que su hijo hace las maletas para estudiar en Estados Unidos, Mette-Marit ha querido escribir una reivindicativa carta abierta a su hijo que reproducimos a continuación:

“Desde que hace 20 años Marius abrió los ojos por primera vez, he sido sobre todo una madre. Yo tenía 23 años y fue una gran responsabilidad. Ha sido el regalo más grande de mi vida. Marius siempre ha tenido un papel que ha sido difícil de definir en el dominio público. Él es, y sigue casamos, una parte excepcionalmente importante de nuestra familia. Marius se convirtió en un símbolo de la inusual elección que hicimos cuando nos casados, al mismo tiempo que tuvo que hacerse de las funciones públicas de sus hermanos. Él no debería tener un rol público y no es una persona pública.

Su rol se ha confirmado como algo difícil de interpretar para la gente que nos rodea en privado. Desde que era pequeño. Desde los padres que han venido con preocupaciones y bien intencionados consejos, hasta los profesores que han tenido otras expectativas sobre Marius. Y yo no soy mejor que el resto. Como madre a veces he tenido expectativas sobre Marius y su carácter que son irreales y diferentes de las que he tenido sobre sus hermanos.

Imagen de la familia real noruega en la intimidad (Gtres)
Imagen de la familia real noruega en la intimidad (Gtres)

Cuando Marius era pequeño, teníamos siempre periodistas que estaban constantemente en la puerta de nuestra casa. 'NRK Noticias' nos siguió cuando estábamos jugando en el Parque Frogner por la tarde. Marius tenía 3 años. Por el hecho de que Marius tenga ahora 20 años no significa que ahora sea juego limpio.

La princesa Mette-Marit junto a su hijo Marius en una imagen de archivo (Gtres)
La princesa Mette-Marit junto a su hijo Marius en una imagen de archivo (Gtres)

En los últimos años ha habido una tendencia que no me gusta. Marius ha sido sometido a presión por parte de la prensa noruega y no ha sido muy digna. Algunos medios de comunicación han optado por escribir sobre indiscreciones de juventud. Sería comprensible si hubiese ejemplos sobre esto. Estoy contenta de que mi rebelión de juventud no fuese seguida con esta misma atención. Habría sido mucho peor. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos los medios de comunicación que han tratado su adolescencia con prudencia.

La vida es frágil. Y hermosa. Si nos la tomamos en serio y tratamos de apreciar bien sus matices, en lugar de empujarlos en nuestros compartimentos de prejuicios.

Espero sinceramente que los arquetipos que tratan de caracterizar a la interpretación que una pequeña parte de la prensa noruega quiere hacer de la vida a los 20 años reciban resistencia. Marius no quiere vivir una vida pública. Mi compromiso con él, como madre, es tomar la responsabilidad que se me dio en el hospital de Aker hace 20 años. Por lo tanto, ahora quiero pedirles a algunos medios de comunicación noruegos que permitan que disminuya la atención sobre él, ya que él, en parte por esta razón, ha optado por estudiar en el extranjero. Mañana viaja por el mundo. Un hombre joven con una mente abierta.

Como madre, no podría estar más orgullosa. Estoy muy orgullosa e impresionada por lo que eres. A través de mi trabajo y todo tipo de contacto que en los últimos años he tenido con Marius y sus amigos y conocidos, he visto algo de lo que te vas a convertir. Te deseo lo mejor”.

Esta es la carta de Mette-Marit a su hijo, pero que redacta a sabiendas de que los medios noruegos darán buena cuenta de su contenido, por lo que aprovecha para pedir respeto a la decisión de su hijo de vivir una vida tranquila, alejado de las cuestiones de palacio y con la firme intención de ser una persona normal que, por vicisitudes de la vida, ha nacido en una familia poco convencional.

Termina su escrito con un poema de Wislawa Szymborska.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios