Logo El Confidencial
familia real de holanda

Lo que tienen en común estas dos imágenes y la de Máxima de Holanda

Las firma Erwin Olaf, un fotógrafo holandés en cuyas fotos el sadomasoquismo, el sexo, la moda y la violencia suelen ir de la mano

Foto: Máxima de Holanda y otras fotografías de Erwin Olaf.
Máxima de Holanda y otras fotografías de Erwin Olaf.

Desde que se casó en 2002 con Guillermo Alejandro de Holanda, la Casa Real ha publicado decenas de imágenes oficiales de Máxima, pero nunca una tan íntima como esta. Fue este fin de semana cuando vieron la luz cuatro imágenes realizadas por Erwin Olaf en las que aparecen las cuatro mujeres de la vida del rey de Holanda: su mujer y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane. Las instántaneas poseen algo especial que ha llamado mucho la atención, pues no es habitual ver unos primeros planos tan exagerados de los royals y mucho menos tan naturales.

Solo hay que fijarse en las incipientes patas de gallo de Máxima, algo de lo más normal a sus 46 años, o las marcas de la comisura de los labios para darse cuenta de que no existe rastro -o si lo hay, apenas se nota- de Photoshop o retoques en este primerísimo primer plano. Un hecho no muy común entre las imágenes de la realeza y que dota a la reina de cercanía y espontaneidad. Cierto es que la argentina lleva maquillaje, una discreta base, un poco de colorete en los pómulos, rímel en las pestañas y los labios con un ligero gloss. Pero se la ve real, auténtica y sin artificios.

Los primeros planos de las damas Orange.
Los primeros planos de las damas Orange.

El encargado de mostrarnos esta cara de Máxima no es otro que Erwin Olaf, un reconocido fotógrafo holandés que ya tuvo a la argentina frente a su objetivo cuado realizó las imágenes de su 40 cumpleaños. Aquellas fueron mucho más corrientes: había una en un jardín rodeada de flores, otra posando vestida de gala en una estancia del Palacio Real de Ámsterdam...

Si repasamos la biografía de Olaf, veremos que no es lo que uno esperaría de un fotógrafo real. Él es excéntrico y siempre va un paso más allá. Para muestra solo hay que fijarse en cómo ha firmado esta imagen de Máxima, a través de su pupila, en la que se le puede ver a él mismo.

No hace falta más que ver algunos de los retratos de Erwin para darse cuenta de que al holandés es un provocador. En sus fotos el sadomasoquismo, el sexo, la moda y la violencia suelen ir de la mano. Fie defensor del colectivo LGTB, del que forma parte, Olaf, que posee su estudio en Ámsterdam, empezó bien joven en el mundo de la fotografía aunque no fue hasta su colección 'Fashion Victims' cuando se dio a conocer de manera internacional.

Esas imágenes de gente desnuda posando con bolsas de grandes marcas dieron la vuelta al mundo y lo consagraron como fotógrafo. Pero no solo de arte vive el genio, y Olaf también ha trabajado para firmas como Diesel, Levi's, Heineken o Microsoft, eso sí, bajando mucho el tono.

Imagen de 'Fashion Victims'.
Imagen de 'Fashion Victims'.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios