Los Urdangarin Borbón hacen vida normal mientras el TS dirime sobre su futuro
  1. Casas Reales
UN LARGO PROCESO JUDICIAL

Los Urdangarin Borbón hacen vida normal mientras el TS dirime sobre su futuro

La infanta Cristina acude a su trabajo como cualquier otro día. Iñaki Urdangarin, sin obligaciones laborales, hace deporte. Ambos están "muy tranquilos", dicen sus amigos

placeholder Foto: Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo. (Gtres)
Iñaki Urdangarin en una imagen de archivo. (Gtres)

Como si nada hubiera sucedido. Hace tiempo que en la casa de los Urdangarin de Borbón las cosas son así. Sobre todo, desde que el abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, lograra encontrar una argucia legal que ha dado esperanzas de absolución al exduque condenado.

Por eso, este miércoles 21 de marzo, mientras el Tribunal Supremo escuchaba los argumentos de la Fiscalía -pide aumentar la condena a 10 años- y de las defensas en el caso Nóos, la infanta Cristina, su marido y sus hijos hacían vida normal en Ginebra. Como hace años, como esperan seguir haciendo durante años.

placeholder La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo en Barcelona. (Gtres)
La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo en Barcelona. (Gtres)

Mucho se ha escrito y hablado sobre las posibilidades que tiene esta familia. Y mucho se seguirá hablando porque nada se sabe hasta que el Supremo decida. Eso es algo que puede suceder en breve aunque la familia Urdangarin espera que no haya sentencia del alto tribunal hasta finales de año.

¿Nulidad?

Y esperan, además, una sentencia favorable. Mario Pascual Vives decidió recurrir a la petición de nulidad del juicio porque un perito ha afirmado que se empezó a investigar a Nóos antes de que hubiera caso en el juzgado, algo que vulnera la ley. Lo escribió Esteban Urreiztieta en 'El Mundo' y lo ha confirmado el propio abogado, quien considera que ante este cambio de rumbo podría evitarse que su defendido ingrese en prisión.

placeholder Mario Pascual Vives. (EFE)
Mario Pascual Vives. (EFE)

Ya hace un año, cuando se publicó la sentencia absolutoria hacia la Infanta pero condenatoria hacia su marido (seis años de prisión), la hermana del Rey manifestó a sus amigos que esperaba que al final todo terminara en nada. Mandó mensajes telefónicos a algunos amigos -a los que tuvo acceso quien esto escribe- en los que les aseguraba que "la verdad", como ella lo llama, prevalecería.

Un mal estado superado

Pero no ha sido un camino fácil hasta este ánimo plácido en el que se encuentran ahora. Urdangarin ha tenido que someterse a tratamiento para superar el bajo estado de ánimo con el que afrontó los cambios al principio, sobre todo tras su mudanza a Ginebra y su falta de obligaciones diarias.

Foto: La infanta Cristina en una imagen de archivo. (Gtres)

Y una vez que su marido se repuso, fue entonces la Infanta quien cayó. Los amigos que la han visitado con frecuencia en Ginebra contaron hace más de un año a quien esto escribe que la habían visto mal, sin ánimos, callada y con pocas ganas incluso de comer. Muchos se preocuparon y así lo relataban. Pero las cosas han ido calmándose y en la actualidad, tal y como afirman a Vanitatis, "están muy tranquilos".

Un exduque sin obligaciones

placeholder Iñaki Urdangarin mientras se desplaza en bicicleta por Ginebra, en una imagen de archivo. (EFE)
Iñaki Urdangarin mientras se desplaza en bicicleta por Ginebra, en una imagen de archivo. (EFE)

Desde esa tranquilidad que les da también la distancia, quisieron que el miércoles fuera un día normal. Los niños fueron al colegio como de costumbre y la Infanta fue a su puesto de trabajo en la Fundación Aga Khan. Urdangarin, sin obligaciones laborales, se dedicó a ejercitarse en la bicicleta y a realizar algunas tareas gastronómicas, que le gustan y le entretienen.

Un amigo de la pareja comenta a este medio: "Es mejor ponerse rojo un día que no alargarlo. Si le condenan, el proceso se alargará en los medios durante meses. Si lo absuelven, será un día de quejas, pero todo se olvida rápido en este país". El tiempo, como dice con razón el tópico, pondrá las cosas en su lugar.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin Tribunal Supremo
El redactor recomienda