Logo El Confidencial
familia real británica

Un mes para la boda real del príncipe Harry y Meghan Markle: conoce todos los detalles

Cuando quedan apenas 30 días para el esperadísimo enlace, en Vanitatis te ofrecemos un repaso de las claves de este evento real que promete, y mucho

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle en una imagen de archivo. (Reuters)

Queda un mes para que vivamos uno de los momentos más esperados. El príncipe Harry dejará de ser el eterno soltero de oro y le dará el 'sí, quiero' a Meghan Markle en una ceremonia que se celebrará en la capilla de St. George. Los Windsor al completo se reunirán en este enlace que tiene todos los elementos para convertirse, indudablemente, en la gran boda real del año, incluso de la década. Cuando quedan apenas 30 días, en Vanitatis te ofrecemos un repaso de las claves de este evento real que promete, y mucho.

El vestido

El secreto mejor guardado de cualquier boda que se precie es el traje nupcial, y como no se desvelará hasta el último instante, ya son muchos los que especulan con la posibilidad de que la actriz se acerque al altar ataviada con un diseño de uno u otro modisto. Aprovechando esta expectación, las casas de apuestas ya se han apresurado a que sus clientes prueben suerte a la hora de acertar la firma del diseño. La mayoría se ha decantado por Alexander McQueen. Sin embargo, hay otras firmas que también tienen muchas posibilidades como son: Misha Nonoo, quien ejerció de celestina entre Meghan y Harry; Roland Mouret, amigo personal de la actriz; o Ralph and Russo, la firma que ya la visitó en las fotos del compromiso.

Las invitaciones

Hace ya unas semanas que se enviaron las misivas que informan a sus amigos y familiares de la fecha, el lugar y demás detalles del enlace que unirá sus caminos. Así lo mostró en su cuenta oficial de Twitter el palacio de Kensington: “Las invitaciones a la boda del príncipe Harry y la Sra. Meghan Markle han sido emitidas en nombre de su alteza real el príncipe de Gales. Siguen la tradición de la familia real, que existe desde hace muchos años e incluyen el sello de tres plumas del príncipe de Gales en tinta dorada”. Para demostrar que el proceso de impresión de estas invitaciones es completamente artesanal, Kensington compartió con sus seguidores de Twitter un vídeo en el que se podía ver a una joven manipulando una pasta dorada con una espátula para tintar los rodillos de la máquina.

Imagen de las invitaciones de boda. (Kensington Palace)
Imagen de las invitaciones de boda. (Kensington Palace)

Los invitados

Según Kensington Palace, un grupo de 2.640 ciudadanos de Reino Unido acudirá a la boda tras un casting de lo más particular que harán los representantes de Isabel II. Entre ellos habrá 200 miembros de organizaciones benéficas, alumnos de diferentes escuelas y unos 600 voluntarios y trabajadores del castillo de Windsor. Por supuesto, veremos a toda la familia Windsor al completo y a unas cuantas celebrities como los Beckham o Elton John, buenos amigos de los novios. Los que ya se ha confirmado que no asistirán son Barack y Michelle Obama, los Trump y Theresa May.

Los arreglos florales y la tarta

Los prometidos han encargado la ornamentación a la florista Phillippa Craddock, tal como anunció Kensington Palace a través de su cuenta de Twitter. La diseñadora recurrirá a plantas y flores locales y de temporada, gran parte de las cuales se extraerán de The Crown Estate y Windsor Great Park. Craddock utilizará ramas de haya, de abedul y de carpe, a las que añadirá rosas blancas, peonías (las flores favoritas de la novia) y dedaleras. En cuanto a la tarta, será la chef Claire Ptak, dueña de la pastelería londinense Violet Cakes, la encargada de hacerla.

Los regalos

Los novios han pedido a los invitados y a todos aquellos que quieran regalarles algo que hagan una donación en lugar de enviarles los tradicionales presentes de boda. Para ello, han elegido personalmente siete fundaciones a las que quieren ayudar: Scotty's Little Soldiers, que se encarga de los niños huérfanos de las Fuerzas Armadas; StreetGames,que busca cambiar la vida de personas con dificultades mediante el deporte; Myna Mahila Foundation​, dedicada a las mujeres de los barrios pobres de Bombay; Crisis, que se centra en las personas sin hogar; Surfers against Sewage and The Wilderness Foundation UK, orientada a la conservación marina; y por último, CHIVA (Children's HIV Association), cuyos protagonistas son los niños con sida.

El fotógrafo

"El príncipe Harry y Meghan Markle han elegido a Alexi Lubomirske para que tome las fotos oficiales de su boda". Con esta frase en su cuenta de Twitter, Kensington Palace revelaba que los novios se han decantado por el mismo fotógrafo que les realizó las imágenes de su compromiso matrimonial, aquellas en las que aparecían posando de lo más enamorados en Frogomore House. Alexi también fue el que tomó los retratos del compromiso de la princesa Eugenia de York, prima de Harry, con Jack Brooksbank. No sería atrevido decir que los young Windsors ya tienen fotógrafo favorito.

La dama de honor

Es la protagonista de la serie 'Quantico', pero muchos la conocen por ser una de las mejores amigas de Meghan Markle. Además, también aseguran que será la encargada de llevarla al altar como dama de honor. Priyanka Chopra es también una de las grandes bellezas de la televisión norteamericana. Ganó el concurso de Miss Mundo en 2000 y, dos años más tarde, comenzó su carrera como cantante y actriz. Si se cumple lo esperado, la veremos en Windsor ayudando a su amiga con su vestido y cuidando de todos los detalles.

Priyanka Chopra en una imagen de archivo. (Gtres)
Priyanka Chopra en una imagen de archivo. (Gtres)

El padrino

Se llama Thomas Markle Sr., vive en México y pretende llevar una vida alejada de los focos. Según el diario 'The Sun', el padre de Meghan Markle es un tímido de cuidado que pretende pasar desapercibido desde que su hija se prometiese con el príncipe Harry y alcanzase fama mundial. Sin embargo, el tabloide británico asegura que el día de la boda de la actriz, el señor vencerá su habitual timidez para llevarla al altar. Aunque no hay nada confirmado, todo apunta a que será con él con quien Meghan entrará del brazo en la capilla de St. George.

La ceremonia

La ceremonia dará comienzo a las 12:00 del mediodía en la capilla de St. George, en el castillo de Windsor. El reverendo David Conner será el encargado de dirigir el servicio religioso mientras que el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, oficiará el momento en que Harry y Meghan hagan sus votos matrimoniales. Al ser una boda de mañana, el protocolo marca traje o uniforme para los caballeros y vestido corto con pamela y sombrero para las damas, unas reglas de vestimenta que ya vimos en el enlace matrimonial de los duques de Cambridge.

Interior de la capilla de Windsor. (Reuters)
Interior de la capilla de Windsor. (Reuters)

Paseo en carruaje

Tras darse el 'sí, quiero' y ya convertidos en marido y mujer, Harry y Meghan abandonarán la capilla por la gran y mítica escalinata y se subirán a un carruaje para dar un paseo por Windsor y saludar a los cientos de curiosos que se acercarán para disfrutar de ese día tan especial. El recorrido dará comienzo en el castillo de Windsor y recorrerá las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road y Long Walk para regresar de nuevo al punto de origen.

Noche de fiesta

Mientras la pareja recorre las calles de la ciudad, los invitados se trasladarán al espectacular salón del castillo, donde se celebrará una pequeña recepción cuando los novios regresen y el posterior banquete. Ya por la noche, el príncipe Carlos ejercerá de anfitrión -al igual que hizo en la boda de los duques de Cambridge- y ofrecerá a los invitados una recepción privada para la pareja, la familia y sus amigos más íntimos. ¿Veremos a Meghan con un nuevo vestido al igual que ocurrió con Kate?

El precio de la seguridad

El precio por blindar el bodorrio es de unos 34 millones de euros. Eso es lo que costará colocar a un verdadero ejército de seguridad en torno al castillo de Windsor. De hecho, se dispondrá de un cordón policial lleno de agentes que controlarán hasta el último detalle de todo lo que ocurra y registrarán a todos aquellos que se encuentren en las zonas de acceso a las inmediaciones del castillo y quieran ver el recorrido del carruaje con los novios.

La luna de miel

El continente africano parece ser el lugar elegido por ambos para pasar los días posteriores a ese 19 de mayo en el que contraerán matrimonio en el castillo de Windsor. El enclave concreto será Meno a Kwena, un resort que cuesta unos 500 dólares la noche por persona y que se encuentra en Botsuana. Situado al lado del río Boteti, el lugar ofrece una inmersión absoluta en el mundo africano y es perfecto para todo aquel que quiera pasar unos días de safari en el lugar.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios