Logo El Confidencial
familia real española

El traje blanco, el nuevo imprescindible en los armarios de Letizia, Mary y Victoria

Adquirir un sastre blanco es una de las mejores compras que pueden hacer. Últimamente nos lo han demostrado la reina Letizia, Victoria de Suecia y Mary de Dinamarca

Foto: La reina Letizia en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
La reina Letizia en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Un traje blanco te salva de cualquier aprieto. ¿Tienes una reunión de trabajo? Traje blanco. ¿Una comida formal? Traje blanco. ¿Un bautizo o una comunión? Traje blanco. Esto lo saben muy bien las damas de la realeza, que cuidan hasta el más mínimo detalle cada una de sus apariciones y su vestuario. Así que adquirir un sastre de ese color es una de las mejores compras que pueden hacer. Últimamente nos lo han demostrado la reina Letizia, Victoria de Suecia y Mary de Dinamarca, quienes han dado una lección de estilo con sus trajes.

La última de ellas ha sido la princesa Victoria, que apareció en la celebración de los 25 años de la Fundación Tobias, celebrada en la Universidad de Lund, con un impoluto dos piezas blanco roto que le sentaba de maravilla, formado por chaqueta con cinturón incorporado para marcar silueta y pantalón con el bajo ligeramente acampanado. La heredera al trono sueco completó su estilismo con complementos en gris: salones de ante de By Malene Birger y maxibolso de piel de la misma firma. Los pendientes de perlas le dan un plus de elegancia.

Fue la pasada semana cuando la Reina nos hizo vivir un auténtico 'dèjá vu' en el Palacio de El Pardo. Doña Letizia apareció con un look muy similar a aquel que llevó el día de su compromiso y que firmaba Armani. El de esta ocasión pertenece a Carolina Herrera, tiene chaqueta entallada con bolsillos y cuatro botones en las mangas y pantalón con el bajo ligeramente acampanado. Lo combinó con un top blanco de raso con escote cuadrado, un bolso de piel blanca y marrón de Carolina Herrera y unos salones en cuero color coñac con tiras cruzadas de Magrit.

Pero, sin duda, el sastre blanco que nos gusta más es el que llevó Mary de Dinamarca en su visita a Suecia. La princesa estrenó un dos piezas de Max Mara que nos parece una auténtica monada. El cuerpo a juego con escote cruzado así como el broche en la solapa en forma de flor dorada de Ole Lynggaard son todo un acierto.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios