Logo El Confidencial
tras asistir a la boda del príncipe

Chelsy Davy, la eterna novia de Harry: su 'dolce vita' con un amigo de Meghan

Si hay alguien que ha demostrado tener un auténtico ‘fair play’, ha sido Chelsy David, acudiendo a la boda de su ex con Meghan Markle. Eso sí, hay vida después de los Windsor...

Foto:  Chelsy Davy, una socialite en alza. (Gtres)
Chelsy Davy, una socialite en alza. (Gtres)

Imaginemos que a la boda de los ahora reyes Felipe y Letizia hubieran acudido Isabel Sartorius, Gigi Howard y Eva Sannum… Pues algo similar ocurrió en el enlace del príncipe Harry y Meghan Markle. Allí se plantaron invitadísimas, por supuesto, Cressida Bonas y Chelsy Davy, esta última su pareja más duradera: estuvieron juntos siete intermitentes años, entre 2004 y 2011. Eso sí, la relación fue cuando menos turbulenta, como la calificó el 'Daily Mail' en su momento.

 Chelsy, en la boda de Harry y Meghan. (Gtres)
Chelsy, en la boda de Harry y Meghan. (Gtres)

Recordemos que Chelsy también acudió a la boda de Guillermo y Kate, con un look nada afortunado y grandes bolsas bajo los ojos, quizás por no haber pegado ojo la noche antes, ya que no era pareja del príncipe. Sin embargo, al igual que en la boda de Harry, allí estuvo, dando la cara y ocupando un lugar en la vida social británica que tanto parece haber buscado a lo largo de los años. Así que podemos decir que lo que acabamos de ver hace unos días en Windsor es casi un ‘déjà vu’ de lo sucedido en el enlace del hijo mayor del príncipe Carlos. Solo que en esta ocasión el que se casaba era su ex. Y como en las redes sociales no hay quien pare la maldad, los hubo que manifestaron que iba vestida para mandarle un mensaje al príncipe: "Tendría que haber sido yo".

[LEE MÁS: Chelsy Davy y Cressida Bonas, ex del príncipe Harry, no se pierden la boda real]

Cressida Bonas, en la boda de su ex. (Gtres)
Cressida Bonas, en la boda de su ex. (Gtres)

Chelsy no parecía la candidata perfecta para casarse con el menor de los hijos del príncipe Carlos y la inolvidable Lady Di, pero una cosa es lo que los medios y la opinión pública hubieran deseado (que triunfara el amor) y otra la realidad: era la crónica de una ruptura anunciada. A pesar de todo prevaleció la amistad, pese a los grandes baches que atravesaron y sus notorios desencuentros: ella llegó a dejarle por Facebook, en 2009, cuando cambió su estatus de 'en una relación' a soltera. Una manera nada elegante ni apropiada, no ya para un royal, sino para cualquiera de los mortales. Aún así se reconciliaron...

La llamada del adiós

Antes de la boda de Harry tuvieron incluso una emotiva llamada de ‘despedida de solteros’, lo que evidencia lo importante que ella sigue siendo para el príncipe. Y parece ser que Chelsy se molestó tanto que estuvo a punto de no ir al enlace… Algo poco verosímil, porque un acontecimiento así no es como para perdérselo, aunque se encuentre una enrabietada. Así que allí estuvo, como Cressida Bona, manteniendo viva la llama ‘revival’ del príncipe Harry. La diferencia: esta última se mostró mucho más modosita, comedida y apropiada. Chelsy, un poco excesiva en los gestos, parecía que iba a un festival del humor y el vestido se le quedó un poco corto. No por pudorosos decimos esto, que estamos en 2018, sino por sentido común..

Meghan, la mujer que ha conquistado definitivamente a Harry. (Gtres)
Meghan, la mujer que ha conquistado definitivamente a Harry. (Gtres)

¿Es el suyo un capítulo completamente cerrado? Pues tenemos que creer que sí. Harry no tiene por qué ser como su padre, que se casó con Diana Spencer estando enamorado de Camilla Parker Bowles, quien acabaría convertida en su segunda mujer. Después, además, de que se desvelaran en 1992 unas conversaciones privadas entre ambos un tanto sonrojantes y que no reproduciremos aquí no por censura, sino por no hacer publicidad de un producto de higene íntima femenina. Tras esto, los británicos -ha quedado claro-, demostraron que tienen una gran capacidad de perdón. También han sepultado en el olvido los ‘picadillos’ de juventud de Harry, mucho más díscolo que su hermano mayor, Guillermo, el 'chico bueno' de la familia.

Harry, de luna de miel

El príncipe Harry está viviendo los momentos más felices de su vida junto a la actriz estadounidense, mientras su ex, curiosamente, pasa página (o al menos se lo pasa estupendamente) con un amigo de la protagonista de la serie ‘Suits’. Ya se sabe que en la monarquía inglesa al final todos los caminos llevan a Londres: donde el príncipe conoció a su actual mujer y donde su ex conoció a su presente conquista, James Marshall. Parece prematuro hablar aún de relación, pero nunca se sabe. ¿Sería posible dentro de un tiempo una cena a cuatro: Harry y Meghan, Chelsy y James? Por soñar que no quede…

La hija de Isabella Rossellini, con su exmarido, ahora conquista de Chelsy (o viceversa). (Gtres)
La hija de Isabella Rossellini, con su exmarido, ahora conquista de Chelsy (o viceversa). (Gtres)

Chelsy Davy está ahora viviendo los primeros compases de su affaire con el mencionado productor británico, quien estuvo casado tres años con al escritora y modelo Elettra Wiedemann, amiga de la ya duquesa de Sussex y, lo que es más importante, hija de Isabella Rossellini y nieta a su vez de la inolvidable Ingrid Bergman. Se conocieron en Nueva York en 2007, se casaron en 2012 y tres años más tarde ya estaban divorciados. Ahora parece que mantienen una relación cordial. Posteriormente ella rehízo su vida con el actor Caleb Lane, con quien tuvo a su primer hijo, Ronin, en enero de este año.

[LEE MÁS: Elettra Wiedemann desvela si las modelos disfrutan de la comida]

Por las imágenes que han trascendido, el productor y restaurador (su exmujer, Elettra, es una reconocida ‘foodie’) parece encantado con Chelsy, un personaje que no debemos perder de vista en los próximos meses. De la biografía de la socialite debemos destacar que nació en Zimbabue, conoció al príncipe cuando ambos eran estudiantes y se ha convertido en una empresaria de éxito gracias a las firma de joyas Aya, que lanzó al mercado en julio de 2016. Para convertirse en una business woman, tuvo que pasar antes por la Universidad en Sudáfrica y en el Reino Unido, donde se licenció como economista y abogada, detalles que contrastan con la imagen frívola que se pueda tener de ella. Podemos decir, sin embargo, que la fortuna le viene de su padre, uno de los mayores terratenientes en su país natal, y la belleza, de su madre, que fue Miss Rodhesia en 1973.

Chelsy y Harry, en una época feliz de su relación. (Gtres)
Chelsy y Harry, en una época feliz de su relación. (Gtres)

Aunque la relación de Chesly con el príncipe Harry dio mucho que hablar por sus idas y venidas, el tiempo ha calmado los ímpetus juveniles de la pareja. Para la leyenda (y quizás para una futura temporada de 'The Crown') quedan los episodios más turbulentos del hijo de Lady Di, ahora un príncipe comprometido, sereno y sentimentalmente asentado. Su ex también parece haberse convertido en una mujer madura dispuesta, sin renunciar a su 'dolce vita'.

Continuará...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios