Logo El Confidencial
familia real española

Así es Álvaro de Borbón, el primo de Juan Carlos ligado a Corinna y los Panama Papers

No son sus hazañas deportivas lo que le ha hecho acaparar titulares este miércoles. Su papel en el triángulo Corinna y el Rey emérito ha puesto el foco sobre este noble olvidado

Foto: Álvaro y Antonella en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Álvaro y Antonella en una imagen de archivo. (Cordon Press)

En en el aeródromo de Lillo, una localidad de 2.700 habitantes en la provincia de Toledo, no es desconocido el nombre de Álvaro Jaime de Orleans-Borbón y Parodi Delfino (71), el primo lejano de don Juan Carlos que ha saltado a la polémica por sus conversaciones con su vecina monegasca Corinna Sayn-Wittgenstein en las que esta le tilda de "hombre de paja" del emérito en sus negocios fuera de España, según desvelaron 'El Español' y 'OK Diario'. El hombre, que ya estuvo en boca de todos cuando se supo que sus inversiones gaditanas navegaban 'offshore', es popular en el Real Aeroclub de Toledo, sito en la mencionada localidad castellanomanchega, por ser un avezado piloto.

Álvaro de Borbón fue en 2017 campeón nacional de vuelo a vela con su planeador Open Class ASH-31Mi, una disciplina que practica hace más de dos décadas y por la que es considerado uno de los pilotos más reputados del panorama internacional. Sin embargo, no son sus hazañas deportivas lo que le ha hecho acaparar titulares este miércoles.

Con bodegas en Sanlúcar

El residente en Mónaco Álvaro de Borbón ya saltó a titulares en 2015 cuando este medio desveló la base offshore de los negocios que el noble tenía en Cádiz. La elección de la zona para montar un imperio inmobiliario y otro bodeguero no es casual. El primo del emérito tiene querencia por la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda. En esta ciudad y en el siglo XIX, su tatarabuela Luisa Fernanda de Borbón, casada con Antonio de Orleans, duque de Montpensier, tenía su casa de veraneo, que actualmente es la sede del Ayuntamiento.

¿El motivo? En febrero de 1848, debido a la instauración de la República en Francia, la familia real francesa se ve obligada a huir de su país para refugiarse en Inglaterra. Antonio de Orleans, por problemas políticos con este país, no pudo quedarse allí con el resto de su familia, pasando a España, país natal de su esposa. No queriendo vivir cerca de la complicada corte madrileña, buscan un lugar más tranquilo para ellos, instalándose en Sevilla, en el palacio de San Telmo.

Bodas, bodegas y un palacio

Una vez allí establecidos y conociendo los rigores del verano en dicha ciudad, buscan un lugar de veraneo mas apropiado. Después de pasar algunas temporadas en diferentes sitios de nuestra provincia, vinieron a Sanlúcar de Barrameda, quedando cautivados por el clima de esta ciudad y por la bondad de sus playas, y desde 1850 la eligieron como lugar de veraneo.

En esta ciudad tan significativa para su familia tiene su domicilio fiscal su empresa Bodegas Infantes de Orleans y Borbón, que radica en el fabuloso palacio de Montpensier, de la calle Baños, en pleno corazón de Sanlúcar y que son las caballerizas que pertenecían a la actual Casa Consistorial, donde residieron sus tatarabuelos. En 1943, el infante D. Alfonso de Orleans Borbón, su padre, fundó dichas bodegas, que ahora lleva su hijo y que en sus últimos datos del Registro Mercantil (2016) están en números rojos (-41.313,80 euros). El espacio se alquila para bodas vip de la alta sociedad.

Costa Ballena Golf.
Costa Ballena Golf.


Negocios con el marido de Becerril

Pero los negocios offshore de este hombre no están en esta ciudad, sino a 15 kilómetros, en Costa Ballena, una franja de tierra entre Rota y Chipiona, donde dos sociedades de este Borbón, Costa Ballena Resort y Costa Ballena Golf, han jugado un papel importante en varias promociones, ambas participadas por la compañía Agrícola Torrebrava, firma controlada por tres empresas españolas pero que son tentáculos en Países Bajos, según desveló este medio, que goza de una fiscalidad legal pero más favorable.

LEA AQUÍ: todo sobre la relación entre Don Álvaro de Borbón y los Panama Papers

Torrebrava es la sociedad latifundista del primo del emérito. Tiene más de 200 hectáreas de terreno, un activo de 6,1 millones de euros y, con datos de 2016, arrastra casi 500.000 euros en negativo.

En varias de estas sociedades, el nuevo amigo de Corinna aparece junto al marqués de Salvatierra, Rafael Atienza Medina, que es el marido de la exministra de Cultura con Calvo Sotelo y ex Defensora del Pueblo Soledad Becerril. Más nombres para esta historia.

Primos royal muy lejanos

Para encontrar el nexo de unión familiar entre don Juan Carlos y Álvaro tenemos que remontarnos a la figura de Isabel II, ya que ambos son sus tataranietos. Álvaro es bisnieto de la infanta Eulalia, una de las hijas de Isabel II y la primera persona de la familia real española en separarse. La infanta contrajo matrimonio con su primo Antonio de Orleans y Borbón, duque de Galliana, quien a su vez era hijo de la infanta María Luisa Fernanda, hija de Fernando VII y María Cristina, y Antonio de Orleans, duque de Montpensier. De la unión de Eulalia y Antonio nació, entre otros, Alfonso María, que se casó con la princesa Beatriz de Sajonia-Coburgo Gotha. Estos tuvieron a Álvaro, padre de nuestro protagonista, que se casó con la italiana Carla Parodi Delfino. Álvaro y Carla tuvieron cuatro hijos: Gerarda, Alfonso, Beatriz y Álvaro.

La unión de Álvaro y Juan Carlos.
La unión de Álvaro y Juan Carlos.

Álvaro de Borbón contrajo primeras nupcias con la aristócrata italiana Giovanna Saint-Martine de Saint-Germain, quien es sobrina de la reina Paola de Bélgica. De esa unión nacieron tres hijos: Pilar, Andrea y Louis. Con ella asistió a la boda de los entonces Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia. Tras su divorcio aparentemente amistoso, el primo del Rey volvió a casarse en 2007 con una italiana, Antonella Rendina, procedente de una apoderada familia del sur de Italia con canteras de mármol.

El emérito, padrino de su hija

La ahora princesa de Orleans habla cuatro idiomas y es escritora. Su enlace fue de lo más discreto y tan solo acudieron cinco personas, entre las que no se encontraban los hijos de Álvaro. Tampoco ellos estuvieron en el bautizo de Eulalia, la hija en común de Álvaro y Antonella. El sacramento se celebró en Sanlúcar de Barrameda y don Juan Carlos ejerció como orgulloso padrino, demostrando así el estrecho vínculo que existe entre los dos caballeros, a pesar de que son primos muy lejanos.

Álvaro y Antonella junto a Eulalia. (Cordon Press)
Álvaro y Antonella junto a Eulalia. (Cordon Press)

Álvaro, que comparte su amor por la vela con su primo, tiene una importante vida social en Mónaco. Se codea con el príncipe Alberto, y él y su mujer son amigos de los duques de Castro, pretendientes del desaparecido trono de las Dos Sicilias. Asimismo, su hija Eulalia mantiene una muy buena relación con las hijas de estos, María Caroline y María Chiara. Fue en 2016 cuando Álvaro organizó en Mónaco una fiesta en honor a don Juan Carlos en el hotel París de Mónaco.

A la cita acudieron más de 160 invitados. Entre ellos se encontraban Alberto de Mónaco, la princesa Carolina, los reyes Simeón y Margarita de Bulgaria, acompañados por su hija Kalina y su nieto Simeón Hassan; el príncipe Jean de Francia acompañado por su esposa, Philomena; los duques de Braganza; el príncipe Hans Adams de Lietchenstein; los príncipes Guillermo y Sybilla de Luxemburgo, el príncipe Jean de Luxemburgo y su esposa, Diana; los duques de Castro; la princesa Ira de Fürstenberg, el príncipe Miguel de Grecia y su mujer, Leka, y Elia de Albania o Pilar Medina Sidonia.

El matrimonio junto a la reina Sofía e Irene de Grecia. (Cordon Press)
El matrimonio junto a la reina Sofía e Irene de Grecia. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios