Logo El Confidencial
con la periodista aline-maria binder

Nicolás de Rumanía contrae matrimonio aislado por todas las casas reales

Desposeído de su título de príncipe y fuera de las aspiraciones al trono de su país, el nieto de Miguel de Rumanía se ha casado con Alina-Maria Binder

Foto:  Nicolás y Alina-Maria, en una sesión por su compromiso. (Cordon Press)
Nicolás y Alina-Maria, en una sesión por su compromiso. (Cordon Press)

Miguel de Rumanía dejó muy atado cómo sería la boda de su nieto, Nicolás: sin presencia de casa real alguna. ¿El motivo? Le había apartado de la línea sucesoria por el escándalo que generó que tuviera una hija ilegítima, cuya madre nunca quiso que le diera los apellidos. Podemos decir que 2015 fue el 'annus horribilis' del joven, que a día de hoy sigue, por así decirlo, sin encontrar su lugar en el mundo, después de ese mazazo familiar y social.

El que fuera el primo favorito de la reina Sofía hubiera deseado que hubiera sido Nicolás quien luchara para la reinstauración de la monarquía en su país, pero la conducta de su nieto le llevó a determinar que era mejor mantenerle apartado de la familia real.

Una vez despojado de cualquier derecho dinástico, él ha seguido manteniendo la pretensión de volver algún día a optar al trono. Por ese motivo, hay numerosos nostálgicos de esta institución abolida por el régimen comunista que le jaelan desde las redes sociales y siguen cada uno de sus pasos.

[LEE MÁS: Nicolás de Rumanía, el error del pasado por el que ningún royal asiste a su boda]

El hijo de la princesa Elena y sobrino de Margarita de Rumanía, que es la primera en la línea sucesoria, lleva tiempo intentando rehabilitar su imagen pública, se ha instalado en Rumanía y ha contraído matrimonio este domingo en el castillo de Peles, ubicado la ciudad de Sinaia, (casualmente) lugar de vacaciones de la familia real rumana con los Cárpatos como telón de fondo. Todo pensado para darle un mayor simbolismo y pompa para una ceremonia que ha sido privada.

La pareja, fotografiada en Bucarest. (Cordon Press)
La pareja, fotografiada en Bucarest. (Cordon Press)

En efecto, Nicolás de Rumanía se ha encontrado en el ostracismo en el ámbito que a él le hubiera gustado. Ni un solo royal por metro cuadrado, aunque no por ello ha dejado de mostrarse felicísimo, junto a su ya mujer, Alina-Maria Binder, que ha optado por un vestido de corte clásico y un sencillo y delicado velo. Encantados ambos de dar este nuevo paso en sus vidas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios