Meghan Markle en Tonga: un peinado llamativo y un pequeño susto en avión
  1. Casas Reales
sigue la gira real

Meghan Markle en Tonga: un peinado llamativo y un pequeño susto en avión

Los duques han conocido al primer ministro del país, mientras que la exactriz ha enmendado su error de vestuario con la famosa etiqueta dejando claro que fue un fallo aislado

Foto: Meghan Markle en Tonga: un peinado llamativo y un pequeño susto en avión
Meghan Markle en Tonga: un peinado llamativo y un pequeño susto en avión

Mucho se habló este jueves de Meghan Markle y su primeradía de compromisos en Tonga: que si olvidó una etiqueta en un vestido para devolverlo más tarde, que si cruzó las piernas faltando al protocolo, que si el traje blanco que usó en la noche le quedaba algo pequeño. Un día después de todo eso, la esposa del príncipe Harry ha sacado su artillería pesada y ha decidido imponer el que será el peinado más imitado esta temporada. Además, la exactriz sufrió un pequeño percance que casi la deja en tierra cuando se subió a un avión.

[LEER MÁS: Meghan Markle, obligada a abandonar un acto por cuestiones de seguridad]

Antes de eso, la agenda llevó a Harry y Meghan a encontrarse con el primer ministro de Tonga, Akilisi Pōhiva, y el resto de los gabinetes políticos en el edificio nacional de San Jorge, donde Markle apareció radiante con un vestido de algodón a rayas verticales firmado por Martin Grant (el cuarto de este tour) que está valorado en 1.200 euros. Como complemento, unos zapatos en tonalidad verdosa mientras que en su mano llevó un bolso de la casa italiana Prada; en cuanto a sus pendientes, se decantó por unos diamantes de Maison Birks.

Look completo de Markle. (Getty)
Look completo de Markle. (Getty)

Aunque lo más reseñable de su look fue el peinado estilo cola de caballo que le aportaba un aire fresco y natural. Este tocado no tardará en ponerse en boga como parte del denominado ‘efecto Markle’.

El peinado de la duquesa. (Getty)
El peinado de la duquesa. (Getty)

Una hora y media más tarde, acudieron junto a la la princesa Angelika a una exposición acerca de alfombras locales y diversas artesanías que interesaron bastante a los royals. ¿Comprarían algo para su nueva residencia en el palacio de Kensington?

Los duques con un atuendo local. (Getty)
Los duques con un atuendo local. (Getty)

Para la ocasión, lucieron un típico atuendo de Taovala, que se usa en la zona para respetar a las personas de rangos sociales más altos. ¿La anécdota? Les regalaron una alfombra llamada Royal Tongan, que ellos mismos aseguraron que pondrían en su casa.

La pareja permaneció atenta. (Getty)
La pareja permaneció atenta. (Getty)

Segundo cambio de vestuario, más informal

Durante la tarde se trasladaron a otro compromiso, en esta ocasión en el Colegio de Tupou, la escuela secundaria más vetusta de la región pacífica. La pareja se comprometió con la iniciativa Queens's Commonwealth Canopy, programa de conservación forestal establecido en la zona que también afecta a los 53 países de la Commonwealth.

Allí disfrutaron de un coro de niños que entonó música tongana mientras la duquesa sorprendió con un cambio de vestuario: un vestido azul ceñido a su cintura de embarazada proveniente de la marca Veronica Beard. Su precio es de 367 euros.

El segundo look de Markle. (Getty)
El segundo look de Markle. (Getty)

En el mismo recinto, los presentes fueron testigos de otra anécdota: Markle se desternilló de risa al oír una divertida canción acerca de los mosquitos que cantaron para la pareja los jóvenes locales. Tanto que incluso se le escapó una lagrimilla de tanto reír. La futura mamá no puede esconder lo feliz que está.

Markle y su risa floja. (Cordon Press)
Markle y su risa floja. (Cordon Press)

El acto acabó con una encuentro junto al rey Tupou VI y su esposa, la reina Nanasipau’u, que despidieron a la pareja que permaneció menos de un día en Toga, todo un viaje exprés, no sabemos si quizás por la advertencia acerca del mosquito del Zika que ronda la zona y que podría afectar al feto de Markle. Su siguiente paso es de vuelta a Sídney, donde acudirán por la noche a los Premios Australian Geographic Society.

Los duques vuelan de vuelta a Sídney. (Getty)

Al despegar, vivieron un momento tenso cuando el conductor del avión de Qantas 737 detuvo la maquinaria repentinamente. Según informó, no pudo alzar el vuelo ya que otro avión se encontraba demasiado cerca y no le dejaba espacio suficiente para salir. Por suerte, todo salió bien y quedó en un pequeño susto sin incidentes.

[LEER MÁS: Meghan Markle en Toga, tres vestidos en un mismo día y una etiqueta olvidada]

Meghan Markle Príncipe Harry Vestido
El redactor recomienda