Logo El Confidencial
torbellino en baja sajonia

Ernesto de Hannover declara la guerra a su hijo por la venta del castillo familiar

La por ahora frustrada venta de su palacio de Marienburg por tan solo un euro pone en evidencia los problemas económicos... y las disputas familiares

Foto: Ernesto de Hannover. (Getty)
Ernesto de Hannover. (Getty)

En la lista de los 500 alemanes más ricos, la casa de Hannover aparece cada año con una fortuna estimada en 350 millones de euros. Aún así, el príncipe Ernesto Augusto de Hannover –hijo de Ernesto de Hannover sénior, el aún oficialmente marido de la princesa Carolina de Mónaco– tras convertirse en el jefe de la casa Güelfa, decidió vender, por el precio simbólico de un euro, el palacio de Marienburg, la residencia oficial de la familia, en el estado de Baja Sajonia.

Aunque la operación de venta ya se había concretado, parece que de momento se ha suspendido por el boicot de Ernesto sénior, que se niega a aceptar la venta. Su abogado ha declarado que “su alteza real el príncipe Ernesto Augusto de Hannover acepta como jefe de la Casa de Hannover la decisión del Gobierno del estado de Baja Sajonia de suspender el traslado de la sede familiar que su hijo negoció sin su conocimiento y consentimiento”.

Ernesto de Hannover jr, el día de su boda con Ekaterina Malysheva. (Getty)
Ernesto de Hannover jr, el día de su boda con Ekaterina Malysheva. (Getty)

¿Cómo ha llegado la dinastía más noble de Alemania a esta situación? Tenemos que remontarnos a 2005, cuando la crisis financiera les obligó a subastar numerosos tesoros artísticos por 44 millones de euros. La casa Güelfa presume de posesiones en Ibiza, Austria, Kenia..., pero el efectivo escasea, en gran parte por culpa de los excesos del que hasta hace poco era responsable de administrar la fortuna familiar.

[Leer más: Te explicamos por qué Ernest de Hannover ha vendido el castillo de Marienburg por 1 €]

Con su lujoso estilo de vida, lleno de fiestas, escándalos y excesos, además de varias aventuras empresariales frustradas, Ernesto de Hannover ha ido dilapidando millones sin control hasta llegar a la 'angustiosa' situación financiera actual. Mucho de ese dinero se fue con su exnovia Simona, a quién Ernesto 'rescató' de un prostíbulo de lujo de Viena para después viajar durante años con ella por todo el mundo y hacerle un sinfín de regalos caros. Cuando rompieron en 2015, dicen las malas lenguas que ella volvió por donde había venido.

Un palacio de cuento de hadas... por un euro. (Getty)
Un palacio de cuento de hadas... por un euro. (Getty)

También sus problemas con el alcohol son de sobra conocidos. Este año en Lima durante la fiesta de la boda de su hijo Christian de Hannover con la peruana Alessandra de Osma –donde acudió con su nueva novia, la condesa – perdió el conocimiento a causa de una borrachera y tuvo que ser internado en una clínica. Y meses más tarde, el príncipe más famoso de Alemania fue internado en una clínica austríaca especializada en desintoxicar a pacientes que sufren de problemas con el alcohol, ingresado de urgencia a causa de una grave inflamación del páncreas y hemorragias internas.

Reconducir la situación

Ahora, Ernesto júnior –cuyo padrino de bautizo es el rey Felipe VI–, enfrentado con su padre desde que este desaprobara su boda el año pasado con la diseñadora rusa Ekaterina Malysheva, ya que “veía peligrar su patrimonio”, será precisamente el encargado de reconducir con mejor criterio –algo que no será difícil– los intereses familiares. “Ya no podía seguir haciéndome cargo de los gastos”, admitió el príncipe casi con humildad al aceptar que la conservación de la gran residencia, que cuenta con 135 habitaciones, estaba acabando con su riqueza personal. Sin embargo, la famosa corona de la Casa Real de Hannover, la pieza más valiosa de la familia, seguirá en posesión de los Hannover.

Christian y Ernesto de Hannover. (Cordon Press)
Christian y Ernesto de Hannover. (Cordon Press)

Ahora habrá que esperar a la decisión del Gobierno federal de Baja Sajonia e incluso a la del Ministerio de Cultura alemán para saber qué pasa finalmente con el palacio. "Después de un exhaustivo examen de la herencia, no hay duda de que tengo derecho en todos los asuntos relacionados con los bienes inmuebles y su inventario hasta la conclusión de los contratos previstos", ha manifestado Ernesto sénior.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios