Logo El Confidencial
principado monegasco

Te explicamos por qué Ernest de Hannover ha vendido el castillo de Marienburg por 1 €

El histórico hogar del clan monegasco ha sido traspasado por una cantidad simbólica. Aunque esta extraña transacción no deja de ser un inteligente movimiento por parte del príncipe

Foto: Ernest Augusto, príncipe de Hanover, y su mujer, la princesa Ekaterina. (Cordon Press)
Ernest Augusto, príncipe de Hanover, y su mujer, la princesa Ekaterina. (Cordon Press)

Ha sido la noticia royal más rocambolesca del día. Tanto que nos teníamos que frotar los ojos para comprobar que leíamos bien: el príncipe Ernest de Hannover Jr. vendía el castillo de Marienburg por solo un euro. Se deshace de la propiedad en la que hace un año se casaba con la princesa Ekaterina Malysheva y las razones para ‘regalar’ el histórico inmueble, como suponíamos, son de peso.

[LEER MÁS: Ernesto de Hannover, el asistente inesperado en la boda de Christian y Alessandra de Osma]

El patrimonio se encuentra ubicado en la Baja Sajonia, Alemania, y a partir de ahora pertenece al Estado germano ¡por solo cien céntimos de euro! Un arduo trámite llevado a cabo entre el hijo de Ernesto de Hannover (64) y el ministro de Ciencia alemán, Björn Thümler, que pone fin a siete años de idas y venidas a causa de las obras de restauración que el castillo requiere y que a partir de ahora cubrirán las arcas públicas.

Imagen de la propiedad. (Getty)
Imagen de la propiedad. (Getty)

El acuerdo se finiquitaba con la cantidad simbólica de un euro, ridícula cantidad que hace oficial el traspaso de una de las posesiones más simbólicas de los Hannover que gozará de las reformas necesarias a partir de 2020. Por si te lo preguntabas, el precio de estas obras públicas ascenderá a 27 millones de euros, suma que Ernest se habría negado a cubrir de forma privada, aunque la riqueza de su padre, exmarido de Carolina de Mónaco, se estima en 560 millones. Es decir, con esta transacción abandonan la propiedad incluso pudiendo haber abordado de forma privada su restauración. Según aventuran diversos medios, tras la enmienda podría convertirse de forma definitiva en un museo que también haría las veces de hotel de lujo.

Detalle del muro del castillo. (Getty)
Detalle del muro del castillo. (Getty)

Esta casa es una ruina

Todos estos cambios ya vienen de lejos, ya que según apuntan algunos medios, las estancias del inmueble neogótico -que en la actualidad se encuentra abierto al público- carecen de sistema de calefacción e incluso, en el peor de los casos, son catalogados como “ruinosos”. Un trato que evidencia el desapego del clan con esta enorme residencia.

Ernst August y Elizabeth Foy Vásquez en la boda de Christian y Sassa de Osma. (Getty)
Ernst August y Elizabeth Foy Vásquez en la boda de Christian y Sassa de Osma. (Getty)

El castillo fue construido entre los años 1858 y 1867 como regalo de cumpleaños del rey Jorge V de Hannover. Más tarde estuvo deshabitado durante más de ocho décadas hasta que acabó por pertenecer a Ernesto, quien en herencia le ha otorgado a su hijo esta construcción que ahora se desliga, en parte, del apellido que erigió sus muros.

[LEER MÁS: Ernest de Hannover y Ekaterina Malysheva han sido padres de una niña]

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios