Logo El Confidencial
Como dos gotas de agua

La felicitación de Meghan Markle es una copia de otra foto con su exmarido

Es lo que tiene la hemeroteca. Y las redes sociales. Memoria fotográfica. Meghan y el príncipe Harry publicaron hace unos días su felicitación navideña y también viene con polémica

Foto:  Meghan y Harry, en su felicitación.
Meghan y Harry, en su felicitación.

Es lo que tiene la hemeroteca. Y las redes sociales. Memoria fotográfica.

Meghan Markle y el príncipe Harry publicaron hace unos días una felicitación navideña coincidiendo en el tiempo con la realizada por los duques de Cambridge. Mientras la primera rescataba una imagen en blanco y negro de la boda protagonizada por los duques de Sussex, la segunda recreaba la felicidad familiar de Kate y Guillermo con sus hijos en una fotografía campestre y natural. Habrá quien prefiera la estética de la una versus el buenrollismo de la otra, pero eso, como los colores, es para gustos.

[LEER MÁS: El padre de Meghan Markle, entrevistado en directo]

Lo que ya no ha gustado tanto es que la imagen elegida por el hijo menor de Diana y su esposa coincida en planteamientos estéticos y figurativos con otra imagen que la exactriz ya utilizó en el pasado para anunciar otra cosa: su boda con Trevor Engelson, su primer marido.

“El parecido entre la invitación de boda de Meghan y Trevor y la felicitación navideña con Harry es escalofriante. Llevar a cabo la misma idea con distintos maridos es cuando menos extraño”.

Parecidos razonables

Las dos en blanco y negro. Las dos de espaldas. En las dos imágenes Meghan aparece a la derecha de su pareja. En ambas los brazos de la pareja se entrecruzan. En las dos imágenes hay agua (en una un mar y en otra un estanque). Y en las dos está con su marido. Eso sí, dos grandes diferencias: la temperatura y el outfit. Nada que ver el calor jamaicano con el fresquito inglés.

Si la imagen ya fue criticada por sí misma cuando apareció, al dar la espalda, ahora que alguien con mucho ojo y más memoria fotográfica ha visto el parecido más que razonable, las alarmas y críticas se han disparado.

Además coincide con otro momento delicado vivido estos días en el seno de la familia real cuando la protagonista de 'Suits' ha pedido a su marido que no tome parte en la tradicional jornada de caza que tiene lugar en el Boxing Day (el 26 de diciembre) en la casa de Windsor y en la que Harry venía participando desde que tenía 10 años. Este año el príncipe no estará presente por petición de su mujer, que es una acérrima defensora de los animales y odia la caza.

La fama de Meghan vive momento bajos.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios