Logo El Confidencial
CASA REAL BRITÁNICA

El San Valentín más frío de Harry... a 4.000 kilómetros de Meghan Markle

El duque de Cambridge ha viajado hasta el norte de Noruega para visitar a tropas militares

Foto: El príncipe Harry en su viaje a Noruega. (Reuters)
El príncipe Harry en su viaje a Noruega. (Reuters)

No es su San Valentín más ideal, pero la agenda manda. Aunque este jueves el príncipe Harry y Meghan Markle celebraban su primer Día de los Enamorados después de convertirse en marido y mujer, han tenido que pasarlo separados. Y nada menos que a casi 4.000 kilómetros de distancia. El duque de Sussex se ha desplazado hasta Noruega, concretamente hasta Bardufoss, al norte del país, ya en el Círculo Polar Ártico, con unas temperaturas tan bajas que sorprendían al propio Harry, aunque no ha perdido la sonrisa.

El motivo de su viaje hasta estas frías tierras ha sido visitar a las tropas allí destinadas, que celebran sus 50 años de entrenamiento en clima extremo, denominado Exercise Clockwork por la precisión de sus movimientos. Harry se dejaba en palacio los trajes de gala que ha lucido recientemente para enfundarse el uniforme del ejército de tierra, con botas y boina, mimetizándose completamente con el ambiente militar de la zona.

El príncipe Harry, visitando tropas militares en el Círculo Polar Ártico. (Getty)
El príncipe Harry, visitando tropas militares en el Círculo Polar Ártico. (Getty)

La anécdota del día ha llegado cuando Harry accedía al interior de un quenzee, una especie de refugio hecho con bloques de nieve y hielo. Los soldados han querido tener un detalle con el duque de Sussex, colocando algunas fotos de su boda con Meghan en las paredes, intentando así que el hijo de Carlos de Inglaterra no echara tanto de menos a su mujer en un día tan señalado. El príncipe se ha tomado la idea con su habitual sentido del humor, señalando que parecía "un santuario".

El príncipe Harry, durante su visita a tropas militares en el Círculo Polar Ártico. (Getty)
El príncipe Harry, durante su visita a tropas militares en el Círculo Polar Ártico. (Getty)

La gran damnificada por ese viaje del príncipe Harry al Círculo Polar Ártico ha sido, sin duda, la duquesa de Sussex, quien hace unas semanas confesaba cuánto le gustaba esta fecha, añadiendo que siempre esperaba una gran beso por la mañana. Aunque no se haya quedado sin su ansiado beso, ya que su marido se había marchado esa misma mañana, la celebración íntima y romántica tiene que esperar.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios