Logo El Confidencial
CASA REAL SUECA

La nueva salida de tono del rey Carlos Gustavo, el monarca más polémico de Europa

Unas recientes declaraciones del rey sueco sobre una de las tradiciones deportivas más arraigadas han encendido los ánimos de sus compatriotas

Foto: El rey Carlos Gustavo de Suecia en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Carlos Gustavo de Suecia en una imagen de archivo. (EFE)

El rey Carlos Gustavo de Suecia no es un hombre que pueda escaparse fácilmente de la polémica. La fama de áspero y arrogante lo acompaña desde que se convirtiera en rey, hace ya 45 años. Y un ejemplo de ese carácter lo ha dado recientemente él mismo, en una entrevista a la televisión sueca SVT. El rey dio su opinión acerca del Wasalauf, la carrera de esquí de fondo que se disputa entre las localidades de Salën y Mora. Se trata de una de las tradiciones deportivas más arraigadas en el país, por lo que las palabras de Carlos Gustavo no han tardado en general un fuerte debate.

"El Wasalauf es lo más aburrido que hay. No pasa nada. Ellos corren y corren y corren, solo en los últimos kilómetros dan un poco de gasolina", comentó el rey sueco al periodista de la televisión, intentando darle un tono de amor a sus palabras. Pero, realmente, Carlos Gustavo ha causado un gran agravio a sus compatriotas, incluyendo a algunos miembros de su familia. Su propio hijo, Carlos Felipe, y su mujer, Sofía, son férreos seguidores de esta carrera, en la que incluso participan regularmente, disputando con el resto de corredores los 90 kilómetros de distancia que separan la salida y la meta.

El rey Carlos Gustavo de Suecia, junto a Carlos Felipe y Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Carlos Gustavo de Suecia, junto a Carlos Felipe y Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)

Algunos ciudadanos han reaccionado indignados, empezando por personas muy cercanas a la organización de la carrera, que se han sentido muy ofendidos: "El rey y nuestra familia real son conocidos como embajadores únicos de Suecia, pero el rey no es un buen embajador de nuestra herencia cultural, el Wasalauf". Nacida en 1922, la competición supone uno de los acontecimientos más esperados de año en el país, con miles de participantes, por lo que no son pocos los suecos que han recibido con disgusto las palabras de su rey.

Pero no es la primera salida de tono de Carlos Gustavo de Suecia. Desde hace años, mantiene un tira y afloja de los medios de comunicación de su país, que siempre han tenido la posible abdicación del rey como uno de los temas más recurrentes en sus agendas. En 2005, el rey tuvo que salir al paso de unas imágenes en las que se le veía apoyando su mano en la parte baja (muy baja) de la espalda de Helena Paparizou, cantante ganadora del Festival de Eurovisión. Y más recientemente, en 2016, protagonizó un curioso momento, cuando declinó coger en brazos a su nieto Oscar, después de que la princesa Victoria le pidiera ayuda para poder hablar en público sin el peso del pequeño en los brazos.

El rey Carlos Gustavo y Victoria de Suecia, en el cumpleaños de la princesa. (EFE)
El rey Carlos Gustavo y Victoria de Suecia, en el cumpleaños de la princesa. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios