Logo El Confidencial
familia real británica

Las dos veces que la reina Isabel le ha dicho "no" a Meghan Markle

La soberana parece no tener ningún problema en decirle "no" a su nieta política, siendo de las pocas capaces de plantarle cara

Foto: La reina Isabel y la duquesa de Sussex. (Reuters)
La reina Isabel y la duquesa de Sussex. (Reuters)

"Lo que Meghan quiere, lo consigue". Esta es la famosa frase que, según comentan, les espetó el príncipe Harry a sus trabajadores de Kensington Palace cuando su entonces prometida estaba organizando la boda. Pues bien, parece que tal afirmación puede ser verdad siempre que no se cruce por medio la reina Isabel. Y es que la soberana parece no tener ningún problema en decirle "no" a su nieta política, siendo de las pocas capaces de plantarle cara.

[LEER MÁS. La 'ruptura' es oficial: Meghan y Harry se independizan de los duques de Cambridge]

Desde que Meghan Markle se comprometió con Harry en noviembre de 2017, Isabel II le ha negado ya dos 'caprichos' a la duquesa. El último hace bien poco. Desde hace meses se viene hablando que los Sussex quieren independizarse de los Cambridge y Kensington Palace. La pasada semana conocíamos que al fin eso va a suceder y que la nueva oficina de Harry y Meghan va a pasar a estar bajo la tutela de Buckingham Palace, como ocurre con el resto de la familia real excepto con los herederos: Carlos tiene Clarence House y Guillermo, Kensington Palace.

Los Sussex y los Cambridge. (Reuters)
Los Sussex y los Cambridge. (Reuters)

Pues bien, en un principio los duques de Sussex querían formar su propia casa real totalmente independiente de cualquier otra, pero la reina y el príncipe de Gales, quienes costearan los gastos de dicha oficina, les pararon los pies. Una fuente ha revelado al diario 'Sunday Times' que los Sussex "querían que su casa fuera totalmente independiente del Palacio de Buckingham, pero se les dijo que no".

El objetivo (frustrado) de Harry y Meghan era crear una marca humanitaria y de filantropía bajo el nombre de Sussex. Pero eso no ha sido posible. "Hay una estructura institucional que no permite ese tipo de independencia", comenta la misma fuente, que añade: "La sensación es que es bueno tener a los duques bajo la jurisdicción del Palacio de Buckingham, así no pueden ir a su aire".

El "no" de la tiara

Este es el segundo "no" de Isabel II a los Sussex. El primero tuvo lugar antes de la boda. La ahora duquesa acudió a Buckingham con su futuro marido para la elección de su tiara nupcial y lo tuvo claro desde el principio: quería combinar su vestido de Givenchy con una tiara de esmeraldas de la familia. Sin embargo, la soberana se negó a prestarle dicha diadema, ya que según dicen la consideraba demasiado para una boda.

Haciendo caso a lo que él mismo dijo, "what Meghan wants, she gets", el príncipe Harry se enfrentó a su abuela, que terminó muy disgustada. Finalmente, Meghan tuvo que conformarse con la bandeau de la reina Mary, pero la relación con la reina ya nunca volvió a ser la misma. Queda claro, pues, que a pesar de la popularidad de Meghan, la que sigue mandando en la familia real se llama Isabel II.

La reina y Meghan Markle. (Reuters)
La reina y Meghan Markle. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios