Logo El Confidencial
MUY FELIZ

Estefanía de Mónaco cuenta cómo vivió la boda de su hijo y desvela su mayor reto

La princesa monegasca está encantada con su nueva nuera y asegura que su hijo estará a la altura de lo que se espera de él

Foto:  Estefanía de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)
Estefanía de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)

Estefanía de Mónaco está viviendo uno de los momentos más felices de su vida a través de su hijo, Louis Ducruet, recién casado con Marie Chevallier. La princesa ha dado una entrevista exclusiva a 'Point de Vue' en la que habla de ese inolvidable 27 de julio que jamás borrará de su memoria.

"Para mí es simplemente mágico, muy emotivo. Mi hijo y yo tenemos unos lazos muy fuertes, muy estrechos. En casa, fue Louis quien 'vigiló' a las tres 'mujercitas' (ella misma y sus dos hermanas, Pauline Ducruet, nacida también de su matrimonio con Daniel Ducruet, y Camille Gottlieb, de su pasada relación con el exguardaespaldas Jean-Raymond Gottlieb). El viernes, en el ayuntamiento, recibió su libro de familia (que marca), una etapa muy importante en una vida. Sé que Loulou (llama así cariñosamente a Louis) asumirá sus responsabilidades a la perfección. Mi niño se ha convertido en un hombre", manifiesta orgullosa.

Boda civil de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)
Boda civil de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)

En efecto, Estefanía de Mónaco siempre ha mantenido una excelente relación con sus tres hijos, quienes en sus entrevistas y en redes sociales han subrayado el estrecho vínculo que les une y los valores que les ha transmitido. Ella admite en esta entrevista que se siente realizada y que 'ha hecho los deberes' adecuadamente.

"Una madre debe estar ahí para acompañar a su hijo hasta el momento que eche a volar. No hay nada más bonito en el mundo, cuando una es madre, que ver la felicidad de su hijo, saber que está feliz y pleno al lado de la persona que ama", asegura la princesa, quien destaca también la solidez de la relación de Louis y Marie. "Están al principio de su vida en común, pero su felicidad es increíblemente comunicativa. Hay algo en ellos que te abruma...", manifesta emocionada.

Posado familiar tras la boda de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)
Posado familiar tras la boda de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)

En el banquete nupcial, Estefanía de Mónaco tomó la palabra, y esto es lo que le ha desvelado a Isabelle Rivère en su entrevista: "Le dije a Marie, 'hace muchos años ya que formas parte de nuestra familia, pero ahora es oficial'. Añadí también que no podía soñar a nadie mejor como nuera y que esperaba estar a la altura como suegra", afirma Estefanía, quien a partir de ahora tiene que asumir ese nuevo rol y, por qué no decirlo, reto.

Estefanía también tuvo palabras para Louis: "Después le dije a mi hijo lo feliz que estoy por ser su madre, lo orgullosa que estoy de él y de su carrera. Orgullosa también porque ha sabido perpetuar los valores trasmitidos por el príncipe Rainiero, mi padre, su abuelo, con quien mantenía una relación muy estrecha y que contaba tanto para él".

La emoción presidió esos momentos clave de la celebración. "Son palabras dichas desde el corazón. Louis y Marie nos han hecho saber que sus allegados formar una única y gran familia alrededor de ellos y eso es lo importante. Por ellos y para lo que tenga que venir...", concluye Estefanía.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios