Logo El Confidencial
LA BODA BLINDADA

Boda de Louis Ducruet y Marie Chevallier: los 9 detalles más comentados

Dos bodas, tres vestidos de novia, dos ramos, muchos invitados, estilismos discutidos... La boda del hijo de Estefanía de Mónaco sigue dando mucho de sí

Foto: Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)
Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)

A pesar de que no ha sido mucha la información que se ha ofrecido sobre la boda de Louis Ducruet y Marie Chevallier y han sido aún menos las fotos que hemos podido ver, podemos seguir analizando algunos detalles de la que era una de las citas más esperadas del verano en el principado. Estos son los nueve detalles más comentados del enlace.

1. La boda del reciclaje

Hubo dos invitadas que rescataron prendas antiguas para la cita. Por un lado, Alexandra de Hannover, que llevó el mismo vestido que lució hace dos años en la boda de su hermano mayor, Ernesto de Hannover. Aunque en la foto familiar sale prácticamente tapada por su cuñada, Beatrice Borromeo, gracias a las fotos de aquella boda podemos ver el vestido y hacernos una idea del estilismo, aunque en esta ocasión, Alexandra ha preferido llevar el pelo recogido para la boda de su primo Louis.

Alexandra de Hannover en la boda de Ernesto y Ekaterina. (Cordon Press)
Alexandra de Hannover en la boda de Ernesto y Ekaterina. (Cordon Press)

A Beatrice Borromeo era imposible tapar la parte más llamativa de su look, ya que se trataba de una pamela de grandes dimensiones. Pero ya es una vieja conocida de las bodas familiares, ya que fue la misma que su suegra, Carolina de Mónaco, lució en la boda civil del príncipe Alberto con Charlène.

Carolina de Mónaco, durante la boda civil del príncipe Alberto. (Getty)
Carolina de Mónaco, durante la boda civil del príncipe Alberto. (Getty)

2. El estilismo de Carlota

Carlota Casiraghi ha sido desginada como una de las invitadas mejor vestidas, aunque también puede ser porque es de las pocas a las que podemos ver el estilismo al completo en el posado familiar, ya que no hay nadie delante de ella. La prima del novio tiró de una de sus firmas fetiche, Yves Saint Laurent, luciendo un vestido corto en negro, con topos irregulares, marga larga y cuello cerrado, con un lazo en la parte frontal. Bolso y stilettos en blanco y un sencillo recogido sirvieron para que Carlota brillara con luz propia junto a su recién estrenado marido, Dimitri Rassam.

Carlota Casiraghi, en el centro de la imagen. (Palacio de Mónaco)
Carlota Casiraghi, en el centro de la imagen. (Palacio de Mónaco)

3. El homenaje a los abuelos

En las fotos que pudimos ver de Marie Chevallier en su camino a la catedral, observamos que llevaba un colorido ramo de flores, que luego no está en ninguna de las dos fotos oficiales, ni en la que los recién casados reciben una lluvia de pétalos de los invitados ni en el posado familiar. El motivo de que no lo llevara es que Louis y Marie quisieron depositar las flores en la tumba del príncipe Raniero y Grace Kelly, abuelos maternos del novio, nada más terminar la ceremonia.

Louis y Marie, ya sin el ramo, recién casados. (Palacio de Mónaco)
Louis y Marie, ya sin el ramo, recién casados. (Palacio de Mónaco)


4. Los looks de Estefanía

Y si Carlota era una de las más alabadas, no puede decir lo mismo la madre del novio, Estefanía de Mónaco. Parece que no han gustado mucho ninguno de los dos estilismos que ha lucido, ni para la ceremonia civil del viernes ni para la religiosa del sábado. No se ha entendido muy bien que, siendo la boda de su hijo, no escogiera un vestido largo para la misa y sí lo hiciera para el casamiento civil, con un llamativo atuendo amarillo que ha generado división de opiniones. Estefanía quiso hacer un guiño a su nuera y llevó un brazalete realizado con las flores del ramo de Marie.

Boda civil de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)
Boda civil de Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Palacio de Mónaco)


5. El segundo vestido de Marie

Además del mono que lució el viernes por la tarde en el ayuntamiento, Marie Chevallier también quiso apostar por Rosa Clará para el vestido que lució durante la celebración, en el Monte Carlo Bay & Hotel Resort, que tuvo lugar hasta altas horas de la noche. Un diseño corto, cómodo para poder bailar durante la fiesta y que nos recordaba al que Estefanía lució para su boda con Daniel Ducruet, que también tuvo lugar en el Ayuntamiento, allá por 1995. El vestido de novia quedará marcado en la historia como uno de los más cortos en la historia de las bodas reales.

6. El misterio de Charlène

Alberto de Mónaco llegó a la iglesia solo y unos minutos tarde. Pero, impuntualidades a un lado, a nadie le pasó desapercibida la ausencia de la princesa Charlène, tendente a escaquearse de este tipo de actos familiares. Aunque está confirmado que no estuvo en la catedral, hay comentarios que la sitúan en la fiesta posterior. Concretamente, todo apunta a que sería una mujer vestida de rojo, con el pelo corto y rubio (una de sus señas de identidad) a la que se ve en el momento en que Marie lanza su el ramo a las invitadas para ver quién será la próxima en pasar por el altar. Nosotros, por la calidad de la imagen, no podemos asegurar que sea ella. Juzguen ustedes mismos.

La supuesta Charlène, de rojo en el centro de la imagen. (@tom.martini)
La supuesta Charlène, de rojo en el centro de la imagen. (@tom.martini)


7. Nuevos miembros de la familia

Aunque llevan saliendo varios años, es la primera vez que el novio de Camille Gottlieb, la hija pequeña de Estefanía de Mónaco y, por tanto, hermana del novio, está presente en un acontecimiento familiar de tanta importancia. Gracias a él pudimos ver el vestido de dama de honor de Camille antes de las fotografías oficiales, por un vídeo que Médy Anthony colgó en sus redes antes de ponerse en marcha hacia la catedral de Mónaco. Por cierto, que el 'relajado' atuendo del chico tampoco ha pasado desapercibido.

Camille Gottlieb y su novio. (@medyanthony)
Camille Gottlieb y su novio. (@medyanthony)

8. Daniel Ducruet, junto a su ex

Independientemente de que su matrimonio se rompiera por el peor motivo posible, Estefanía de Mónaco y Daniel Ducruet siempre han sabido salvar sus diferencias cuando se ha tratado de sus hijos. Y por supuesto, la boda de Louis Ducruet no ha sido una excepción. Los dos aparecen en la foto oficial de la ceremonia civil al lado de su hijo y compartiendo plano con la madre y padrastro de Marie. Y también juntos salen en la foto familiar que se hizo tras la ceremonia religiosa y en la que también se da un lugar protagonista tanto a la actual pareja de Daniel, Kelly Marie Lancien, como a la hija de ambos, como parte importante de la 'modern family' del novio.

Estefanía y Daniel Ducruet junto a su hijo. (Palacio de Mónaco)
Estefanía y Daniel Ducruet junto a su hijo. (Palacio de Mónaco)

9. Los 'otros' Grimaldi

Hay informaciones contradictorias sobre la asistencia de algunos miembros de la familia. 'Monaco Matin' afirma que estuvieron en la boda tanto Jazmin Grimaldi como Alexandre, los dos hijos que Alberto de Mónaco tuvo de relaciones anteriores a Charlène. Según la misma publicación, tampoco faltó parte de la rama de los Massy, primos de Alberto, Carolina y Estefanía. Pero lo cierto es que en las fotos familiares no se distingue a ninguno de ellos. No es algo desconocido que la relación de Estefanía con ellos no es la más idílica, por lo que su ausencia en la boda tampoco sería algo sorprendente. Jazmin es cada vez más habitual en los eventos familiares. Aunque no tiene título ni está en la línea de sucesión, es una más de la familia y su relación con sus primas Pauline y Camille es muy estrecha, por lo que tampoco debería extrañar a nadie que estuviera entre las invitadas.

Jazmin Grimaldi junto a su padre, Alberto de Mónaco. (Reuters)
Jazmin Grimaldi junto a su padre, Alberto de Mónaco. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios