Logo El Confidencial
RUTA BODEGUERA

La visita sorpresa (y muy privada) de Mary y Federico de Dinamarca a la Ribera del Duero

Los príncipes de Dinamarca se han unido este fin de semana a la lista de príncipes y reyes que este año han pasado unos días en España, una opción que parece estar de moda entre los royals

Foto: Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)
Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)

Lo de que nuestro país es uno de los destinos preferidos por los royals para pasar unos días de vacaciones no es un secreto. Y Federico y Mary de Dinamarca no querían ser la excepción. La pareja ha hecho las maletas para pasar el fin de semana en la Ribera del Duero, zona conocida por sus innumerables bodegas y vinos. Allí han disfrutado de buena compañía y mejor gastronomía, en una escapada que ha pasado prácticamente desapercibida, dado el carácter privado de la misma, pero de la que sí hay pruebas -al menos una- en forma de fotografía.

Según informa 'El Norte de Castilla', la pareja ha estado acompañada por Peter Sisseck, que ejerció de guía y anfitrión. Aunque compatriota de los príncipes de Dinamarca, lleva casi tres décadas viviendo en la zona, con bodega propia, Pingus, situada en la localidad de Quintanilla de Onésimo. Sus vinos son unos de los más cotizados de la zona y descritos por los entendidos como 'vinos de culto'. La gama de caldos que produce la bodega es tan amplia como sus precios. Y es que se pueden pagar desde 35 euros por una botella del 'pequeño de la casa' hasta más de 1.100 por el 'hermano mayor', dependiendo de la añada. Vinos que seguro han podido catar Mary Donaldson y Federico de Dinamarca este fin de semana.

Y si a los futuros reyes de Dinamarca no les ha faltado el vino, tampoco la buena comida. Junto al grupo de amigos con el que han pasado el fin de semana, estuvieron almorzando en el Asador Mauro, un restaurante muy conocido de la localidad cercana de Peñafiel, especializado en lechazo y con un precio medio de 30 euros por persona, sin bebida ni postres. Fue precisamente durante esta comida donde se pudo captar la única imagen de la pareja durante su escapada, gracias a un comensal que los reconoció y fotografió con su teléfono móvil.

Desde Vanitatis, hemos querido ponernos en contacto con los responsables del Asador Mauro para que nos dieran más detalles sobre esta ilustre visita al restaurante. Fue una comida de amigos, entre los que Federico y Mary pasaban totalmente desapercibidos. Tanto que la mayoría de los camareros y los comensales no se percataron de la presencia real, y los que se dieron cuenta no lo hicieron hasta bien entrada la comida. "Llegaron, comieron y se fueron, como dos clientes más. No vimos ni guardaespaldas, ni seguridad", nos dicen, sin querer entrar en detalles de lo que pidieron, siguiendo así con la estela de privacidad que ha impregnado esta fugaz y discretísima visita.

Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (EFE)
Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios