Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

Felipe y Letizia: así se fraguó (y se les ocultó) la sorpresa de Ainhoa Arteta en el 12-O

La soprano fue una de las protagonistas durante el Día de la Fiesta Nacional. Su actuación fue un secreto muy bien guardado para sorprender a los Reyes

Foto: Los Reyes y sus hijas en el Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)
Los Reyes y sus hijas en el Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)

La gran sorpresa de este año en el desfile militar del Día de la Fiesta Nacional ha sido la actuación de Ainhoa Arteta cantando 'La muerte no es el final'.

La soprano entonaba este himno en el momento en que se homenajeaba a los militares fallecidos. Lo hizo mientras se realizaba la ofrenda ante la llama eterna del Monumento a los Caídos por España, en la plaza de la Lealtad.

[LEA MÁS. Felipe y Letizia presumen de hijas y otras anécdotas: lo que no viste de la recepción]

Ha sido siempre uno de los momentos más emotivos y hasta este año eran los soldados los que interpretaban este cántico que en sus inicios no tenía que ver con el mundo militar.

Lo compuso el sacerdote vasco Cesáreo Garabáin al fallecer el organista de su parroquia. Muchos años después, en 1981, el teniente General Sáenz de Tejada incorporó esta melodía para honrar a las Fuerzas Armadas en sus funerales.

El rey Felipe VI, la reina Letizia y la soprano Ainhoa Arteta, durante la recepción oficial con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional. (EFE)
El rey Felipe VI, la reina Letizia y la soprano Ainhoa Arteta, durante la recepción oficial con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional. (EFE)

Hace unos meses la ministra de Defensa, Margarita Robles, se lo planteó a la soprano, quien desde el principio aceptó la propuesta. El año pasado coincidieron en la recepción de la Fiesta Nacional, en el Palacio Real, y desde ese día se estableció una buena relación. El hecho de estar casada con el capitán de corbeta Matías Urrea Robles también ha servido para conocer de primera mano el significado de la canción.

Durante tres meses, Ainhoa Arteta estuvo ensayando con los músicos que la acompañaron el Día de la Fiesta Nacional. Esta iniciativa era secreta y no hubo filtraciones de ningún tipo. Ni los propios militares que habitualmente son los encargados de cantar 'La muerte es el final' sabían de este cambio. Horas antes se les comunicó que no lo harían sin dar explicaciones de quién o cómo lo entonaría.

Y este secreto tan bien guardado tampoco lo conocía el rey Felipe VI, al que se lo comunicaron setenta y dos horas antes del 12 de octubre.

El jefe del Estado recibió la noticia con agrado y Ainhoa se convirtió, junto con el paracaidista que chocó con la farola, en una de las protagonistas colaterales del desfile.

Felipe VI en el Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)
Felipe VI en el Día de la Fiesta Nacional. (Limited Pictures)

La elección de la soprano fue muy bien acogida, aunque algunos expertos aseguran a Vanitatis que “al tratarse de un coro de soldados, la versión lírica llama la atención”.

En general, para todos los presentes la voz de Arteta puso la nota representativa del pueblo soberano en el desfile del sábado.

[LEA MÁS: La romántica boda (a lo 'Oficial y caballero') de Ainhoa Arteta y Matías Urrea]

La cantante, que actualmente interpreta a Isabel de Valois en la ópera ‘Don Carlo’, en el Teatro Real, tiene un perfil que reúne unas características personales determinadas. Mujer profesional con una trayectoria musical impecable reconocida en todo el mundo, casada con un militar que le ha introducido en ese mundo y reivindicadora de sus orígenes. “Soy vasca y española y española y vasca”, contesta siempre que la preguntan cómo siente sus raíces.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios