Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Kate Middleton, víctima colateral de Sarah Ferguson por sus coqueteos con la cirugía estética

Fuentes reales han confirmado a algunos medios británicos que en Palacio se han sentido muy molestos con lo ocurrido

Foto: Kate Middleton en una imagen de archivo (Yui Mok - Pool/Getty Images)
Kate Middleton en una imagen de archivo (Yui Mok - Pool/Getty Images)

En el Palacio de Buckingham y en Kate Middleton en concreto, se ha desatado la furia tras el uso que una clínica de cirugía estética ha hecho de la imagen de la duquesa de Cambridge para publicitar sus servicios.

Se trata de la célebre clínica de la Dr. Gabriel situada en el centro de Londres y que cuyo nombre ganó gran notoriedad tras unas declaraciones que Sarah Ferguson realizó asegurando que en ella se había sometido a varios retoques que habían logrado que el aspecto de su piel mejorase considerablemente.

[LEA MÁS: Pippa Middleton cuenta cómo cuida a su hijo: terapias alternativas y 'baby gym']

Ferguson admitió haberse sometido a una cirugía estética que incluye Botox, dos tipos de estiramiento facial y terapia con células madre, en la Clínica del Dr. Gabriel de Harley Street.

La ex esposa del príncipe Andrés comparó su tratamiento facial con un "maravilloso abrazo de terciopelo".

Parece que dicha clínica ha pecado de exceso de confianza con la Familia Real británica y que tras coger la mano ofrecida por Ferguson, ha decidido agarrar hasta el hombro. El centro de estética utilizó dos fotografías de Kate Middleton para publicitarse. La primera de ellas correspondía al año 2012. A su lado colocaron otra fotografía de la duquesa dos años más mayor.

Kate Middleton en una imagen de archivo. (Getty)
Kate Middleton en una imagen de archivo. (Getty)

En la primera imagen, Kate, que sonríe abiertamente, muestra los típicos y naturales pequeños pliegues en ojos y mejillas. En la segunda fotografía, la duquesa, sonríe de forma más moderada, por lo que su piel aparece más estirada. Desde el centro de estética aseguraban que Kate lucía radiante a la par que natural y daban a entender, de manera evidente, que su imagen mejorada era producto de un tratamiento de belleza.

Kate Middleton. (Getty)
Kate Middleton. (Getty)

Fuentes reales han confirmado a algunos medios británicos que en Palacio se han sentido muy molestos con la engañosa campaña publicitaria y con el hecho de que la imagen de Kate haya sido utilizada de esta forma fraudulenta. Desde el centro de estética no tardaron en retirar las fotografías de la esposa del príncipe Guillermo.

A raíz de este incidente, la figura de Sarah Ferguson ha vuelto a ser señalada por muchos en Reino Unido. La acusan de utilizar su nombre y su vinculación a la Familia Real para beneficiarse económicamente. No se sabe si al hablar de los beneficios de los tratamientos a los que se ha sometido en esta clínica, Sarah Ferguson ha recibido algún tipo de compensación económica.

Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)
Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)

"Aún quedan dudas sobre si ella está usando sus conexiones reales para obtener ganancias, ya sea financieramente o de hecho a través de un tratamiento gratuito en ese establecimiento", ha confesado el comentarista real y ex secretario de comunicaciones de la reina, Dickie Arbiter, a 'Daily Mail'.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios