Logo El Confidencial
CASA REAL ESPAÑOLA

La verdad sobre la brecha de don Juan Carlos y su próxima aparición marinera

El monarca aparecía hace unos días menos hinchado que hace unos meses, más delgado y con una herida en la frente de gran tamaño. Ahora sabemos el porqué

Foto: El rey Juan Carlos. (EFE)
El rey Juan Carlos. (EFE)
Adelantado en

Desde que don Juan Carlos se convirtió en monarca jubilado por elección propia, su agenda oficial desapareció. Nada se sabe de su vida cotidiana y, como cantaba José Luis Perales, tampoco a qué dedica el tiempo libre. Las únicas informaciones son las referidas a sus salidas sociales, algunas de ellas documentadas como el almuerzo que compartió con la reina Sofía, los reyes de Bulgaria, Carolina Herrera y Blanca y Victoria Figueroa en un restaurante del barrio de Chueca.

Una reunión sorpresa para los medios ya que desde el verano en Sanxenxo, el matrimonio real volvía a su rutina cotidiana, que consiste en vivir cada uno por su lado. La siguiente aparición, también sin agenda institucional, fue el lunes en Londres para apoyar a Rafa Nadal en la llamada Copa de Maestros. La sorpresa de esa cita fue la imagen que presentaba don Juan Carlos, que estuvo acompañado en uno de los palcos por el padre del tenista.

El rey Juan Carlos, en las gradas. (EFE)
El rey Juan Carlos, en las gradas. (EFE)

El monarca aparecía menos hinchado que hace unos meses, más delgado y con una herida en la frente de gran tamaño. En la foto no se aprecia si, en su momento, tuvieron que ponerle puntos de microcirugía, pero sí se observa que se ha tratado con una solución yodada. Y otro dato, que la herida no era reciente porque no había inflamación.

Ni ramas ni árboles

A partir de esa fotografía, las especulaciones sobre el cómo, el dónde y el cuándo se dispararon. Las versiones han sido variadas: desde un golpe con una rama mientras compartía ocio con sus amistades de montería (aunque él ya no cace) hasta un percance en un barco. Según han confirmado a Vanitatis, la historia es más prosaica de lo que pueda imaginarse: un tropezón muy parecido al que sufrió en agosto de 2012 cuando visitaba la sede del Estado Mayor de la Defensa. Ese día no cayó al suelo gracias a que le sujetaron los militares que le acompañaban.

Esta vez no había nadie cerca de la mesa con la que tropezó. Desde el entorno del palacio de la Zarzuela confirman que ha sido un “golpe doméstico sin trascendencia, nada de ramas ni árboles”. Aseguran que ese traspié no ha tenido más importancia porque, días después, viajó a Londres para presenciar el encuentro entre Nadal y Alexander Zverev. Si hubiera sido algo grave, se habría quedado en España.

La siguiente aparición del monarca será este fin de semana en Sanxenxo, donde se celebra la regata en la que participa el Bribón. Don Juan Carlos no está aún recuperado del todo para navegar, pero sí para compartir con su tripulación el ambiente deportivo. El sábado se entregan los premios de la Copa de España 2019 en la categoría de clásicos y a continuación habrá una cena en el hotel Carlos I.

El rey Juan Carlos, en Sanxenxo. (EFE)
El rey Juan Carlos, en Sanxenxo. (EFE)

La infanta Pilar contaba, en la presentación del Rastrillo de Nuevo Futuro, que don Juan Carlos regresaba a España este miércoles después de haber estado unos días fuera. “No he hablado aún con él”, comentaba la hermana del emérito, asegurando además que “le pido ropa y corbatas para la subasta, que siempre ha funcionado muy bien con sus cosas”. A doña Sofía se la espera por el rastrillo el próximo martes.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios