Logo El Confidencial
NOCHE DE CACERÍA

Mary y Federico repiten un año más su acto más polémico (y ajenos a las críticas)

A pesar de que es un compromiso muy cuestionado en todo el país, la reina Margarita acudía este miércoles con los príncipes herederos a una tradicional jornada de cacería

Foto: Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)
Federico y Mary de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)

Es uno de los actos más importantes del año para la familia real de Dinamarca, pero también uno de los más criticados, y no solo en el propio país. Este miércoles, tenía lugar la Cacería del Rey, una tradición anual que reúne a aristócratas tanto daneses como de otros países, organizada habitualmente por la reina Margarita, y de la que, ya por la noche, se muestra el resultado a la monarca y los príncipes herederos. Así, cada año tienen lugar unas impactantes imágenes, en las que podemos ver a los royals daneses paseando entre decenas de animales muertos.

Y este año no ha sido una excepción. A las puertas del castillo de Fredensborg y al calor de las fogatas, la reina Margarita, la princesa Mary y el príncipe Federico recibieron a los cazadores y sus piezas después de la jornada, dando lugar, un año más, a unas imágenes muy cuestionables para los ciudadanos de Dinamarca, un país tradicionalmente ecológico y absolutamente respetuoso con el medio ambiente. Por eso, es habitual que sea un compromiso muy criticado por diferentes asociaciones, aunque oficialmente se lleva a cabo para evitar la sobrepoblación de ciervos.

El príncipe Federico, paseando entre las piezas cazadas. (Cordon Press)
El príncipe Federico, paseando entre las piezas cazadas. (Cordon Press)

Pero, claro, las críticas llegan desde muchas partes del mundo, especialmente desde Australia, la tierra natal de la princesa Mary. Ya en una ocasión, la asociación animalista PETA se expresó en contra de esta tradición, ya que incluso alguna vez han acompañado a los herederos sus hijos: "Es una falta de sensibilidad que los príncipes enseñen a sus hijos que matar animales es aceptable y es una pésima decisión paternal. Hay muy poca gente hoy que no considere la caza como un deporte violento y sangriento, como un placer barato en tomar una vida y una exhibición de poder sin sentido sobre quienes no lo tienen".

Desde luego, por el momento no parece que ni la reina Margarita ni el príncipe Federico estén contemplando eliminar esta cita de su calendario anual. Es algo muy arraigado en la familia y que llevan a cabo con total naturalidad, la misma con la que presumen de tener en los sótanos del palacio de Rosenborg la cornamenta del ciervo que supuestamente en 1698 causó la muerte del rey Christian V. Una curiosidad más que da muestra de la peculiar relación de la familia real con los animales.

La familia real danesa en la Cacería del Rey. (Cordon Press)
La familia real danesa en la Cacería del Rey. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios