Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

La corona de Isabel II, pieza por pieza: se calcula su verdadero valor por primera vez

La pieza más barata es el gorro de terciopelo, tasado por 3 $. Le sigue la pieza de armiño, valorada en 34 $. Las piezas más caras: 7 zafiros con valor de 2.142.000 $

Foto: Corona de San Eduardo. (Cordon Press)
Corona de San Eduardo. (Cordon Press)
Autor
Tiempo de lectura3'

La corona imperial o corona de San Eduardo es uno de los símbolos de la monarquía británica más reconocibles en todo el mundo. Es la joya de todas las joyas, la más importante de la familia real. Sus dos kilos de peso y más de 30 centímetros de altura han forzado a la reina a tener que prescindir de su uso. A sus 93 años, Isabel II ya no se encuentra con fuerzas suficientes como para no percibir el cansancio físico que la corona le provoca.

[LEA MÁS. Nuevo culebrón de la familia real británica: un hotelero francés asegura pertenecer a ella]

La corona de San Eduardo es un tesoro histórico de valor, hasta ahora, incalculable. Y decimos hasta ahora, porque si bien es cierto que su valor histórico resultaría infinito, sí que existe un valor real basado en los materiales que componen la joya. Y esto es exactamente lo que ha hecho el portal de finanzas SavingSpot.

Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)
Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)

En un arduo trabajo de investigación, han deconstruido la corona pieza por pieza y han calculado, por primera vez, el valor exacto de todas y cada una de ellas, desde su gorro de terciopelo y su banda de armiño hasta el marco de oro macizo y las piedras preciosas, que incluyen rubíes, amatistas, zafiros, granates, topacios y turmalinas.

“Utilizamos la guía de tamaño de gemas de la Sociedad Internacional de Gemas y las imágenes, para medir el número de quilates en las gemas y poder determinar su peso aproximado. Este paso fue seguido por la estimación del peso del terciopelo y del armiño en función del tamaño de la corona. Luego restamos todo esto del peso total de la corona para lograr conocer el peso (y el valor) del oro en la corona. Consultamos el catálogo del proveedor oficial de telas de la reina para obtener un valor para el terciopelo e investigamos el precio promedio del armiño”, explican los responsables de este estudio.

Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)
Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)

“A continuación, estimamos el valor de cada gema. Antes de emprender este proceso, consultamos a un tasador de gemas registrado que explicó las limitaciones y los problemas a los que nos enfrentábamos. Un tasador de gemas calificado necesitaría quitar cada gema de la corona e inspeccionarlas con instrumentos especialmente diseñados para determinar la edad, ubicación, tamaño y valor de cada una. Tuvimos que desarrollar una metodología basada en estas limitaciones. Para esto, utilizamos la guía de precios de la Sociedad Internacional de Gemas e imágenes de la corona, incluidos diagramas de la colocación de cada gema (...)”, añaden.

Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)
Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)

La pieza más barata de la corona es el gorro de terciopelo, que ha sido tasado por 3 dólares. Le sigue la pieza de armiño, valorada en 34 dólares.

Las piezas más caras: 7 zafiros valorados en 2.142.000 dólares.

Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)
Corona de San Eduardo. (Foto: SavingSpot)

Siempre que se han aventurado a lanzar una cifra estimativa sobre el valor de la corona, esta ha resultado ser un número en torno a los 3,5 millones de dólares. Tras esta investigación, ahora ya podemos decir cuál es el valor exacto de esta impresionante joya. La corona de la reina Isabel II cuesta exactamente 4.519.709 dólares.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios