Logo El Confidencial
PREMIOS Y COMPRAS

Rania de Jordania en Nueva York: del glitter al chándal en 24 horas (e igual de alabada)

Aprovechando que entregaban un premio en Nueva York al rey Abdalá, ha pasado tiempo con su hija Imán, en una mañana de compras para la que escogió un look de lo más sorprendente

Foto: La reina Rania, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Rania, en una imagen de archivo. (EFE)

Si algo define a Rania de Jordania es su estilo. No hay duda de que es una de las reinas de la elegancia y cada aparición suya es una demostración de cómo llevar las tendencias adaptadas a su título, su rango y su cultura, ya que mezcla como nadie la moda occidental con la tradición jordana. Pero no todo es alta costura. También sabe tirar de ropa cómoda para situaciones privadas, como una salida de compras con su hija Imán. Algo de lo que precisamente ha disfrutado este fin de semana en Nueva York, aprovechando que tenía varios compromisos junto su marido en la ciudad.

Y es que Rania pasó de lucir glitter al chándal en tiempo récord. El rey Abdalá recibía un premio como custodio de los lugares sagrados islámicos y cristianos de su país, además de promover la paz interreligiosa en la región. Un momento que tanto Rania como su hijo, el príncipe heredero Hussein, vivieron con orgullo. Para la cita, la jordana escogió un traje de chaqueta de cuadros con pantalón ancho y cinturón, con el añadido de que la tela era de glitter, por lo que era imposible que pasara despercibida, a pesar de que el protagonista de la tarde era su marido.

Y del glamuroso glitter al chándal. Y en apenas 24 horas. Rania se despojó de la alta costura para enfundarse un atuendo deportivo, lo mejor y más práctico para recorrerse la Quinta Avenida de tienda en tienda junto a su hija Imán, tal y como ella misma compartió en sus redes sociales durante un descanso que se tomaron. La joven estudia en Estados Unidos desde hace un tiempo, por lo que la reina aprovecha la mínima ocasión para pasar tiempo con ella, aunque no es tanto como quisiera, debido a los numerosos compromisos que tiene en su país, prácticamente a diario.

Por supuesto, la fotografía no ha tardado nada en obtener miles de likes y cientos de comentarios, alabando la sencillez de la reina hachemita. Y es que un jersey gris, un pantalón negro con un sutil estampado de estrellas y unas zapatillas depotivas de suela dentada se convirtieron en las prendas perfectas para volver a pisar fuerte en Nueva York.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios