El complicado momento de Haakon de Noruega: solo y con problemas familiares
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL NORUEGA

El complicado momento de Haakon de Noruega: solo y con problemas familiares

El heredero está solo ante el peligro. No cuenta con el apoyo institucional de sus padres, ambos tocados por el suicidio de Ari Behn, ni de su esposa

Foto: El complicado momento de Haakon de Noruega: solo y con problemas familiares
El complicado momento de Haakon de Noruega: solo y con problemas familiares

No solo la familia real británica está viviendo un difícil comienzo de año, también la noruega está en sus horas más bajas. El suicidio de Ari Behn, exmarido de la princesa Marta Luisa y padre de sus tres hijas, dejó muy tocado al clan. La tragedia ha hecho mella en la salud de los reyes. La reina Sonia ya comunicó que tardaría en volver a la agenda pública, mientras que Harald V era ingresado este miércoles por unos mareos, siendo este el segundo ingreso en menos de tres semanas.

Aunque el monarca no tiene nada grave, como ya aclarado la Casa Real, no va a poder volver al trabajo inmediatamente, ya que le esperan al menos dos semanas de baja, según afirman las informaciones oficiales. Por eso, su hijo, el príncipe Haakon, ya ha asumido la regencia y el desarrollo de las citas institucionales. Será él quien lleve todo el peso de la institución en los próximos días.

La familia real noruega. (EFE)
La familia real noruega. (EFE)

El heredero no cuenta tampoco con el apoyo de su mujer, Mette-Marit, quien padece fibrosis pulmonar y ya comunicó en 2018 que no podría llevar el mismo ritmo de agenda que en el pasado. Así pues, Haakon está solo ante el peligro. Sus padres están enfermos los dos, así como su esposa. Por su parte, su hermana, Marta Luisa, nunca se ha encargado de labores institucionales, y después del suicidio de Ari Behn es aún menos probable que lo haga, mientras que sus hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, son todavía demasiado pequeños.

Una situación laboral y familiar complicada para Haakon, que tiene pinta que se alargará en el tiempo. Y es que cuando su padre falte, el heredero se encontrará en una situación muy parecida. Lo de Mette-Marit es crónico, así que no hay muchas posibilidades de que vuelva a tener un trabajo diario. La esperanza está en Ingrid Alexandra, la joven de casi 16 años que está llamada a ser reina de Noruega.

Aunque ya se está acercando a la mayoría de edad, hay que recordar que lo principal para sus padres es que Ingrid Alexandra se forme, así que no podría introducirse en las labores institucionales inmediatamente. Tendría que ser ya una vez que acabase su educación universitaria. Así que se prevé un futuro algo revuelto para Haakon, quien tendrá que ser el pilar de la Corona.

Haakon junto a Ingrid Alexandra. (Reuters)
Haakon junto a Ingrid Alexandra. (Reuters)

Haakon de Noruega
El redactor recomienda