Logo El Confidencial
PARÓN PROFESIONAL

Pablo Urdangarin: el confinamiento cambia por completo sus planes en Nantes

El HBC Nantes ha anunciado el fin de la competición del equipo filial, que es en el que milita el hijo de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina

Foto:  Pablo Urdangarin. (Cordon Press)
Pablo Urdangarin. (Cordon Press)

La pandemia ha cambiado todos los planes de uno de los equipos más importantes de la liga de balonmano de Francia, el HBC Nantes, en cuyo filial milita el hijo de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin desde el pasado mes de septiembre, tras su paso por el TSV Hannover.

El mencionado club es muy consciente de que su futuro más inmediato pasa por la evolución de la pandemia y por este motivo van paso a paso. Una situación a la que se han tenido que adaptar no solo Pablo Urdangarin, sino también el resto de sus compañeros en su categoría y en la superior, en la que hay un nutrido número de compatriotas, desde el entrenador, Alberto Enterríos, a los jugadores Valero Rivera, Antonio García Robledo, David Balaguer y Eduardo Gurbindo, algunos de los cuales desde sus redes sociales están contando cómo viven su confinamiento a la espera de poder regresar a su actividad habitual.

Pablo Urdangarin, en una imagen de archivo.
Pablo Urdangarin, en una imagen de archivo.

Pablo Urdangarin mantiene su figura pública en un perfil bajísimo y hace todo lo posible por pasar inadvertido. Tanto es así que por el momento no se ha podido confirmar si se marchó a Ginebra con su madre cuando su club anunció la suspensión de sus actividades, aunque es la hipótesis más plausible a tenor de los acontecimientos.

Todo empezó el pasado 10 de marzo, cuando en el HBC Nantes suspendieron la venta de entradas ajustándose a las medidas del Gobierno francés, que prohibía las reuniones de más de 1.000 personas. Posteriormente llegaría la suspensión de todas las competiciones durante quince días, a partir del 16 de marzo, y el 30 de marzo se hacía público un nuevo comunicado del club que ampliaba ese periodo por otros quince más. Como mínimo.

Iñaki Urdangarin, junto a sus hijos Juan Valentín y Pablo Nicolás, con Alberto Entrerríos en una imagen de 2013. (EFE)
Iñaki Urdangarin, junto a sus hijos Juan Valentín y Pablo Nicolás, con Alberto Entrerríos en una imagen de 2013. (EFE)

Aunque no entrena directamente con Alberto Entrerríos, el que fuera uno de los grandes del balonmano tiene una buena relación con Iñaki Urdangarin (fueron compañeros en la selección nacional) y está muy al tanto de la evolución de Pablo, según declaraba hace unos meses: "Es un jugador que tiene mucho potencial y que ha llegado para desarrollar su carrera en el equipo de formación, que estará bajo la supervisión de los entrenadores del club, pero que tendrá que ganarse la oportunidad de subir al primer equipo".

De momento, el equipo filial ha dado por terminada la temporada, acabando en cuarta posición en su categoría, según ha anunciado en su página web, mientras que el primer equipo podría volver a la competición una vez se levanten las medidas de restricción, algo que de momento es incierto.

Este confinamiento supone un freno de la gran evolución en el terreno de juego de Pablo Urdangarin, quien se desenvuelve en la misma posición que su padre, extremo izquierdo, por lo que tendrá que prepararse en los próximos meses para la próxima temporada hacer logros que le acaben llevando al primer equipo.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios