Logo El Confidencial
LAS JOYAS DE PASAR

Desvelado el misterio: esta es la pieza más valiosa del joyero de la reina Letizia

Hablamos con José Luis Sampedro, experto en las piezas más preciadas de la familia real, para intentar resolver algunas incógnitas que rodean a estas joyas históricas

Foto: La reina Letizia, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Al hilo del misterio de la 'desaparición' de la tiara Princesa de Ansorena que la reina Letizia lució por primera y única vez hace ahora cinco años, hemos querido hablar con José Luis Sampedro, experto en la historia del joyero de la familia Borbón y coautor del libro 'Las joyas de las reinas de España', sobre alguno de los misterios que aún entrañan algunas de las piezas más valiosas de la colección y que la actual Reina luce en contadísimas ocasiones. Y precisamente, uno de ellos es la reserva que hay con respecto a la mencionada tiara, sobre la que hubo rumores en su momento que apuntaban a que podría estar guardada para que la luciera la princesa Leonor la primera vez que tuviera que llevar este tipo de joya.

Pregunta: ¿Cree que es una pieza destinada a la Princesa de Asturias, como así se especula, y de ahí que doña Letizia la tenga más reservada?

Respuesta: Efectivamente, en tres o cuatro años, Leonor ya podría ponerse tiara y la mejor opción es que lleve una ya vista, así no se da pie a rumores ni comentarios sobre el dinero que pueden gastarse en una nueva. Una buena opción sería esta de Ansorena, es ligera y adecuada a una chica joven. Otras muy apropiadas para su estreno serían la de rubíes de Niarchos y la Mellerio de la reina Sofía. Sea cual sea, lo ideal sería que se la prestaran, no tanto que se la cedieran al cumplir los 18. La vida da muchas vueltas y si la Princesa decide en un futuro renunciar al trono, no tendría sentido que tuviera una diadema propia. Creo que se le podría regalar más por motivo de su boda y con su vida mucho más encauzada, no tanto por su mayoría de edad.

P: ¿Cuál es la pieza más valiosa de las joyas de pasar?

R: Desconozco la valoración actual de cada una de las piezas, pero sí hay un dato muy importante que indica que puede ser el collar de perlas que la reina Mercedes se compró en Rusia. Cuando se valoró el lote de joyas, en 1906, se vio que solo ese collar valía más que el resto de piezas juntas, incluyendo diamantes y otras piedras preciosas. Las perlas tienen una particularidad, y es que a medida que aumentan el tamaño, su precio se dispara, no es proporcional. Y en aquel entonces, el lote se valoró en más de un millón de pesetas. Si se hicieron los cálculos bien, era el sueldo de un año de 800 funcionarios de la Administración.

La reina Letizia, con el collar de perlas en 2018. (Limited Pictures)
La reina Letizia, con el collar de perlas en 2018. (Limited Pictures)


P: ¿Y dónde se guardan estas piezas tan valiosas?

R: Lógicamente, por cuestiones de seguridad, es un absoluto secreto. Pero tengo entendido que están todas en Zarzuela. Desde luego, en ningún banco van a estar más seguras. Sabemos de butrones en cámaras acorazadas de bancos, mientras no se sabe de ningún robo en la Zarzuela. Es probablemente el sitio más seguro de España. Además, solo por la comodidad y la facilidad de acceso, lo normal sería que estuvieran allí, sería un disparate tener que ir al banco a por ellas, con su correspondiente dispositivo de seguridad, cada vez que se quieran poner alguna joya. Hay mucho secreto alrededor, nadie lo ha confirmado oficialmente, pero se dice que los toisones de oro se tienen en una cámara especial del palacio, por lo que sería lo lógico que también estuvieran ahí las joyas. Además, también tienen un mantenimiento y hay que tenerlas cerca.

P: ¿Cuál es ese mantenimiento?

R: Por lo pronto, hay que revisarlas periódicamente para ver que las monturas y demás piezas están en buenas condiciones. Los diamantes, por ejemplo, son duros y resisten todo, no hace falta que se haga nada con ellos. Pero las perlas son mucho más delicadas, pueden verse dañadas por la humedad o las condiciones del ambiente. Las turquesas también envejecen y pueden llegar a desmoronarse. Incluso hay pieles humanas que pueden afectar a ciertas piezas, por el sudor o la grasa de los dedos. Sobre todo en piezas articuladas o desmontables, hay que tener mucho cuidado con ellas.

P: ¿Está haciendo Letizia buen uso de las joyas de pasar?

R: Yo diría que sí, se las pone para ocasiones que revisten solemnidad suficiente. Ahora es muy difícil de entender esto, pero llevar joyas ostentosas era parte de la función representativa de la familia real española. Era una forma de dar importancia al país que se representa. Ahora es mucho más complicado de entender. Si se sabe que España tiene un déficit internacional muy grande, por muy grande que sea la joya que se pone la Reina, no cambia la visión que se tenga fuera de nuestro país. Letizia las regulariza bastante bien: si lleva una gran diadema, no lleva collares espectaculares. Eso sí, hay una cosa que no me gusta nada y es cómo lleva las bandas. Incluso, al principio se ponía imperdibles normales y corrientes, con los broches que hay en el joyero. Y cuando lleva vestidos palabras de honor, que salga la banda del propio vestido, no sé cuál es el truco para hacerlo y me gustaría saberlo.

Letizia, con el imperdible en la banda en una cena de gala en 2009. (Getty)
Letizia, con el imperdible en la banda en una cena de gala en 2009. (Getty)

P: ¿Qué va a pasar con las tiara rusa y la tiara Cartier, que actualmente pertenecen a la reina Sofía y no se consideran joyas de pasar?

R: Efectivamente, a menos que en un arrebato decida ampliar el lote, son joyas que pertenecen a la reina Sofía. La tiara Cartier se la compró don Juan Carlos a su tía, la infanta Cristina y condesa de Marone. La tiara rusa no se sabe con exactitud si se la compró a la infanta Pilar o llegó a un acuerdo con sus hermanas para que le tocara en la herencia de su madre. Y tampoco la de Mellerio pertenece a las joyas de pasar, ya que pertenecía a la condesa de Barcelona y se la regaló a doña Sofía para su boda. Es imposible saber qué intenciones tiene la Reina emérita con estas piezas.

P: ¿Hay alguna joya por la que la reina Sofía tenga especial predilección?

R: Sí, pero no pertenece a las joyas de pasar. No hay duda de que es el pendentif de rubí que heredó de su madre, al que ella le ha dado un toque muy español, llevándolo en ocasiones muy especiales. Federica se lo ponía muchísimo, incluso hay una foto de ella con Jacqueline Kennedy en la que lo lleva.

P: ¿Y doña Letizia?

De la reina Letizia pueden ser las gemelas de Cartier, que se las pone a menudo. Y lo cierto es que al ser tan robustas, no le favorecen demasiado, ya que tiene los brazos muy delgados. Si las llevara, por ejemplo, con un guante negro largo, podría quedar muy bonito y sofisticado. Pero es cierto que, a diferencia de otras casas reales, la española es poco dada a los guantes. Pero evidentemente, si a ella le gusta el efecto, no hay más que hablar. Deben pesar una barbaridad, por eso en algunos actos aparece con una en cada brazo y luego las pone juntas. Eso tiene toda la pinta de que responde a lo pesadas que son y que la mano con la que saluda se acaba resintiendo. Proceden de una corona de Victoria Eugenia, de la que su propia hija, Cristina, dijo que era muy difícil de poner, ya que era una pieza muy pequeña. Ena se la ponía solo para las sesiones de apertura de Cortes y cuando se fue al exilio, que ya estaban pasadas de moda, vio la ocasión de desmontarla y convertirla en las pulseras que hoy conocemos.

La reina Letizia, el pasado septiembre con las gemelas de Cartier. (Limited Pictures)
La reina Letizia, el pasado septiembre con las gemelas de Cartier. (Limited Pictures)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios