Luto, soledad y WhatsApp: así es el confinamiento de don Juan Carlos
  1. Casas Reales
CUARENTENA REAL

Luto, soledad y WhatsApp: así es el confinamiento de don Juan Carlos

El Rey emérito forma parte del grupo de riesgo por partida doble: por edad y por los muchos achaques que ha padecido estos últimos años

Foto: Don Juan Carlos. (Reuters)
Don Juan Carlos. (Reuters)

Desde que dejó el primer puesto en el organigrama institucional, la agenda laboral de don Juan Carlos se redujo a menos de la mitad. Después, cuando anunció su jubilación, el trabajo oficial desapareció y ya no hubo manera de recabar información de cómo era esta nueva vida del anterior jefe del Estado. Aún había que dar ciertas explicaciones porque su mantenimiento formaba parte de los presupuestos generales que se destinan a la Casa Real, pero una vez que se envió un comunicado donde se especificaban dos decisiones importantes del rey Felipe respecto a su padre, ya no hubo que dar más datos.

Estos dos puntos han marcado la relación paternofilial y la decisión del propio don Juan Carlos de 'desaparecer'. Uno fue la renuncia por parte del Rey Felipe a la herencia proveniente de comisiones presuntamente oscuras, y el otro la retirada de la asignación económica, una cantidad que forma parte de los presupuestos generales y que se adjudica a la Casa del Rey. Todo esto se hizo público el 15 de marzo de este año, dos días después del decreto del Gobierno que obligaba a todos los ciudadanos a mantener la cuarentena.

Felipe VI con su padre, el rey Juan Carlos I. (Getty)
Felipe VI con su padre, el rey Juan Carlos I. (Getty)

El rey Juan Carlos forma parte del grupo de riesgo por partida doble: por edad y por los muchos achaques que ha padecido estos últimos años. Aunque se quiso minimizar la operación coronaria del pasado agosto, en realidad fue una intervención compleja que le obligó a cambiar de hábitos de alimentación, como así lo comprobaron estos últimos meses las amistades que compartían jornadas de caza. De los menús contundentes y el buen vino, pasó a platos más ligeros. Lo que no perdona es el gin-tonic de la sobremesa. Ahora con el confinamiento no hay posibilidad de salidas a sus restaurantes preferidos y la dieta se mantiene en palacio.

Pérdidas por el Covid-19

Desde el mes de enero y hasta la cuarentena, estuvo cazando en la finca La Flamenca y en el campo de Alberto Alcocer, primo de Alfonso Cortina, que falleció hace quince días de coronavirus. Para el monarca, esta cuarentena se ha agravado con las muertes de dos amigos importantes como eran el marqués de Griñón y el propio Cortina, expresidente de Repsol. Con Carlos Falcó la relación venía desde que el joven príncipe, a los 11 años, llegó a Madrid y los marqueses de Montellano, padres de Falcó, le cedieron su palacio del paseo de la Castellana como vivienda. Su pérdida fue un gran golpe, igual que lo fue la muerte de Plácido Arango.

Alfonso Cortina. (EFE)
Alfonso Cortina. (EFE)

Estas dos noticias las recibió el monarca a través de otros íntimos, que lo único que pueden hacer es mantener la relación telefónicamente, ya sea por FaceTime, por videoconferencia o por WhatsApp, que maneja con soltura. Entre estas amistades, que hacen la cuarentena más llevadera, se encuentra Pedro Campos (su compañero de regatas y armador del Bribón), Manuel Piñera, Simeón de Bulgaria, los empresarios Vicente Boluda, Miguel Arias, Carvajal, el marqués de Cubas, Marta Gayá y Pepe Fanjul desde la República Dominicana. Una de las alternativas que se manejaban antes de la pandemia del coronavirus era la posibilidad de que don Juan Carlos abandonara España y pasara más tiempo con esta familia de origen cubano que forma parte de la lista Forbes.

La vida confinado

En el recinto del palacio de la Zarzuela no puede entrar nadie ajeno a la vida diaria y en ese listado no están las visitas presenciales que podían hacer más agradable la vida de don Juan Carlos. Una tragedia tras otra que ha hecho más difícil su situación actual. La buena noticia la recibió hace unas semanas cuando a Javier Solana le dieron el alta tras dar negativo en la prueba del coronavirus. El exministro había estado un mes hospitalizado.

Según han confirmado a Vanitatis, Felipe VI sí ha acudido a ver a su padre pero guardando las medidas sanitarias necesarias. Doña Sofía, por su parte, mantiene su rutina familiar conectada con sus hijas y nietos, sobre todo con la infanta Elena, que es la que se encuentra sola una vez que sus hijos decidieron pasar el confinamiento con sus amigos.

El rey don Juan Carlos vive una cuarentena en solitario aunque sus amistades le hacen los días más amenos.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda