Logo El Confidencial
A TODA MECHA

Jacques y Gabriella, improvisados ayudantes de Charlène en su última cita solidaria

Alberto de Mónaco y sus hijos participaron en las 24 horas de Le Mans, celebradas en esta ocasión de forma virtual a causa del coronavirus

Foto: Jacques y Gabriella de Mónaco. (Fundación Princesa Charlène)
Jacques y Gabriella de Mónaco. (Fundación Princesa Charlène)

Jacques y Gabriella de Mónaco han vuelto a acompañar a sus padres a una cita laboral, lo cual no es muy habitual. Pero esta vez, la ocasión lo merecía. Los hijos de Alberto y Charlène de Mónaco se convertían en los grandes protagonistas este domingo de las 24 horas de Le Mans. Esta cita automovilística se celebra normalmente a mediados de junio, pero este año ha tenido que retrasarse hasta septiembre a causa de la pandemia. Pero la princesa de Mónaco vio una oportunidad para recaudar fondos a través de su fundación, así que, coincidiendo con la fecha original, organizó un campeonato virtual con varios pilotos profesionales.

La idea era recibir donaciones destinadas a investigar la vacuna, por lo que ella misma se puso al teléfono para emitir llamadas recaudatorias. Y contó con los mejores ayudantes, sus dos hijos, que no se perdieron la cita, en la que también estuvieron Louis Ducruet, el hijo de Estefanía de Mónaco, y Gareth Wittstock, hermano de Charlène, quien ostenta el cargo de embajador de la fundación, un puesto a medida gracias al que justifica su constante presencia en las citas públicas de Charlène y Alberto, algo que se le ha criticado bastante.

Jacques y Gabriella, junto a Charlène. (Fundación Princesa Charlène)
Jacques y Gabriella, junto a Charlène. (Fundación Princesa Charlène)

Aunque Jacques ha crecido mucho en estos meses y ahora es el más alto de los dos hermanos, Gabriella sigue siendo la menos tímida de los dos. Y es que no tuvo ningún problema en ponerse a los mandos de uno de los simuladores y conducir un buen rato, aportando su granito de arena a la causa. Eso sí, ni ella ni su hermano se separaron mucho de su madre, a la que parecen estar muy apegados, como es lógico. Incluso llegaron a ponerle algo difícil en algún momento la tarea de emitir las llamadas para solicitar las donaciones.

Pero si la presencia de Jacques y Gabriella llamó la atención, no lo hizo menos la actitud de la propia Charlène con su marido, sorprendentemente de lo más cariñosa. Más conocida por su seriedad y porque no se molesta en disimular lo incómoda que está en ciertos compromisos públicos, la sudafricana está mostrando últimamente una cara totalmente desconocida, amable, relajada y de lo más afectuosa con el príncipe Alberto, de cuyo brazo estuvo agarradada prácticamente durante todo el tiempo que estuvieron frente a las cámaras.

Charlène y Alberto, este domingo en las 24 horas virtuales de Le Mans. (Fundación Princesa Charlène)
Charlène y Alberto, este domingo en las 24 horas virtuales de Le Mans. (Fundación Princesa Charlène)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios