Las manos del príncipe Carlos se hacen virales en España (y esta es la razón)
  1. Casas Reales
LA MANO DEL HEREDERO

Las manos del príncipe Carlos se hacen virales en España (y esta es la razón)

La fotografía en cuestión ha sido objeto de muchos comentarios, bromas y memes, pero también motivo de cierta preocupación por su salud

Foto: El príncipe Carlos, en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Carlos, en una imagen de archivo. (Reuters)

Ha vuelto a pasar. Las redes de vez en cuando rescatan detalles que teníamos completamente en el olvido, bien porque se vuelven habituales y ya dejan de tener importancia mediática, bien porque el boom de la noticia se pasa. Y el príncipe Carlos es el protagonista de un nuevo fenómeno viral gracias a un tema del que ya se ha hablado en varias ocasiones, pero que, como hemos podido comprobar, sigue dando juego, y mucho: el estado de sus manos, tan enrojecidas e hinchadas en algunas ocasiones que resulta hasta preocupante.

Aunque no es un fenómeno nuevo y Carlos ha presentado ese aspecto en incontables ocasiones durante años, un usuario de Twitter vio por casualidad una imagen de las mencionadas manos y no dudó en subirla a la red. El resultado es que, pocas horas después de publicarse, había conseguido miles de likes y que fuera compartida en más de 50.000 perfiles distintos. Y, por supuesto, un sinfín de comentarios para todos los gustos, desde bromas y memes hasta los que se muestran más preocupados porque detrás de esos dedos hinchados hay un evidente problema de salud.

No faltan los que comparan sus dedos con salchichas hervidas o chorizos, incluso con enormes zanahorias o fingers de pollo. Pero el que acapara casi todo el protagonismo es el anillo que Carlos luce en su meñique izquierdo, un sello de oro con los símbolos oficiales del príncipe de Gales que ha llevado durante más de 50 años, sin que nunca se separe de él, ni cuando parece que va a estallar por la presión: "Quiero resistir la crisis económica como resiste ese anillo" o "Ese anillo está más aferrado que la reina a la corona", son algunos de los comentarios más maliciosos.

Pero, como decíamos, también los hay que se inquietan por esta imagen, apuntando que podría deberse a una grave retención de líquidos. Y, según apuntan algunos, este inconveniente podría tener un motivo más preocupante detrás, como una afección cardiaca. Se da la circunstancia de que sus apéndices han estado aún más enrojecidos y afectados cuando ha ido de visita a ciertos países, después de varias horas de vuelo o en territorios cálidos y húmedos. Sea como sea, al príncipe Carlos no le falta un buen equipo médico que controle y vele por su salud, por lo que la teoría que apuntan muchos usuarios sobre la posibilidad de que la corona pase directamente a manos de su hijo Guillermo no parece, de momento, muy posible, por muy rojas e hinchadas que estén sus manos.

El príncipe Carlos, con la mano visiblemente hinchada en Australia. (Getty)
El príncipe Carlos, con la mano visiblemente hinchada en Australia. (Getty)
Príncipe Carlos de Inglaterra
El redactor recomienda