Seis años de la abdicación del rey Juan Carlos: del beso de Sofía a los gestos de Letizia
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Seis años de la abdicación del rey Juan Carlos: del beso de Sofía a los gestos de Letizia

Aunque pueda parecer que ha pasado poco tiempo, ha llovido mucho desde aquel día, y las cosas en la Casa Real española han cambiado sustancialmente, sobre todo para el emérito

Foto: Leonor y Sofía, besando a su abuelo. (Getty)
Leonor y Sofía, besando a su abuelo. (Getty)

Seis años han pasado ya desde que el Salón de Columnas del Palacio Real se engalanó para albergar la abdicación de don Juan Carlos. Una ceremonia llena de simbolismo en la que el ahora Rey emérito se despidió del trono español para dar el testigo a su hijo, Felipe VI, quien tan solo un día después era proclamado Rey en el Congreso de los Diputados.

Aunque pueda parecer que ha pasado poco tiempo, ha llovido mucho desde aquel día, y las cosas en la Casa Real española han cambiado sustancialmente. A día de hoy, don Juan Carlos es una figura más bien incómoda para Zarzuela y para su propio hijo, que en aquel momento no dudó en dedicarle unas palabras de amor y admiración a su progenitor.

Con motivo de esos seis años, en Vanitatis hemos seleccionado las seis fotos que mejor describen aquella ceremonia.

Renunciando a su inviolabilidad

Aquel día, aparte de abdicar el trono español, don Juan Carlos también renunció a la inviolabilidad con la que contaba por ser el jefe del Estado. Una condición que ha permitido que este mismo mes de mayo la Fiscalía del Tribunal Supremo emprendiera la investigación de las comisiones del AVE de La Meca en las que figura el nombre del Rey emérito. A pesar de que su figura ya no es inviolable, el padre de Felipe VI sigue siendo aforado. Esto significa que de ser juzgado sería puesto a disposición de un tribunal jurídicamente superior al ordinario, una ventaja de la que disfrutan diputados, miembros del Gobierno y la cúpula del poder judicial.

El Rey, firmando su abdicación. (Getty)
El Rey, firmando su abdicación. (Getty)

Un beso a toda una vida

A pesar de que en aquella época el nombre de Corinna Larsen seguía sonando con fuerza tras el accidente de Botsuana unos años antes y que los rumores sobre la mala relación entre ellos copaban los titulares, los Reyes eméritos protagonizaron varias muestras de cariño durante la ceremonia, como el beso lleno de orgullo que la reina Sofía le dio a su marido, quien estaba emocionado tras el decisivo paso que acababa de dar al dejarle el relevo a su hijo.

La reina Sofía, besando al rey Juan Carlos. (Getty)
La reina Sofía, besando al rey Juan Carlos. (Getty)

Complicidad paternofilial

Aunque parezca mentira, es muy posible que esta tierna imagen entre padre e hijo no vuelva a repetirse nunca más. Las últimas polémicas de don Juan Carlos, que lo han colocado en el ojo tanto de la justicia suiza como de la española, han provocado que la relación entre Juan Carlos I y Felipe VI se haya enfriado. El pasado mes de marzo, en un gesto sin precedentes, el Rey decidía renunciar a la herencia de su padre y quitarle la asignación económica. Nada queda ya de aquella complicidad que vimos en la abdicación.

Felipe VI y Juan Carlos I. (Getty)
Felipe VI y Juan Carlos I. (Getty)

Una madre muy atenta

Durante toda la ceremonia, doña Letizia estuvo en modo madre, muy atenta en todo momento a los movimientos de Leonor y Sofía, quienes entonces tenían ocho y siete años, respectivamente. La Reina las acompañó a sus asientos a la llegada y durante todo el evento las estuvo mirando y haciéndoles señas. Por ejemplo, la vimos juntando las palmas de sus manos indicándoles que mantuvieran las piernas juntas

La Reina con Leonor. (Getty)
La Reina con Leonor. (Getty)

Una infanta ausente

La abdicación nos dejó con una imagen para la historia: la de cinco infantas de España en el mismo marco -Pilar, Margarita, Elena, Leonor y Sofía-, aunque faltaba una. La infanta Cristina, en aquel momento investigada junto a Iñaki Urdangarin por el caso Nóos, no acudió a la ceremonia, ni tampoco a la proclamación de su hermano, para no ensuciar la imagen de la Corona. Por su parte, a Leonor le quedaban poquitas horas para cambiar el título de Infanta por el de Princesa de Asturias.

Las infantas Elena, Leonor, Sofía, Pilar y Margarita. (Getty)
Las infantas Elena, Leonor, Sofía, Pilar y Margarita. (Getty)

La elección de Letizia

La entonces Princesa de Asturias -le quedaban menos de 24 horas para convertirse en Reina de España- eligió para la ocasión un look que ya le habíamos visto con anterioridad, un gesto con el que intentó que la atención no se centrara en ella, sino en su marido, a quien vemos mirando con admiración en la imagen. Doña Letizia rescató un vestido en blanco y negro con bordados de mariposas de Felipe Varela, que combinó con salones nude y los pendientes de diamantes que sus suegros le regalaron con motivo de su boda.

Los Reyes, llegando a la ceremonia. (Getty)
Los Reyes, llegando a la ceremonia. (Getty)
Rey Don Juan Carlos Reina Letizia Rey Felipe VI
El redactor recomienda